Motor farmacéutico revisa funcionamiento de dispensadores de medicamentos en Portuguesa

Guanare, 01-02-2.018

Como parte de la vigilancia y control propia del Motor Farmacéutico, el Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria (SACS) realizó una serie de inspecciones en los municipios Páez, Araure y Agua Blanca de Portuguesa.

Las visitas, acompañadas por los demás organismos integrantes de la Gran Misión Abastecimiento Soberano, permitieron verificar el correcto funcionamiento de los dispensadores de medicinas de esas localidades, para verificar la inocuidad de lo que éstos ofrecen a los portugueseños.

La información suministrada por José Carrillo, Contralor Sanitario de Portuguesa, da cuenta del cierre de algunos establecimientos por haber incurrido en la venta de productos importados sin permiso sanitario, tanto medicamentos como de cuidado personal.

Entre las irregularidades observadas, también cuentan también el remarcaje de precios de venta al público, dispensación de medicinas vencidas y de uso institucional.

Al respecto de esta última violación a la ley, explicó Carrillo que se procedió a la fiscalización directa de un establecimiento luego de procesar una denuncia de un usuario, quien alertó a las autoridades sobre la oferta al público de medicamentos de exclusivo uso institucional en Colombia.

“La importación de este tipo de productos solo está autorizado por el MPPS a algunos laboratorios y droguerías que tiene su debido permiso sanitario, y en el caso de nuestros administrados en Portuguesa, conseguimos que no tenían facturas de compra, lo que hace presumir que recurrieron incluso en evasión fiscal”, comentó el funcionario.

La fiscalización realizada por los inspectores del SACS abarca a farmacias, droguerías y expendios de medicinas naturales activos en Portuguesa. La participación de la ciudadanía con sus denuncias ha favorecido el trabajo de los sanitaristas, pues fortalecen la vigilancia.

Recordó Carrillo que todo venezolano es copartícipe de cuanto sucede en el país: “como ciudadanos, estamos en la obligación de denunciar los ilícitos y desviaciones de la ley que se presuman o se constaten, para que los organismos competentes puedan actuar efectivamente.

El trabajo emprendido por el fiscales sanitarios incluye además el seguimiento de los casos sometidos a revisión o rectificación, para constatar que se cumplen con las disposiciones que le sin aplicadas según la norma y se continúe el ejercicio legal de la actividad comercial.

Reiteró el funcionario que el SACS está facultado para aplicar sanciones directamente a sus administrados, al observar faltas tipificadas en la Ley del Medicamento y las demás providencias que el despacho sanitario crea para regular la actividad de éstos.

Además de medicamentos, las inspecciones han arrojado varias confiscaciones de productos de cuidado personal y cosmético. Éstos, han sido introducidos en el mercado venezolano sin permisos de importación, violando las disposiciones tanto sanitarias como fiscales vigentes en el país.

Origen: MOTOR FARMACÉUTICO REVISA FUNCIONAMIENTO DE DISPENSADORES DE MEDICAMENTOS EN PORTUGUESA.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: