España: Las mujeres duplican a los hombres en consumo de antidepresivos

El 17% de ellas los consumieron en el último año, mientras que en ellos el índice baja hasta el 8,6%
La gran carga de trabajo en el hogar continúa siendo un lastre para su salud mental

LETICIA DE LAS HERAS | ITXASO MICHITORENA

Gráfico del consumo de ansiolíticos y antidepresivos en Navarra en mujeres.

Gráfico del consumo de ansiolíticos y antidepresivos en Navarra en mujeres. (ITXASO MICHITORENA)

PAMPLONA– Las mujeres navarras duplican a los hombres en consumo de ansiolíticos y antidepresivos, según los últimos datos aportados por el departamento de Salud. En ambos casos se observa una mayor prevalencia en la Zona Media, con el pico de consumo en mujeres situado en el área de Lodosa y el de los hombres en Artajona.

En la Comunidad Foral, el 17,7% de las mujeres consumieron al menos tres envases de ansiolíticos, hipnóticos y sedantes y/o antidepresivos en el último año, mientras que en el caso de los hombres tomaron estos medicamento un 8,6%. Resulta llamativo además que el menor consumo de estas sustancias en mujeres, situado en Lesaka con una tasa del 11,74%, dista en menos de un punto porcentual de la mayor en el caso de los hombres (12,50%), situada en Artajona.

Desde el Observatorio de Salud Comunitaria del Gobierno de Navarra, el jefe del Servicio de Promoción de la Salud Comunitaria, Koldo Cambra, subrayó que esta diferencia de género no se da solo en la Comunidad Foral, sino que se observa también a nivel estatal. Según el Informe de utilización de medicamentos antidepresivos en España durante el periodo 2000-2013, publicado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), en el conjunto del país la prevalencia en vida del episodio depresivo es mayor en mujeres (14,4%) que en hombres (6,2%).

Miren López Lareki, psiquiatra del Centro de Salud Mental de Buztintxuri, explicó que esta brecha se género se debe en parte a que tanto la depresión como la ansiedad presentan una mayor prevalencia en las mujeres, lo cual se traduce en un mayor consumo de estos medicamentos. Además, indicó, se da la circunstancia de que los hombres informan a su médico con menor frecuencia de la existencia de estos trastornos, por lo que no son diagnosticados ni tratados.

El machismo aún persistente en la sociedad tiene mucha culpa en que se produzcan más enfermedades de este tipo entre las mujeres, y es que, apuntó la psiquiatra, influye el hecho de que sean ellas quienes lleven mayor carga como cuidadoras. En el caso de las mujeres integradas en el mercado laboral la sobrecarga se intensifica, ya que, aseguró, aún son ellas quienes se encargan del cuidado del hogar y de los hijos, algo que tienen que compaginar con su trabajo fuera de casa. “Esto hace que tengan mayor vulnerabilidad tanto para los trastornos de ansiedad como para la depresión”, indicó.

EXTREMOS EN EL CONSUMOLodosa presenta el pico de máximo consumo de antidepresivos y ansiolíticos entre las mujeres navarras, con una tasa del 21,9%. Esta zona básica de salud, que abarca los municipios de Lazagurría, Lodosa, Mendavia, Sartaguda y Sesma, presenta un alto índice de consumo también entre los varones (10.8%), con la segunda tasa más alta tras el 12,5% de Artajona. Precisamente en esta zona básica de salud, que incluye los municipios de Artajona, Berbinzana, Larraga y Miranda de Arga, se encuentra el segundo peor dato de consumo en mujeres, con una tasa del 21,2%.

Se sitúan también a la cabeza en el consumo de este grupo de fármacos las áreas de Carcastillo, con una tasa de consumo del 19,8% en mujeres y el 8,7% en hombres;Allo, con un 19,3% en mujeres y 10,8% en hombres;Olite, con un 19,3% en mujeres y un 10,6% en hombres;y Puente la Reina, con un 19,3% en mujeres y un 10,4% en hombres. En el otro lado de la moneda se encuentra la zona norte de Navarra, donde los consumos de antidepresivos y ansiolíticos son menores.

En concreto, el área de Lesaka presenta los menores resultados de consumo referentes tanto a mujeres como a hombres, con tasas del 11,7% y del 7,3% respectivamente. Se sitúan también en la parte baja de la lista áreas del norte como Leiza, con 13,1% en mujeres y 7,4% en hombres;Elizondo, con 13,1% en mujeres y 7,5% en hombres;la Ulzama, con 13,4% en mujeres y 7,3% en hombres;e Irur-tzun, con 14,2% en mujeres y 8,4% en hombres. En Tierra Estella destaca la zona de Ancín con una tasa de consumo del 11,9% en mujeres y del 7,5% en hombres. Desde el Observatorio, Koldo Cambra apuntó que, aunque existen diferencias por territorios, estas no son especialmente destacables y no hay ningún parámetro que se salga de la norma. “Las diferencias son poco importantes para poder establecer zonas con mayor problemática”, señaló.

En Pamplona se observan diferencias de consumo de antidepresivos y ansiolíticos entre sus diferentes barrios, aunque las brechas son aún menores que en el área rural. Como punto positivo destaca Azpilagaña, con el mejor dato de consumo en hombres (14,4%) y el segundo mejor en mujeres (8,2%), solo peor que San Jorge (8,1%). En el otro lado de la moneda se encuentra Buztintxuri, con el peor dato en mujeres (19,4%) y el segundo peor en hombres (11,1%) y El Casco Viejo / I Ensanche, con el peor dato en hombres (11,7%) y el tercero peor en mujeres (16,7%), por encima de Ermitagaña (16,8%).

REPERCUSIÓN ECONÓMICASegún detalló el consejero de Salud, Fernando Domínguez, los antidepresivos son uno de los fármacos que más gasto farmacéutico ocasionan al Gobierno de Navarra en lo referente a medicamentos dispensados mediante receta, suponiendo un 7,27% del presupuesto. Se sitúan solo por detrás de los antidiabéticos, que representan el 9,28%, y de los medicamentos para afecciones respiratorias, que suponen el 8,03%.

Origen: Las mujeres duplican a los hombres en consumo de antidepresivos. Noticias de Navarra

Deja un comentario