Los Plátanos y los Aguacates Pueden Prevenir los Infartos

Historia en Breve

  • El consumo deficiente de potasio y/o magnesio puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, pero comer un plátano y un aguacate diariamente, puede prevenir uno de los primeros indicios de la enfermedad: el endurecimiento de las arterias
  • Un nuevo estudio, expone como algunos estudios en animales aliviaron la calcificación vascular; los ratones que obtuvieron los niveles más altos de potasio, presentaban arterias más flexibles
  • Un estudio demuestra que las concentraciones intracelulares tanto del magnesio como del potasio comparten un estrecho vínculo y que las relaciones entre sus células son el origen de los síntomas de arritmias cardíacas como consecuencia de la hipocalemia, a la cual también se le denomina concentración baja de potasio y, probablemente, también representan el origen de otras cardiopatías
  • Los plátanos son ricos en potasio y los aguacates contienen cantidades sorprendentes de magnesio, por lo que, al igual que otros alimentos, ambos pueden prevenir y aliviar problemas cardíacos, como la hipertensión y cardiopatías.

Por el Dr. Mercola

Si sabe cuáles son las vitaminas y los minerales más comunes en las frutas y verduras, ya debe saber que tanto el potasio como el magnesio son importantes componentes en los plátanos y aguacates.

Al igual que todos los alimentos, ambas son maravillosas frutas (porque, aunque se crea que el aguacate es un vegetal, ambas son frutas) ofrecen otros beneficios, sin embargo, recientemente los científicos anunciaron que tanto la una como la otra, pueden prevenir paros cardíacos.

La Universidad de Alabama llevó a cabo una investigación que más tarde se publicó en la revista JCI Insight.1

De hecho, tal y como NDTV2 lo relató, los científicos revelaron que el comer plátano y aguacate diariamente, puede protegerlo directamente de contraer cardiopatías, o en particular, de contraer aterosclerosis o endurecimiento de las arterias, que a menudo conduce a una serie de diversos trastornos.

Asimismo, también puede reducir el riesgo de bloqueos arteriales, que a menudo requieren de cirugía. El estudio indica que el potasioen estos alimentos puede aliviar el problema en gran medida. El estudio en animales descubrió que reduce la calcificación arterial, una de las complicaciones tanto de la enfermedad renal como de la enfermedad cardiovascular.

Se les dio a los ratones una alimentación alternativa con niveles de potasio bajos, normales o altos, y aquellos con los niveles más altos, tenían arterias sustancialmente más flexibles, de forma paralela, aquellos con niveles menores, mostraban endurecimiento.

Esto es igual en humanos. Cuando en una alimentación se incluyen productos con altas cantidades de estos minerales, estos síntomas se alivian, en especial el endurecimiento en las arterias, la cual se considera uno de los primeros indicios de los problemas cardiovasculares.

Se pueden presentar diversas dificultades ya que el endurecimiento en las arterias puede hacer que su corazón se esfuerce más para bombear sangre a todo su cuerpo.

La calcificación arterial es solo una de las afecciones que el consumo constante y adecuado de potasio puede ayudar a prevenir, asimismo este mineral puede coadyuvar a las siguientes afecciones de gravedad:

  • Cardiopatía
  • Derrame cerebral
  • Síndrome metabólico
  • Enfermedad renal crónica (ERC)
  • Hipertensión

La Calcificación Y Qué Representa Para Sus Arterias

La calcificación es una acumulación de calcio en los tejidos, órganos o vasos sanguíneos. Mientras se forma, puede detener el proceso que el cuerpo necesita para funcionar adecuadamente. De acuerdo con la revista Difference Between:

“La arteriosclerosis es un defecto presente en la pared arterial (los vasos sanguíneos que llevan sangre oxigenada).

Es el endurecimiento de las paredes que son normalmente flexibles debido a la pérdida de elasticidad de la musculatura arterial. Durante la juventud, las arterias son flexibles por la presencia de una proteína llamada elastina.

A medida que envejecemos, hay pérdida de esta elastina que causa el engrosamiento de las paredes arteriales. La aterosclerosis, es otra condición que consiste en la deposición de placas de grasa y glóbulos de colesterol dentro de las arterias que estrechan la abertura arterial.”3

Los científicos señalaron que las células musculares lisas o VSMC por sus siglas en inglés, contribuyen a la calcificación arterial en la aterosclerosis y que “la rigidez arterial se ha convertido en un indicador propio de la morbilidad y mortalidad cardiovascular, lo que, en conjunto, representa un importante problema de salud a nivel nacional.”4

De acuerdo a su investigación y a diferencia de lo que los científicos originalmente pensaban, la calcificación arterial puede ser la responsable de la rigidez aórtica. De hecho, un estudio del 2009 que se titula “Calcificación arterial: el asesino de los pacientes con enfermedad renal crónica” (“Vascular calcification: the killer of patients with chronic kidney disease.“)5 señala lo siguiente:

“A pesar de ser considerado previamente como un proceso pasivo, no regulado y degenerativo en las arterias, se ha demostrado que la calcificación arterial es un proceso altamente regulado de diferenciación osteocondrógena de las células vasculares”.6

Además, se descubrió que las células musculares lisas, producían “proteínas de matriz extracelular”, las cuales en realidad causaban que el proceso de calcificación arterial ocurriera más rápido.

Las Personas Con Bajos Niveles De Potasio Corren Más Riesgos

El entorno científico sabe que el potasio juega un papel vital para evitar la calcificación arterial y patologías similares.

De hecho, estudios previos han dejado en claro la relación entre bajos niveles de potasio en la sangre y la muerte por enfermedad renal crónica7 o síndrome metabólico,8 y aunque dicha relación es evidente, no se ha investigado a fondo. Asimismo, el estudio dejó todavía más en claro que: “el consumo adecuado de potasio en la alimentación alivia aquellas condiciones patológicas”.9

Los investigadores también observaron que, si bien la influencia directa que tiene el potasio en la alimentación, respecto al desarrollo de la calcificación arterial en la aterosclerosis, aún no se había “establecido y definido”, por primera vez pudieron probar que el potasio era la clave.

Aunque su consumo en exceso puede causar problemas, como dolor de estómago, náuseas y/o diarrea, según International Business (IB) Times,10 es evidente que lo que come influye directamente en el riesgo de estas graves enfermedades.

Por esto mismo, en especial para dichas enfermedades, los plátanos y los aguacates son 2 alimentos que contienen potasio y que pueden reducir el riesgo de complicaciones.

En respuesta a los hallazgos del estudio, el Dr. Mike Knapton, de la fundación “British Heart Foundation”, declaró que “con más investigaciones, podríamos comprobar si la enfermedad se forma en humanos de una forma similar y así, desarrollar tratamientos”.11

La Correlación del Magnesio Y el Potasio Respecto A la Salud

Un consumo regular y adecuado de magnesio, resulta ser clave en términos de mantener una óptima salud cardíaca, así como un funcionamiento adecuado tanto de los riñones, como de los nervios, músculos y la regulación de la presión arterial.

Es fundamental obtener la cantidad adecuada de magnesio ya que es el cuarto mineral más abundante en su cuerpo y más de 600 funciones dependen del mismo.12 Pero hay algo más que considerar. La Academia Nacional de Ciencias, evaluó el papel de varios nutrientes en los que se incluyó el magnesio, y se observó que:

“El magnesio se denomina ‘bloqueador fisiológico natural de los canales de calcio.’ Cuando el magnesio se agota, el calcio intracelular aumenta. La deficiencia de magnesio puede provocar calambres musculares, hipertensión y vasoespasmos tanto coronarios como cerebrales, pues el calcio desempeña un papel importante en la contracción del músculo esquelético y liso.

El agotamiento de magnesio se encuentra en una serie de enfermedades de la función cardiovascular y neuromuscular, en los síndromes de malabsorción, en la diabetes mellitus, en los síndromes renales y en el alcoholismo”.13

Los síntomas “comunes” por tener un bajo nivel de magnesio son espasmos musculares, fatiga inexplicable, ritmos cardíacos irregulares, espasmos oculares e incluso ansiedad, pero los que ocasionan problemas son aquellos que pueden ser difíciles de detectar hasta que se haya diagnosticado la deficiencia de magnesio.

Asimismo, los estudios demuestran que problemas como el asma y la osteoporosis pueden estar involucrados, junto a otros síntomas que indican otras posibles deficiencias, que incluyen la del potasio.

Para hacer frente a esto, los expertos recomiendan que las personas con estos síntomas den por sentado que dicha deficiencia es posiblemente el problema y emprendan un tratamiento de inmediato que se base en un mayor consumo de magnesio, ya sea a través de suplementos, alimentos, o tal vez ambos.

Esto se debe, entre otras cosas, a que el cuerpo comienza a eliminar el magnesio y el calcio de sus huesos durante lo que se conoce como “funcionamiento” deficiente de magnesio. Ancient Minerals explica:

“Este efecto deja entrever un panorama aún más difícil: niveles aparentemente adecuados de magnesio que enmascaran una verdadera deficiencia aunada a un daño continuo a las estructuras óseas.

Por lo tanto, los expertos sospechan de una deficiencia de magnesio siempre que existen factores de riesgo para afecciones relacionadas, en lugar de basarse en pruebas o síntomas observables aisaldos”.14

Un estudio demuestra que las concentraciones intracelulares del magnesio y del potasio comparten un estrecho vínculo y que las relaciones entre sus células son la clave, no las concentraciones, además la hipocalemia, a la cual también se le denomina como concentración baja de potasio, “puede ser producto de los mismos mecanismos y con frecuencia están relacionados clínicamente entre sí”,15 en especial porque se relacionan con arritmias y, probablemente, con otras cardiopatías.

La ventaja es que cuando empieza a consumir cantidades adecuadas de potasio y magnesio— en un inicio los plátanos y los aguacates son grandes opciones–los síntomas anteriores pueden revertirse, es decir, es posible regular el azúcar en la sangre, dormir mejor, reducir el estrés, mejorar la función mitocondrial y aumentar la energía.

Los Plátanos Demuestran Que ‘Somos Lo Que Comemos’

Los plátanos son una comida tropical y muy popular por ser una colación fácil de llevar que no requiere refrigeración y no resulta desastroso comerlo gracias a su práctica cáscara.

Nutrition Data16 señala que un plátano pequeño (de 101 gramos aproximadamente) además de ser rico en potasio, proporciona una buena cantidad de fibra. También es cuantioso en vitamina B6 y vitamina C, al igual que en proteínas, cobre y manganeso.

No obstante, deberá ser precavido con su consumo de azúcar, ya que los plátanos son una fruta con alto contenido de fructosa natural; un plátano de 7 pulgadas de largo tiene 12.4 gramos.

Sin embargo, al saber el beneficio del potasio, IB Times enumera una serie de beneficios adicionales a considerar en caso de optar por un plátano pequeño como una colación (o como ingrediente en docenas de platillos):

  • Los plátanos ayudan a equilibrar su nivel de azúcar en la sangre porque no elevan su índice glucémico.
  • Los plátanos verdes han demostrado ser beneficiosos para las personas con sensibilidad a la insulina, ya que contienen de 15 a 30 gramos de almidón resistente a la digestión.
  • Comer plátanos puede ayudar a mantener un nivel de presión arterial estable.
  • Los alimentos con alto contenido de potasio pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cálculos renales.17

Los plátanos son un ingrediente fantástico para los batidos, los hace cremosos y les dan un toque tropical, pero también son deliciosos en rodajas con mantequilla de maní cruda y orgánica, además de poderse disfrutar como un bocadillo saludable.

Los Aguacates Y Su Impresionante Descripción Nutricional

Un aguacate por sí solo, proporciona una impresionante gama de nutrientes que prácticamente impactan positivamente en todas las partes de su cuerpo, pero en especial en su corazón y en sus arterias.

Es rico en fibra, además de contener vitamina C, vitamina K y folato. Para explicar cómo es que el aguacate cumple con los parámetros del Consumo Dietético de Referencia (DRI por sus siglas en inglés), o cuánto se necesita para obtener las cantidades óptimas, Nutrition Data18 proporciona la siguiente información respecto a los principales nutrientes del aguacate y los valores porcentuales diarios:

Fibra — 54 % Ácido Fólico— 41 %
Vitamina C — 33 % Vitamina B6 —26 %
Vitamina K — 53 % Ácido Pantoténico — 28 %
Magnesio — 15 % Potasio — 28 %

Las rodajas de aguacate son excelentes ingredientes en sándwiches y ensaladas, además es delicioso si se cubre con mozzarella, albahaca y pimienta negra, si se mezcla con salsa y papaya picada o bien si se acompaña con huevos escalfados.

Otros alimentos que contienen magnesio son verduras como la espinaca, la lechuga romana/orejona y la acelga; las crucíferas como el brócoli, la coliflor y las coles de Bruselas; las semillas y las nueces; los pescados grasos, como la caballa y el salmón de Alaska; especias específicas como el hinojo, clavo, cebollino y cilantro; frutas como la papaya, la sandía, las frambuesas y las fresas, y el yogur de leche de animales alimentados con pasto.

Algunos ejemplos de buenas fuentes de potasio son la remolacha, la zanahoria, el melón, las naranjas y la mayoría de los alimentos mencionados a lo largo del artículo. Si ha notado alguno de los síntomas previos, es probable que incrementar el consumo de todos estos alimentos alivie estos y otros malestares.

Origen: Los Plátanos y los Aguacates Pueden Prevenir los Infartos

Deja un comentario