La inquisición profesional contra las pseudoterapias: persiguiendo sombras

Por: Abel Novoa

Captura de pantalla 2017-04-26 a las 21.10.08

http://elpais.com/elpais/2017/03/17/ciencia/1489747246_311933.html

El Ministerio de Sanidad afirma que solo un profesional sanitario puede utilizar terapias alternativas.

Como explica El País:

“estas pseudoterapias y técnicas no convencionales tienen la “consideración de actividades sanitarias destinadas a la preservación, conservación y restauración de la salud de las personas”. Y esa es una actividad que nuestro ordenamiento jurídico “reserva a las profesiones sanitarias tituladas y reguladas”

Genial. Uno puede practicar el chamanismo pero solo si es médico.

Captura de pantalla 2017-04-26 a las 21.15.29

https://www.cgcom.es/observatorio-omc-contra-las-pseudociencias-intrusismo-y-sectas-sanitarias

Mientras tanto, la Organización Médica Colegial emprende una cruzada contra las pseudoterapias poniendo en marcha un observatorio que las define como aquella “propuesta de cura de enfermedades, alivio de síntomas o mejora de salud, basada en criterios sin el respaldo de la evidencia”

¿Respaldo de la evidencia? ¿Qué evidencia? ¿Empírica? ¿Experiencia personal? ¿Serie de casos? ¿Ensayo clínico? ¿Meta-análisis? ¿Lo que no sale estadísticamente significativo?

Buen momento para citar a Luis Carlos Silva y volver a recomendar su libro “La investigación biomedica y sus laberintos”:

Captura de pantalla 2017-04-27 a las 10.35.41

La palabra evidencia es tan elusiva como para echarse a temblar sobre quién y por qué se puede denunciar.

Captura de pantalla 2017-04-27 a las 9.38.14

http://www.doctorcasado.es/2011/01/que-es-el-mindfulness.html

¿Un paciente que observe a un médico “demasiado holístico” puede denunciarle? ¿Hemos de denunciar a los profesionales sanitarios que recomiendan el mindfulness? (¡Cuidado Salva!)

¿Un compañero que se ha molestado por tu posición tibia con los nuevos anticoagulantes en la sesión de la mañana cuando “los recomiendan todas las Guías” puede denunciarme? ¿Un representantes farmacéutico al que le consta que no prescribes sus fármacos cuando “hay tanta evidencia a su favor” también?

¿Vamos a denunciar a los médicos que siguen usando condroprotectores para tratar la artrosis?  ¿A los psiquiatras que utilizan los neurolépticos para el insomnio? ¿A los oncólogos que prueban un nuevo antineoplásico con pacientes con cáncer avanzado con evidencias que no van más allá de serie de casos? ¿Denunciamos todas las prescripciones off-label?

La ciencia avanza equivocándose no mediante estrategias inquisitoriales

Muchos colegios profesionales han hecho de la libertad clínica y de prescripción un estandarte. Y a mi me parece bien. Pero tienen que aclararse oiga. O hay libertad clínica y de prescrición o no la hay. No se puede querer perseguir la prescripción de homeopatía en la consulta y luchar para que se puedan seguir utilizando libremente condroprotectores, no mejores que la homeopatía.

Primera conclusión:

La Organización Médica Colegial ha abierto una peligrosa y contradictoria puerta contra la libertad clínica y de prescripción

Por otra parte, si los médicos son los únicos competentes para utilizar pseudoterapias (como defiende en Ministerio) y el Colegio perseguirá a los médicos sospechosos de utilizar pseudoterapias, de facto, se están ilegalizando las terapias alternativas. ¡Toma democracia!

Captura de pantalla 2017-04-27 a las 9.30.07

Además ¿quién será el juez? ¿El presidente de la Asociación para Proteger a los Enfermos de las Terapias Pseudocientíficas? Hombre, si me garantizan que Vicente Baos estará en todos los tribunales, todavía (y lo digo sin pizca de ironía). No. Hasta Vicente Baos se equivoca a veces.

Segunda conclusión:

La ilegalización de las pseudoterapias es tan absurda como imposible. 

1307048094_1

Que además sea un partido autodenominado liberal como Ciudadanos el que lo impulse en parte -mediante su proposición no de ley (PNL) para que se obligue a los médicos a poner en conocimiento de la fiscalía o el juzgado los casos sospechosos- seguro que hace remover en sus tumbas a Milton y Rose Friedman.

La fe en la racionalidad humana es la base del libre mercado queridos Ciudadanos. Para los neoliberales es innecesario ¡e inmoral! proteger a las personas contras su propias elecciones. Las personas racionales deben ser libres y responsables del cuidado de sí mismas.

Para los neoliberales debe ser el mercado el que decida realmente si determinadas pseudoterapias triunfan o no. Ni el estado ni los colegios profesionales pueden interferir en el derecho de los individuos a decidir qué es o no terapéutico, a menos que con sus elecciones perjudiquen a otros. Y en esto estoy de acuerdo con los Friedman.

mill

Que una decisión sea irracional no limita la libertad de acción de nadie. A ver si tenemos que volver a recordar a Stuart Mill

Tercera conclusión:

Intentar prohibir las pseudoterapias es una contradicción ideológica de la mayoría de sus promotores, una deriva paternalista del Estado y los colegios profesionales y un peligroso ataque contra la libertad de conciencia.

41VvykcvEIL._SX332_BO1,204,203,200_ Obviamente yo rechazo esta visión neoliberal del ser humano como agente completamente racional. Y menos en las cosas relacionadas con la salud. Luis Carlos Silva cita en su ya recomendado libro “La investigación médica y sus laberintos” una frase de Paulos recogida de su libro “El nombre anúmerico” que explica bien el éxito de las pseudoterapias, pero también el de la medicina:

Captura de pantalla 2017-04-24 a las 12.34.46Siempre hemos dicho que la salud es un mercado imperfecto y, por eso, justificamos la intervención del estado y la sanidad pública. Yo he defendido que no se deberían mezclar paradigmas.

