Los negocios secretos de Novartis en paraísos fiscales 

Resultado de imagen para novartis ojo publico
Cortesía :Ojo Publico

 

Por :Fabiola Torres y Mayté Ciriaco

Con el apoyo de Alexandra Martens

l 24 de enero pasado, la multinacional Novartis celebró en una nota de prensa su liderazgo en la industria farmacéutica tras ubicarse en el tercer lugar del ranking de laboratorios con mayores ventas y ganancias en el mundo. La corporación que sigue de cerca en esta lista a las gigantes Pfizer y Roche reportó ingresos por US$ 7.700 millones en el 2017, lo que significó 15% más riqueza con respecto al año anterior, según la consultora internacional Evaluate. Aunque nada se dijo entonces de los métodos de la compañía para hacer más dinero cada año, correos y documentos hallados por Ojo-Publico.com en los Paradise Papers revelan ahora algunos de sus negocios secretos en paraísos fiscales a través de los que ahorra millones de dólares en impuestos.

La corporación con sede en Suiza, la misma que registra US$ 536 millones en multas por concertación de precios y sobornos a médicos en Estados Unidos y Europa, posee una empresa de aviones llamada Japat AG en la Isla de Man que le permite eludir el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en las transacciones de compra y venta de aeronaves desde el 2002. Su negocio es facilitado por el exclusivo estudio jurídico Appleby, cuyos 6.8 millones de documentos filtrados originaron una investigación global liderada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) y en la que participa nuestro equipo de reporteros.

OCULTA. La empresa de aviones Japat AG no aparece en la memoria anual de Novartis. Sin embargo, la vocera en Lima, María Fernanda Hurtado, afirma que es una filial de la farmacéutica en Japón./ Planespotters

Los ejecutivos de Novartis usan Japat AG para sus vuelos privados, pero la compañía no aparece en las memorias anuales de Novartis de la última década pese a ser parte de la corporación. Documentos y correos de noviembre de 2015 entre ejecutivos de Novartis y empleados de Appleby confirman sus nexos y revelan las operaciones financieras de Japat AG en la Isla de Man, un territorio que depende de la corona británica y que es conocido como el paraíso aeronáutico de las corporaciones por sus flexibles políticas tributarias.

Ojo-publico.com solicitó primero una entrevista y luego envió un cuestionario por correo a los ejecutivos de Novartis en Suiza para consultarles por este negocio. Pero una escueta respuesta llegó a través de su vocera en Lima, María Fernanda Hurtado, quien dijo que “Japat AG es una filial de la farmacéutica en Japón” pese a estar registrada en Suiza.

FACHADAS. Ojo-Publico.com halló 15 fichas de sociedades de papel de Novartis que comparten la misma dirección fiscal y los mismos directores.

Los documentos filtrados y analizados revelan que Novartis es uno de los clientes más grandes de Appleby. Entre el 2008 y 2016, este bufete jurídico le facilitó la creación de por lo menos 15 subsidiarias de fachada en las Islas Bermudas para la transferencia de diversas sumas de dinero (desde 25.000 hasta 5 millones de dólares) entre empresas de la corporación y bancos europeos. Ojo-publico.com identificó que todas estas sociedades de papel tienen como directores a los empleados de Appleby y que su dirección fiscal es la misma: una oficina en el tercer piso de un discreto edificio de la calle Front N°131, en Hamilton, Bermudas. El inmueble no tiene letreros en el frontis y se ubica al costado de una parroquia.

Un negocio de lujo sin impuestos

Desde el 2002, la compañía Japat AG forma parte de la División de Vuelo Corporativo de Novartis, pero el negocio se había manejado con absoluta discreción hasta los Paradise Papers. Esta empresa encabezada por el capitán Daniel Hunziker tiene como sede central una dirección en la ciudad de Basel, Suiza, aunque todas sus operaciones se manejan desde la Isla de Man a través de Appleby.

Japat AG tiene cuatro aviones y dos helicópteros a su nombre en el registro aeronáutico de la Isla de Man, donde figuran 1.000 aviones privados de multimillonarios como el Príncipe Heredero de Arabia Saudita y amigos del presidente ruso, Vladimir Putin. Todos estos súper ricos se benefician del tratado extraordinario que este paraíso fiscal tiene con el Reino Unido para liberar de impuestos las aeronaves importadas a su jurisdicción con la ventaja de que circulen sin problemas por toda Europa.

Appleby facilitó a Novartis su negocio de aviones y le ayudó a crear por lo menos 15 subsidiarias de fachada en las Islas Bermudas para transferir diversas sumas de dinero a bancos europeos.

Los documentos que examinamos para este reportaje permiten reconstruir el esquema offshore que Appleby facilitó a Japat AG y su cliente para la venta de un avión sin el pago del IVA.

El 16 de noviembre del 2015, el director de operaciones de Appleby Aviation, Brian E Johnson, hizo coordinaciones por correo con el vicepresidente de la compañía InvestIndustrial, Rohan Maxell, quien estaba interesado en comprar un jet Falcon 900, de propiedad de Japat AG, por un valor de 15.7 millones de dólares. El objetivo era reducir a cero los impuestos de este negocio y para lograrlo Johnson hizo esta reveladora explicación:

UBICACIÓN. La compañía Japat AG comparte la misma dirección en Suiza que la matriz del Grupo Novartis.

“El avión de esta operación ha sido importado a la Unión Europea a través de la Isla de Man, pero solo para el uso de su propietario original, Japat AG, [la compañía de aviones de Novartis]. Al realizar un cambio de propietario (compra o alquiler) se requiere reimportarlo. Solo así el IVA se reducirá a 0%”.

Por eso, el 1 de diciembre de 2015, InvestIndustrial abrió la sociedad offshore Ifimi Aviation Holding en la Isla de Man, siempre con asesoría de los abogados de Appleby. Esta empresa de fachada le sirvió para firmar un contrato de leasing (alquiler con compromiso de compra) con Japat AG y reimportar la aeronave, ya que las normas solo permiten que una compañía con sede en la Isla de Man realice este trámite. Gracias a esta maniobra, el negocio fue liberado de 4.5 millones de dólares en impuestos. Japat AG ahorró 2.9 millones de dólares correspondientes al IVA por la venta del Falcon 900. Mientras que InvestIndustrial dejó de pagar 1.6 millones de dólares en impuestos por su compra.

La operación tendría un paso más para llegar al receptor final del lujoso jet: la subsidiaria Ifimi, que depende de InvestIndustrial, subarrendó el jet a la offshore de fachada Ifimi Aviation Holding.

Sin embargo, la directiva 2006/112 /CE del Consejo de la Unión Europea obliga que toda empresa importadora de aeronaves debe ser una sociedad real para poder liberarse del pago del IVA. Ojo-publico.com halló que Ifimi Aviation Holding existe solo en el papel: no cuenta con personal ni infraestructura. Su dirección fiscal son las oficinas 33 y 37 de la calle Althol en Douglas, Isla de Man, las mismas que poseen otras 1.100 compañías fantasmas abiertas por Appleby.

Las empresas de papel de Novartis

El abogado Timothy Faries figura como director de doce de las quince  subsidiarias de fachada de Novartis. A esto se dedica en el papel, pero en realidad es el actual socio administrador de Appleby en la sede de Bermudas. Según su hoja de vida, Faries trabaja para el estudio jurídico desde 1993 y tiene una impresionante experiencia: “operaciones de fusiones y adquisiciones de empresas, cotizaciones públicas en las bolsas de valores de Estados Unidos y Reino Unido, y el establecimiento de compañías de seguros offshore y otros mercados emergentes”.

RED. Appebly ayudó a Novartis a crear al menos 15 subsidiarias de fachada en Bermudas para que la farmacéutica mueva su dinero en bancos europeos.

 

En un dossier de documentos denominado Yellow Card Clean Up, de fecha 31 de julio de 2012, Timothy Faries está registrado como director de estas doce offshore: Befico, Trinity River International Investments, Trinity River Insurance Co. Ltd, Triangle Partners, Triangle Management, Novartis Securities Investment, Triangle International Reinsurance, Novartis Investment, Novartis International Pharmaceutical, Novartis International Pharmaceutical Investment, Novartis Finance Services y Novartis Bioventures.

La característica común de todas estas sociedades es que fueron constituidas en Bermudas, comparten la misma sede fiscal y los directores.  En el dossier que examinamos hallamos también los nombres de los bancos donde estas empresas realizan operaciones financieras, entre ellos el HSBC Bank de Bermudas, el Citibank de Suiza, el Deutsche Bank de Alemania y el USB de Luxemburgo y Suiza.

Novartis se beneficia del tratado especial que Isla de Man tiene con el Reino Unido para liberar de impuestos los aviones importados a su jurisdicción.

Entre los documentos encontramos tres transferencias de dinero que la offshore Befico hizo a otras tres compañías de la corporación entre los años 2008 y 2011: la primera fue realizada a la aseguradora de la corporación Triangle International Reinsurance por un millón de dólares; la segunda se hizo a Triangle Management por 700 mil dólares y la tercera a Novartis Bioventures por 12 mil dólares.

La memoria anual oficial de Novartis del 2017 contempla una lista de 217 subsidiarias, pero no están todas las compañías offshore que utiliza para mover su dinero con asesoría de Appleby.

Las aseguradoras offshore

Los Paradise Papers revelan también detalles desconocidos de una de las más promocionadas compras empresariales que hizo Novartis para consolidar su liderazgo en el sector farmacéutico en el 2011. Seis meses después de que la gigante suiza anunció la compra del 100% de las acciones de Alcon, una compañía líder en productos oculares, este negocio terminó de concretarse a través del estudio Appleby.

En agosto de 2011, un intercambio de correos entre dos empleados de Appleby detalló que la adquisición de Alcon incluía sus 14 subsidiarias, entre las que estaban dos cautivas o aseguradoras offshore: Trinity Insurance Company y Triangle International Reinsurance. La primera de ellas debe responder por todos los productos defectuosos de la corporación y los daños que estos puedan causar a los consumidores. Mientras que la segunda está encargada de cubrir los riesgos de las subsidiarias de Novartis.

DIRECTOR. El socio administrador de Appleby, Timothy Faries, figura como de director de doce de las 15 empresas de papel que tiene Novartis. / CaptiveReview

El detalle está en que Trinity Insurance Company es una empresa de papel, ya que uno de sus directores es Timothy Faries, socio administrador de Appleby en Islas Bermudas. La dirección fiscal de esta compañía es la misma oficina del tercer piso de la Calle Front N°131, en Hamilton, Bermudas, que utiliza el estudio para varias de las sociedades offshore que facilita a sus clientes.

Trinity Insurence Company fue creada en 1999 en las oficinas de Appleby. Hasta el 2009, un año antes de pasar a manos de Novartis, esta aseguradora offshore mostraba una facturación anual de 31.7 millones de dólares, según registros de la base de datos global Opencorporates. Lo extraño es que desde entonces no hay más reportes disponibles sobre sus ingresos.

En octubre de 2017, dos semanas antes de que se destaparan los Paradise Papers, Novartis compró el laboratorio francés Advanced Acceleratos Applications por 3.900 millones de dólares para expandir sus inversiones en el segmento de medicinas contra el cáncer. Al momento de esa operación financiera, la gigante suiza seguía siendo uno de los principales clientes de Appleby. Solo que esta vez, en el comunicado sobre su nueva fusión empresarial, no mencionó si recurrió a su habitual operador de negocios para mover su dinero.

 

Origen: Los negocios secretos de Novartis en paraísos fiscales – Fondos de Papel – OjoPúblico

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: