Muestras, recetas, manipulación y ética médica

Por: Dario Nin

Lo que expongo en el presente escrito no necesita de grandes investigaciones para su comprobación. Basta con acudir a consulta a cualquier clínica y digo clínica, porque esta es la realidad que conozco, no sé si está sucediendo en los hospitales públicos.

Lo que deseo exponer es que es una práctica constante que decenas de visitadores médicos representantes de casas farmacéuticas o laboratorios, están a la caza de un turno para que el médico lo reciba y muchos por su arrojo de vendedor, no esperan un turno, sino que entran con el paciente a consulta y se arrinconan mientras el médico le atiende aun con el paciente en consulta.

Yo soy testigo de esto, y por eso, lo que continúo diciendo lo digo con la seguridad de quien ha presenciado.

Los visitadores médicos, como ya dije, aun en presencia del propio paciente conversan con los médicos sobre un producto farmacéutico, que por supuesto la casa o laboratorio que representan quiere colocar.  Debemos suponer y esta suposición muy bien fundamentada, por cierto, porque de lo contrario la explicación suministrada por el visitador al médico no tendría razón de ser; que el médico a penas en ese instante conoce el medicamento. Hasta ese momento, no sabía de él y de lo bueno ni de lo malo.

Sin embargo, desde que el promotor sale, el medico empieza a recetar el medicamento presentado y a dar muestras del mismo a los pacientes que podrían ser usuarios potenciales de dicho fármaco.

El paciente o usuario se lleva una muestra, por supuesto, esa muestra no está completa, es solo para que la vaya usando mientras compra el medicamento. Y…, este es el gancho como decimos los dominicanos.

Digo esto, porque apenas tiene las primeras tomas, y el paciente tiene que salir rudo y veloz a buscarlo para continuar su tratamiento, con la agravante de que, al ser nuevo, el medicamento no está en las mayorías de las farmacias. Por lo que el paciente tiene que salir de una farmacia a otra y quien sabe a cuantas más hasta conseguirlo.

No sé si ya usted ha establecido el vínculo entre la muestra y la receta y me preguntará que en dónde está la manipulación del paciente.

Observe que los medicamentos no están en las mayorías de las farmacias, lo que obliga a estas cuando no tienen ese medicamento a anotarlo y mandarlo a comparar. Si nota, el usuario o paciente se manipula para crear la necesidad de tener en existencia el medicamento. Y si hace una pequeña abstracción mental notará que la susodicha muestra suministrada termina perdiéndose porque el tratamiento se completará solo con la compra del fármaco y la dosis requerida viene completa, por lo que la que el paciente consumió antes, tendrá que dejarla en éste. Es ahí donde está el vínculo entre muestras, recetas, manipulación y ética médica. Lo de la ética no necesita explicación. ¿Verdad?

Lo que acabo de escribir debe llamar la atención del Colegio Médico, del Ministerio de Salud, del Defensor del Pueblo y de Proconsumidor; a quienes invito a comprobar y actuar conforme a sus funciones en este asunto.

Hasta la Próxima.

Origen: El Nuevo Diario |  Muestras, recetas, manipulación y ética médica – El Nuevo Diario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: