EE.UU.: Takeda pagará una millonaria multa por no informar sobre grave efecto secundario de su fármaco “Actos”

ATMedios.-

Los laboratorios farmacéuticos Takeda Pharmaceuticals y Eli Lilly han ocultado los riesgos para la salud de su medicamento contra la diabetes “Actos” (Pioglitazona). Un número indeterminado de personas padecen ahora cáncer de vejiga por haber tomado el fármaco. “Actos” está aprobado por la Agencia Europea del Medicamento desde el año 2000.

Las primeras sospechas de que había riesgo de desarrollar cáncer de vejiga tras su ingesta datan de 2005. En 2011 las agencias del medicamento europea y estadounidense revisaron su balance beneficio riesgo y concluyeron que siguiera en el mercado.

En la ficha técnica del producto se indica ese posible riesgo pero en Alemania y Francia hace ya tres años que su venta está suspendida. En EE.UU. existen al menos 2.700 demandantes por los daños causados por Actos.

El caso recuerda mucho al antidiabético Avandia, de GlaxoSmithKline (GSK: El laboratorio farmacéutico acusado de nuevo de sobornar a los médicos para que receten sus medicamentos.)

Una serie de estudios relacionó su uso con infartos o fallecimientos de más 50.000 pacientes con diabetes en todo el mundo, pero el laboratorio lo publicitó y comercializó sin alertar a los consumidores sobre sus potenciales.

El laboratorio acordó con 9 mil personas pagar unos 2,4 billones de dólares. Los pacientes desarrollaron cáncer de vejiga luego de tomar Actos, un medicamento contra la diabetes tipo 2.

La farmacéutica japonesa Takeda accedió esta semana a pagar una millonaria suma a pacientes que desarrollaron tumores luego de utilizar uno de sus medicamentos. En total, unos 9 mil pacientes demandaron al laboratorio, ya que utilizaron ese fármaco contra la diabetes sin ser informados presuntamente de sus su efecto cancerígeno.

Según el Wall Street Journal, el pago al que accederá Takeda supera los 2,4 billones de dólares, que la farmacéutica deberá pagar a personas que tomaron su medicamento contra la diabetes 2 y que desarrollaron cáncer de vejiga.

No se trata de una condena. La farmacéutica ha decidido así resolver de forma extrajudicial miles de demandas presentadas por pacientes y sus familiares que tomaban el fármaco contra la diabetes Actos (pioglitazona) y que desarrollaron cáncer de vejiga, un hecho que atribuyen directamente al consumo de dicho fármaco, y acusan a la compañía de no advertir adecuadamente los riesgos.

El caso se remonta a abril de 2014, cuando un jurado en Louisiana, Estados Unidos, condenó al laboratorio japonés a pagar 6 billones de dólares tras determinar que Takeda había ocultado los riesgos de padecer cáncer que provoca el fármaco, que luego se redujeron a 36,8 millones.

Takeda, por su parte, no asumía ningún tipo de responsabilidad civil y esgrimía en que los beneficios del medicamento eran mayores que los riesgos.

Ahora, con este acuerdo, se espera que esos 2,4 billones de dólares se repartan entre las 9.000 demandas que quedaban pendientes, lo que supone un promedio de 267.000 dólares por cada una de ellas. “Nos complace que Takeda haya accedido a entregar 2.400 millones de dólares para compensar a miles de víctimas de cáncer de vejiga”, dijo el martes mediante comunicado Richard J. Arsenault, uno de los principales abogados de la parte activa.

“Después de años de litigio difícil y contencioso, los demandantes por fin han llegado a la meta, y aplaudimos su esfuerzo”. Además, añade en un comunicado que “la decisión que Takeda tomó de negociar extrajudicialmente no modifica el sostenido compromiso que la empresa tiene con Actos”.

El fármaco se vende en Estados Unidos, Japón y otros países.

Deja un comentario