Fórmulas farmacéuticas en caídas de ventas por el brebaje público

La medicina en Venezuela es limitada y controlada por bachaqueros, una industria que crece por márgenes de ganancias financieras.

Por: Emiro Vera Suárez

Reconozco que hay un esfuerzo por incrementar la producción del país, pero los adversarios del gobierno bolivariano de Venezuela son los propios dirigentes socialistas que forman sus escándalos para reivindicar la figura del Comandante Hugo Chávez Frías, pero, con una piedra en la mano derrumban los tinglados y estructuras  fomentadas por el mismo Comandante en su ejercicio público del poder, otorgado por el pueblo mediante el sufragio universal.

Existe una izquierda burguesa dentro del bolivarianismo que juega al debate público para ridiculizar a los seguidores de Chávez, dentro del mismo partido oficialista. Todo comenzó con la salida del conocido farmacéutico Eduardo Samán del gabinete oficial por presiones de quienes deseaban y controlan el mercado de las divisas en el país Toda la gente de Chávez se encuentra fuera de los círculos de poder en su nivel civil, sin cargos de liderazgo y gerencia pública, fueron silenciados en una guerra sucia de la izquierda contra la izquierda.

Esto, viene afectando a una población consumidora de productos tradicionales en la dieta diaria y los modernos frigoríficos solo le expenden carnes a los sectores privados y bachaqueros del Estado Venezolano, por esto, una mayoría prefiere ir a comprar a Colombia y no comprarle a nuestra economía informal.. Las compañías que se catalogaban como Sociedad Anónima y Compañía Anónima pasaron a ser grandes Corporaciones sin Capital para abastecerse de dólares para la compra de materia prima y no producirla en sus galpones la materia prima que tanto necesitaban otras pequeñas empresas, originando desfases en los ciclos de producción nacional a todo nivel técnico y agropecuario.

La industria más afectada son los laboratorios, tenemos hospitales con grandes mermas de medicina y asistencia social. Los pacientes no reciben una adecuada con su enfermedad y los techos de cada hospital son regaderas de agua, esto, conlleva la muerte de miles de niños. Allí se encuentran las estadísticas.

El país exige un esfuerzo nacional. Pero, Constitucionalmente tenemos el  revocatorio para sancionar a quienes no cumplan con los proyectos establecidos por la República y el Legado de Chávez.

Nos encontramos ante un vértigo retórico de una realidad envolvente y es inefable el aplomo que necesitamos para razonar los distintos esquemas políticos que nos relacionan con las costumbres venezolanitas y hábitos de cada una de nuestras regiones.

Necesitamos biólogos, naturistas, bioanalistas, farmacéuticos, zootecnistas, piscicultores, campesinos, farmaceutas, quienes en un solo sentir en el pensamiento bolivariano se aboque hacer investigaciones en los laboratorios y nichos como el Parque Henry Pittier para desarrollar la ciencia y no abrir escuelas del bachaquerismo.

Tenemos un campo poco atractivo para la inversión, el gobierno bolivariano otorga dólares para producir y cubrir las fallas técnicas, pero, obviamos exigir el cumplimiento de las leyes, permitiendo un alza desmesurada de precios que nuestros bolsillos no alcanzan a cubrir.

Da la impresión que existe un saboteo continuo contra el presidente Maduro, las leyes deben cumplirlas quienes son señalados para el cumplimiento de ese criterio, desde GNB hasta los milicianos, gendarmería y funcionarios. El incumplimiento de las leyes trae éste desborde social que ahora vivenciamos en Venezuela.

Origen: Fórmulas farmacéuticas en caídas de ventas por el brebaje público – Por: Emiro Vera Suárez

Deja un comentario