20 años del viagra, un error en experimentación farmacéutica

Levántate Lázaro: 20 años del Viagra

Hace 20 años un error en los laboratorios Pfizer produjo el medicamento “Viagra”. El desarrollo de esta pastilla revolucionó la industria farmacéutica, ofreció tranquilidad a millones de hombres y, quizá, salvó miles de relaciones de pareja que habrían terminado de no ser por el milagro de la ‘pastilla azul’.

Todo sucedió en 1998, cuando salió a la luz la investigación de Robert Furchgott, con la que se ganó el premio Nobel de Medicina en ese año. Él, junto a Ferid Murad y Louis Ignarro descubrieron que el óxido nítrico (NO) es la molécula que controla la presión sanguínea, este compuesto afecta los vasos sanguíneos y estos, a su vez, dilatan los músculos del cuerpo.

Ese fue el fundamento teórico que permitió a la compañía Pfizer, una empresa estadounidense creadora de fármacos, desarrollar medicamentos contra las enfermedades cardiovasculares. Entre esos planes surgió la creación de un fármaco contra la angina de pecho, una enfermedad que se produce porque no ingresa la suficiente sangre oxigenada al corazón.

Así surgió una pastilla e iniciaron las pruebas de efectividad. Los pacientes a los que se le suministró notaron una reducción en sus dolores pulmonares, pero lo que más reportaron fue que tras una hora de ingerir el medicamento, el pene sufría de una incontenible erección.

Lo que produjo el milagro fue el uso del citrato de sildenafil, este componente actúa en la dilatación de tejidos, en el caso de la angina, dilata las arterias, y en el caso del viagra, el músculo liso del pene. En términos sencillos, lo que produce ese componente es abrir los conductos a través de los cuales se transporta la sangre, por lo que es necesario para la erección.

Por tanto, el medicamento funcionaba para los dos propósitos, pero la respuesta a la enfermedad cardiovascular de la angina no era mejor ni más efectiva que la producida por otros medicamentos de la industria, por tanto, la compañía decidió venderlo como medicamento para la disfunción eréctil. Además se complementaban, permitía sucumbir a los placeres sexuales sin los dolores en el pecho, en referencia a los padecientes de angina.

Aunque el remedio para la angina estable habría podido salvar a los más de siete millones de personas que mueren anualmente por la enfermedad cardiovascular, el descubrimiento y la creación del viagra solucionó la vida sexual de 1 de cada 10 hombres en el mundo que padecen la disfunción eréctil y mitigó el 20% de las rupturas de pareja que se producen por esta causa.

Aunque no tiene mayores efectos adversos y no se ha comprobado ninguno permanente en pacientes normales, la venta de este medicamento requiere de la prescripción médica. Actualmente su efecto es casi inmediato y puede durar cerca de cuatro horas, además puede ocasionar una cura en la disfunción.

Aunque el 77% de los hombres mayores de 75 años sufren de respuesta insatisfactoria de su órgano sexual, no es un caso exclusivo de la edad, el 6.5% de jóvenes entres los 20 y 30 años la sufren y sus causas son variadas en edades tempranas o adultas, tales como el estrés, la ansiedad, el alcoholismo o el uso de sustancias psicoactivas.

Origen: 20 años del viagra, un error en experimentación farmacéutica

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: