PERÚ: El impacto del monopolio en el sector farmacias lo sufrirán los más pobres 

La reciente operación financiera que coloca a Inkafarma como la más grande cadena de farmacias en el país tendría múltiples incidencias, incluyendo la producción de fármacos genéricos. Los consumidores peruanos quedaron desprotegidos ante una posible alza de precios en la distribución comercial de medicinas.

En enero del 2008, dos cadenas de farmacias ofertaban las pastillas de Dislep, un comprimido para tratar el reflujo gástrico, a S/ 2,20 por unidad. Otras tres cadenas de farmacias lo vendían con precios entre S/ 2,40 y S/ 2,60. Curiosamente, a fines del mismo mes, las cinco cadenas de farmacia ofertaban la misma pastilla a S/ 2,60.

¿Qué sucedió? En el 2016 Indecopi detectó una de las más abusivas y mañosas prácticas mercantilistas: concertación de precios no solo con Dislep, sino también con 35 productos más, de los cuales 21 se vendían bajo receta médica.

Hoy, de esas cinco farmacias infractoras, Nortfarma continúa operando sola en la región Piura, mientras que las otras cuatro cadenas de farmacias ahora tienen un solo dueño a nivel nacional: Inkafarma. La cadena de farmacias de InRetail, perteneciente al grupo Intercorp, tiene al menos el 83% de participación en el mercado de distribución de farmacéuticos. ¿Qué garantiza que no se vuelvan a encarecer los medicamentos como sucedió contra los consumidores entre febrero del 2008 y marzo del 2009?

“Han diluido la figura de la concertación de precios. Pueden elevar sus precios sin que constituya una infracción al mercado. Por eso mismo es urgente una legislación para controlar los monopolios, la cual no existe en el Perú. Estoy impactado porque si algo afecta a la economía familiar son los precios de las medicinas, a la gente más pobre. De haber estado vigente la ley, una operación como esta no hubiera pasado fácilmente”, sostiene el congresista Jorge Del Castillo, quien justamente hace dos días publicó el anteproyecto de ley para la regulación de fusiones y adquisiciones, y que recién será debatido por los distintos actores.

cartel y concentración

José Távara, profesor principal de Economía de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), explica que desde que Indecopi sancionó a las cadenas de farmacias por concertar precios, estas iniciaron un extenso proceso de fusiones y adquisiciones que acaba de alcanzar su punto más alto con el dominio de Inkafarma, es decir, para evitar sanciones por concertación, se logró la concentración.

Este atentado contra la competitividad de la economía es alarmante si se tiene en cuenta que, según INEI, entre 2004 y 2010 más del 80% del gasto en medicinas de los hogares peruanos se realizaba en las farmacias (incluidas las boticas independientes). Al 2018 especialistas advierten que la tendencia es similar.

“Es un crimen en el sentido literal porque si se suben los precios de los medicamentos y las personas pobres no pueden pagarlos, las personas se mueren. Alguien de clase media podría pagarlos, pero hay gente pobre que no puede pagar. Probablemente por ahora se cuiden de subir los precios, pero al final eso no es lo que ocurrirá”, dice Távara.

¿Las boticas de barrio?

Voceros de Intercorp refirieren que esta operación no concentra el mercado debido a que la suma de Inkafarma y Mifarma representa un total de 2.043 farmacias, es decir, el 18% de más de 11 mil farmacias existentes a nivel nacional que están, mayoritariamente, en manos de independientes.

Sin embargo, la repartición de las compras de medicinas a los laboratorios y distribuidoras demuestran todo lo contrario. Según la Digemid (Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas), en 1998 las boticas independientes representaban el 86% de la venta total de los laboratorios, mientras que las cadenas farmacéuticas solo compraban el 14%. En el 2009, la repartición cambió radicalmente y las cadenas de farmacias representaban el 60% de las ventas de los laboratorios versus el 40% de las farmacias independientes.

“Las boticas independientes cada vez son menos porque una farmacia de un barrio solo compra cantidades suficientes para abastecer su farmacia, mientras que las cadenas, por economía de escala, obtienen mejores precios y pueden tener mejores márgenes. Si quieren poner el precio mucho más bajo, lo pueden hacer y desaparecer al competidor. Las boticas de barrio subsisten porque están en los lugares donde no hay cadenas. En la medida que las cadenas sigan creciendo, las independientes van a desaparecer”, dice Javier Llamoza, decano del Colegio Químico Farmacéutico de Lima.

Impacto en el trabajo

Ante la consolidación de un solo grupo de grandes farmacias, los profesionales de la química farmacéutica tendrían un campo laboral limitado, lo cual también podría influir el rango salarial y los derechos laborales.

“La oferta laboral para farmacéuticos disminuye porque solo habría una gran cadena que podría colocar reglas que no necesariamente van a ser ventajosas. Por ejemplo, en Trujillo, los trabajadores quisieron sindicalizarse y lo que hicieron fue despedirlos. Nosotros sacamos un comunicado alertando sobre este comportamiento”, recuerda Llamoza.

Aparece un monopsonio

Otra arista interesante tras la última operación de concentración es la relación entre las cadenas de farmacias y los laboratorios.

José Távara explica que al haber una gran cadena de farmacias que compre medicina a los laboratorios, existe la posibilidad de que se genere una colusión vertical en contra de los consumidores, es decir, un acuerdo similar al de una concertación para restringir la distribución de ciertos productos.

“Las farmacias de la gran cadena pueden establecer acuerdos con los laboratorios para no difundir el uso de genéricos o de medicamentos más baratos. Esto puede convertirse en una especie de colusión vertical para frenar el uso de medicamentos que estén al alcance de las familias peruanas y ofertar solamente los productos caros de los laboratorios. Ahora ya no existe competencia”, advierte Távara.

Javier Llamoza advierte de otro problema. Muchas de las farmacias crearon sus propias marcas de medicinas básicas como Ibuprofeno, Paracetamol, entre otras, las cuales eran producidas en laboratorios nacionales. Con un solo comprador, las reglas de juego cambian. “Esto es un punto negativo para la industrialización. Ahora existe una sola gran cadena de boticas y los laboratorios tienen un solo comprador (monopsonio). Muchas podrían quedarse fuera del mercado.❧

Más datos

  • La Comisión de Protección al Consumidor del Congreso anunció que realizará una sesión de urgencia con Indecopi y los actores involucrados en la fusión.
  • Aunque InRetail, subsidiaria de Intercorp, no era dueña de Inkafarma cuando se concertaron precios, asumió la sanción económica y no apeló al igual que las demás cadenas.
  • Perú es el único país de la región que no tiene una ley para regular las concentraciones y fusiones empresariales.

Hay un problema constitucional

  • Humberto Campodónico, economista y ex presidente de Petroperú, advierte que este problema solo revela la necesidad de la revisión del capítulo económico de la Constitución Política de 1993.
  • “El artículo 61 dice que solo se debe combatir el abuso de posiciones dominantes o monopólicas, por lo tanto, se permite la posición de dominio, pero no permite el abuso de la posición de dominio. Eso es una limitación enorme. En otros países, como Estados Unidos, la legislación es diferente y no se permite llegar a una posición de dominio para que no abuses”, advierte Campodónico.
  • “Este es un gobierno que impulsa los negocios y no la salud de la gente. Tenemos una ley para defender la salud, pero no hay una verdadera protección al consumidor. Sin embargo, como no tenemos ley para controlar concentraciones, el Estado no se pronuncia”, sentencia Campodónico.

José Távara

Profesor de Economía PUCP

“Ahora la empresa tiene la capacidad de fijar precios de medicamentos a su libre albedrío. No hay regulación. ¿Cómo va a haber libre mercado con un monopolio? Es una burla”.

Jorge del Castillo

Congresista

“No estoy en contra de las fusiones. Estoy en contra del riesgo del abuso de mercado. Se necesita una ley para defender la competencia en el mercado”.

Javier Llamoza

Colegio Químico Farmacéutico

“En las farmacias privadas se encuentran medicamentos de marca porque son más rentables y no hay genéricos. Ahora existe un riesgo mayor”.

Origen: El impacto del monopolio en el sector farmacias lo sufrirán los más pobres | LaRepublica.pe

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: