Estos son los productos penalizados por la guerra comercial entre Estados Unidos y China

China y Estados Unidos ya andan a la gresca, y el fantasma de una guerra comercial toma fuerza de forma inquietante. Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, abrió la Caja de Pandora cuando anunció a principios de marzo la aplicación de aranceles del 25% sobre el acero importado y del 10% sobre las de aluminio. Entre los países más afectados, el gigante chino. En paralelo, el mandatario estadounidense, escribía en Twitter aquello de «las guerras comerciales son buenas y fáciles». Desde entonces, ambas potencias se han afanado en levantar barreras en su lucrativo comercio bilateral, en una espiral de acción – reacción. A continuación, vamos poner blanco sobre negro la batería de medidas que se han anunciado:

Una lista de 1.300 productos

Trump no se aminala ante la reacción china y este miércoles ha publicado, a través de la Oficina del Representante de Comercio Exterior de Estados Unidos (USTR, en inglés), un prolijo listado de 1.300 productos a los que piensa imponer un arancel adicional de entorno al 25%, con un impacto aproximado de 50.000 millones de dólares sobre las importaciones del gigante chino. Desde este organismo han defendido en un comunicado, que esta medida es la respuesta a «las políticas chinas que obligan a las compañías estadounidenses a transferir su tecnología y propiedad intelectual a empresas chinas».

Al respecto, han destacado que el listado es el producto de «un análisis económico entre diferentes agencias gubernamentales y estaría dirigido a productos de los que se benefician los planes industriales chinos, mientras se minimiza su impacto sobre la economía estadounidense».

Los productos afectados son variopintos y van desde anfetaminas, pasando por kits de diagnóstico de la malaria, vacunas; varias clases de medicamentos con presencia de insulina, sales de penicilina G o diferentes clases de vitaminas (B 2, B12 o E); cemento dental; diferentes productos derivados del acero y del aluminio (barras, varillas…), reactores nucleares o turbinas de vapor e hidráulicas.

También se han incluído artículos relacionados con las industrias aeroespacial como los turborreactores o turbopropulsores, así como productos industriales propios de actividades como el textil, la robótica o las telecomunicaciones. Por ejemplo, se prevé elevar los aranceles a la maquinaria de impresión textil o la destinada a limpiar y secar botellas, así como a varias clases de centrifugadoras o televisores y monitores.

En el terreno de las telecomunicaciones será más caro importar aparatos de radar, de control remoto que no sean para consolas de videojuegos o receptores de radio, entre otros productos. Y en el terreno de la robótica, tendrá un sobrecoste comprar a China cualquier clase de robot industrial. Un listado que abarca también a diferentes tipos de motores de hasta 3000 centímetros cúbicos, entre otros muchos artículos.

Este listado está todavía abvierto a un periodo de consultas público de 30 días, antes de que los aranceles entren en vigor.

China: respuesta gradual

Este lunes se ha activado parte de la respuesta china tras varias formalidades ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) y «un periodo de consultas público», en forma de aranceles del 15% a 120 tipos de productos, entre ellos, a la fruta fresca, y de un 25% a otros 8 incluyendo el cerdo. En concreto, como informaba el Ministerio de Comercio el pasado 24 de marzo, los primeros 120 productos mencionados representaría un impacto de 977 millones de dólares al afectar a productos tan dispares como las nueces, los frutos secos, el vino, las plantas medicinales como el ginseng americano o los tubos de acero.

Mientras que otros los restantes ocho, cuyo impacto se estima en 1992 millones de dólares y que incluye la imposición de un arancel del 25%, afectará a la carne de cerdo y derivados o al alumino reciclado, entre otros.

Al margen de lo anterior, este miércoles informaba ABC, de la imposición de un arancel adicional del 25% a otro conjunto de 106 productos estadounidenses, entre los que destacaban, la soja, el sorgo, el algodón, los automóviles, los camiones, el whisky, el zumo de naranja, el tabaco o algunos tipos de cerveza. Medidas que todavía no se han materializado, sujetas a la evolución de este creciente conflicto comercial y que vendrían a ampliar el paquete anterior alcanzando un impacto estimado de 50.000 millones de dólares (40.000 millones de euros).
Origen: Estos son los productos penalizados por la guerra comercial entre Estados Unidos y China

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: