Una mujer transgénero de EEUU consigue dar el pecho a su bebé

Es el primer caso documentado de lactancia en una mujer transgénero, conseguido con un tratamiento de hormonas, fármacos y estimulación del pecho

CORRESPONSAL EN NUEVA YORK

Nació con los atributos biológicos de un varón, pero ha conseguido amamantar a su bebé. Es el caso de una mujer transgénero estadounidense de 30 años, que ha dado el pecho a su hijo tras un tratamiento experimental que combina hormonas, fármacos y estimulación de las mamas.

Durante mucho tiempo se ha especulado sobre la posibilidad de las mujeres transgénero de generar leche y de dar el pecho, pero este es el primer caso documentado. La mujer lo logró con la ayuda de las doctoras Tamar Reisman Zil Goldstein, del Centro de Medicina y Cirugía Transgénero de la red hospitalaria Mount Sinai, en Nueva York.

Tras someterse al tratamiento, la mujer consiguió producir 227 gramos de de leche al día. Su cuerpo no emite prolactina, la hormona que estimula la producción de leche materna tras un parto. Y, de momento, no hay medicamentos que la simulen. Lo que usó en su lugar es domperidona, un fármaco contra la náusea, el dolor de estómago y el reflujo gastroesofágico, que en ocasiones produce como efecto secundario la estimulación de las glándulas mamarias para la producción de leche. Se han registrado casos de este efecto, aunque la FDA ha advertido que no debe usarse con ese objetivo.

Junto al fármaco, la mujer siguió un tratamiento hormonal con estrógeno, progesterona y espirinolactona, además de un proceso de estimulación del pecho con un extractor de leche materna, que usó durante cinco minutos en cada mama tres veces al día. El tratamiento duró tres meses y medio, y arrancó cuando su pareja estaba embarazada de cinco meses y medio del bebé de ambas. Su pareja no quería dar el pecho y decidió tratar de ser ella quien tuviera ese papel.

El tratamiento funcionó con éxito. Durante las seis primeras semanas de vida del bebé, solo se alimentó con la leche materna de su madre transgénero. Los 227 gramos es una cantidad inferior a la que los bebés consumen normalmente tras el nacimiento -unos 500 gramos cuando tiene cinco días de vida-, pero los médicos constataron que el bebé estaba sano y se desarrollaba con normalidad. Al pasar las seis semanas, empezó a combinar la leche materna con fórmula.

Al tratarse de un caso pionero, todavía hay muchas incógnitas sobre el impacto en el bebé de este tipo de lactancia o sobre qué partes del tratamiento son más efectivas. Reisman y Goldstein han reconocido en un artículo en la revista «Transgender Health», donde documentan el caso, que no está claro «qué componentes del régimen de la paciente fueron necesarios para conseguir la lactancia» y que «se necesitan investigaciones futuras para determinar el tratamiento óptimo para inducir la lactancia en mujeres transgénero».

El caso, sin embargo, abre una puerta para otras mujeres en su situación o para otras que no son transgénero, pero que deciden adoptar bebés o que tienen dificultades para conseguir dar el pecho.

Origen: Una mujer transgénero de EE.UU. consigue dar el pecho a su bebé

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: