Cuba: Seis horas de cola para comprar medicamentos en una farmacia de La Habana

Hasta seis horas pueden gastar en una fila los residentes de la zona VI de Alamar, en el capitalino municipio Habana del Este, si necesitan adquirir medicamentos en la farmacia local, así lo ha denunciado un vecino de esa urbe en la sección Cartas a la Dirección del diario Granma.

Según relató Ernesto González del Pino, habitante de la referida localidad, al margen de los desabastecimientos, las fallas en la comercialización de fármacos en Alamar “hacen que la población envejecida y con disímiles dolencias tenga la necesidad de hacer largas colas que rebasan las seis horas en la farmacia municipal de la Zona 6”.

Es dicha farmacia, explica el hombre, la encargada de expender una serie medicamentos que “el organismo encargado considera que no se pueden comercializar en las otras farmacias de la ciudad”.

González del Pino dijo no entender “por qué siempre despacha una sola persona”, cuando para atender a un cliente, dicha empleada debe realizar otras operaciones ajenas a sus funciones “tales como recibir certificados médicos, elaborar tarjetones, llevar el inventario, elaborar el vale y cobrar”.

La situación empeora si la farmacia se encuentra comercializando las llamadas íntimas o toallas sanitarias femeninas, un proceso que requiere de mayor tiempo de atención por persona, pues se debe registrar la compra con el carnet de identidad, así como con la libreta de abastecimiento.

En tal caso, la demora se da cuando la única despachadora, como es requerido, debe “ponerse a buscar los nombres de las usuarias en un enorme libro para proceder a la venta”.

“Todo esto va en detrimento de la población que necesita del servicio para conservar su salud”, apuntó el afectad, quien espera “sensibilizar a los responsables de esta importante actividad para buscar soluciones”.

Este tipo de fallas en el sistema de distribución de medicamentos han sido denunciadas en disímiles ocasiones por los numerosos usuarios. Ello se suma a la actual escasez de varios fármacos imprescindibles como los analgésicos, en especial la dipirona, así como ansiolíticos y tratamientos para personas con hipertensión.

A finales del pasado año, autoridades de la industria farmacéutica y el propio Ministerio de Salud Pública alegaron que la escasez en las farmacias se debía principalmente a “la falta de financiamiento oportuno para pagar a los proveedores”.

BioCubaFarma, responsable por el 63% de los medicamentos básicos distribuidos en la isla, apuntó a los fallos en el presupuesto por parte del Estado, capital con el cual se negocia la adquisición de las materias primas, materiales de envases, e insumos.

Asimismo, en un reportaje más reciente, la televisión cubana culpó a las indisciplinas y robos que se dan lugar por parte de los trabajadores encargados de distribuir y despachar los fármacos en las distintas instalaciones.

Los casos de corrupción en BioCubaFarma también influyeron negativamente sobre este panorama, ocasionando pérdidas de casi 25 mil dólares en medicamentos y otros insumos para la empresa.

Al cierre de noviembre, la compañía registró 30 hechos de robo o intento de desvío de medicamentos. “Afortunadamente algunos han sido frustrados por los propios cuerpos de Seguridad y Protección de las empresas, pero el número de casos se ha incrementado con respecto al año 2016”, reconoció su vicepresidenta Tania Urquiza Rodríguez.

Origen: Seis horas de cola para comprar medicamentos en una farmacia de La Habana – CiberCuba

Deja un comentario