Escribía, siguiendo a Kuhn:

“Es necesario separar claramente en todos los ámbitos medicina y terapias alternativas. Son dos paradigmas inconmensurables. Esta separación no es nítida desde el punto de vista epistémico pero entiendo que el avance del conocimiento necesita “creer” en un paradigma y profundizar en él, de acuerdo con determinados esquemas “convencionales”.

Captura de pantalla 2017-04-27 a las 10.48.09

https://www.cgcom.es/formulario_denuncia

La medicina alopatica tiene unas bases conceptuales y epistémicas en las que se ha justificado históricamente su consideración social, el apoyo público a su monopolio terapéutico o a la formación universitaria. Todos los médicos deberíamos ser más o menos “convencionales” aunque con un gran margen.

Por concretar: no me parece bien prescribir homeopatía desde una consulta del sistema público, por ejemplo. Pero me parece peor perseguirlo y que sea denunciable. Una cosa es fomentar, impulsar, debatir y otra prohibir, perseguir y juzgar; eso es ir mucho más allá.

Porque plantear que denunciar las pseudoterapias es parte de una batalla de la “ciencia verdadera y objetiva” contra la irracionalidad, es “errar el tiro”. No es esta la batalla principal de la ciencia; menos de los Colegios Profesionales.

La principal misión de médicos, científicos e instituciones profesionales, en mi opinión, es intentar mejorar la ciencia biomédica y la práctica clínica, que bastante tienen con lo suyo; no en convertirse en jueces de lo que es o no “científico”.

En otro sitio hemos reflexionado sobre estrategias profesionales para luchar contra las pseudoterapias sin convertirse en un inquisidor.

Captura de pantalla 2017-04-27 a las 11.23.30

http://www.elsevier.es/es-revista-atencion-primaria-27-articulo-duda-vacunal-democracia-S0212656717301373

También lo hemos escrito en relación con las vacunas

El-sueño-de-la-razón.-Goya

La medicina clínica no es una ciencia sino una práctica que utiliza conocimiento de diversas fuentes: científico, por supuesto, pero también relacional, emocional, espiritual, cultural, artístico.

Intentar delimitar qué conocimiento es o no aceptable conduce a un abismo donde solo hay monstruos. Me parece inaceptable perseguir a compañeros que recomiendan homeopatía en sus consultas.

Otra cosa es que exista una legislación que persiga el fraude y el engaño. Pues aplíquese. Son las autoridades las que deben perseguir delitos y no los profesionales los que persigan prácticas.

Cuarta conclusión:

Los colegios profesionales deben promover la buena medicina y la buena ciencia, no convertirse en policías o inquisidores. Las autoridades son las que deben perseguir el fraude.

curso-modelos-predictivos-luis-carlos-silva-8-728

Es necesario educar a la sociedad, claro. Plantearse -y seguimos a Luis Carlos Silva en este razonamiento- cómo es posible que “un gran número de personas bien educadas, que se conducen racionalmente en otras esferas de la vida, se encomienden a procedimientos de los que tendrían en principio que recelar”

Pero educación científica, fomento del pensamiento crítico y persuasión social nada tiene que ver con prácticas inquisitoriales donde un supuesto tribunal objetivo va a juzgar una de las cosas más subjetivas que existen: qué es o no terapéutico y quién es o no terapeuta.

Pretender que todo el mundo comparta las mismas creencias acerca de lo que produce o no salud es simplificador y autoritario. La salud es un concepto subjetivo que no es objetivable científicamente.

Tengo claro que las (inevitables) debilidades y contradicciones del conocimiento científico biomédico no permiten esgrimirlo como si fuera una espada justiciera que ilumina un mundo lleno de mitos y leyendas irracionales.

9788488326782

Acabo con unas sabias frases de Javier Peteiro al respecto de la iniciativa colegial. Peteiro es un médico y epistemólogo, autor de otro recomendable texto “El autoritarismo científico” con el que he tenido productivas polémicas en relación con las pseudoterapias pero con el que comparto su espíritu liberal (verdadero) y anticientificista

Captura de pantalla 2017-04-27 a las 11.30.53

http://javierpeteirocartelle.blogspot.com.es/2017/04/medicina-y-psicoanalisis-una-deriva.html

“¿Por qué personas adultas han de ser “protegidas” de lo que no es ciencia?.. Y parece defenderse, especialmente por los llamados a sí mismos “escépticos”, que, si algo no es ciencia, es pseudociencia y, como tal, ha de ser conjurada. En ese proceso de purificación se dan dos fases, la iluminación de los necios y el ostracismo de los culpables.”

Pues eso, ni necios ni culpables.

Y termino no sin antes valorar los esfuerzos bienintencionados de personas tan valiosas como Vicente Baos y muchos de los llamados escépticos, que han inspirado esta iniciativa colegial:

Si aceptáramos como adecuada la estrategia inquisitorial de la OMC no solo estamos sustituyendo un mito por otro (cientificismo por magia) sino empobreciendo nuestra democracia, sesgando nuestra cultura y limitando la comprensión del ser humano en los procesos de salud y enfermedad.

Como escribía Antonio Vega:

“Dejo atrás la estela del mar
no termino de deambular
me divierte andar, despistarme, jugar,
persiguiendo sombras…”

Abel Novoa es médico de familia y presidente de NoGracias

 

Origen: La inquisición profesional contra las pseudoterapias: persiguiendo sombras (Por Abel Novoa) – nogracias.eunogracias.eu

Deja un comentario