Cómo hacer un cataplasma casero con plantas medicinales

cataplasma

Los cataplasmas son un tratamiento fantástico para poder mejorar el estado de la piel, y sus propiedades son tan buenas que en el pasado incluso se utilizaban para tratar diversas afecciones. ¿Quieres saber cómo hacer un cataplasma casero con plantas medicinales? Sigue leyendo y verás que es muy fácil hacerlo.

¿Cómo se aplica un cataplasma?

El cataplasma se aplica sobre la piel para poder reducir infecciones o acelerar curaciones. Gracias a ellos se relaja la musculatura, se eliminan toxinas, aumenta el flujo sanguíneo y muchos beneficios más. Todo esto es gracias a que las plantas medicinales son excelentes para la salud.

Pasos para hacer un cataplasma casero con plantas medicinales

  1. Busca las hierbas que sean más apropiadas según lo que quieras conseguir, si tienes alguna dolencia específica, etc. Esto es indispensable para que los resultados puedan ser los que buscas y el cataplasma casero sea realmente efectivo.
  2. Echa en un mortero las hierbas medicinales que hayas elegido y añade un poco de agua caliente. Puedes utilizar vinagre de manzana en vez de agua, así será mucho más beneficiosa y sus propiedades saludables aumentarán.
  3. Machaca con energía hasta que consigas una pasta homogénea.
  4. Si le añades a la mezcla harina de maíz o de trigo, conseguirás que tu cataplasma casero tenga mayor consistencia. Esto es opcional, no indispensable. Si la añades, que sea de forma que quede un tercio de hierbas, un tercio de agua y un tercio de harina.
  5. Extiende la mezcla en una gasa si es solo con las hierbas o en un paño húmedo si lleva la harina. Cubre con un papel de plástico, el film transparente de la cocina, por ejemplo. Esto hará que se mantenga el calor y los efectos sean aún mejores.
  6. Para aplicarla en la zona afectada, limpia primero esa zona con agua oxigenada y pon encima directamente la gasa o paño.
  7. Deja que actúe al menos durante una hora, y lo mejor es que sea en estado de reposo.

Recetas de cataplasma casero

  • Si tienes reumatismo o artritis, te irá genial un cataplasma casero hecho a base de pimienta de cayena, hojas de gordolobo y polvo de olmo humedecidos con vinagre de sidra.
  • En el caso de quemaduras, lo mejor es que el líquido sea vinagre y lo mezcles con polvo de olmo, hojas de pamplina y hojas de plátano.
  • Es muy eficaz también para picaduras, en este caso si lo haces con hojas de plátano.
  • Para las depuraciones utiliza ortigas.
  • Si tienes alguna zona inflamada, tu mejor opción es que el cataplasma sea de malva.
  • Para las irritaciones cutáneas, lo más eficaz es que sea de tilo.

Origen: Cómo hacer un cataplasma casero con plantas medicinales

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: