Un nuevo tratamiento para la obesidad reduce el peso corporal en ratones, ratas y primates

La proteína GDF15 redujo el peso corporal, la ingesta de comida y los niveles de insulina sérica de los animales

 

Un grupo de investigadores ha creado proteínas modificadas que reducen el peso corporal, los valores de insulina en sangre y los niveles de colesterol en ratones, ratas y primates obesos. Los resultados obtenidos, que se publican en «Science of Traslational Medicine», podrían sentar las bases para terapias alternativas –muy necesarias, por cierto- a la cirugía bariátrica para el tratamiento de la obesidad en humanos.

La obesidad constituye un problema de salud mundial. La cifra de personas, tanto niños como adultos, con exceso de peso se elevó en 2015 hasta los 2.200 millones. O lo que es lo mismo, hasta un 30% de la población global tenía un IMC elevado. Además, 108 millones de niños y hasta 600 millones de adultos presentaban un IMC superior a 30 kg/m2 –es decir, eran obesos. Y según el último informe hecho público con motivo del Día Mundial de la Obesidad, el número de niños obesos ha aumentado en las últimas cuatro décadas desde cinco millones de niñas y seis millones de niños obesos en 1975, a alrededor de cincuenta millones de niñas y setenta y cuatro millones de niños en 2016. Cifras que suponen un incremento durante este período de 11 a 124 millones, indicó el informe. España tenía en 1975 un 2.3% de niñas o adolescentes obesas y un 3.6% de niños. Sin embargo, en 2016 estas cifras aumentaron de manera considerable, unas cuatro veces más, calculándose que había un 8.2% de niñas o adolescentes obesas y un 12.9% de niños.

De ahí la urgente necesidad de encontrar alternativas. Lo que ahora han hecho los investigadores de Amgen Inc. en San Francisco (EE.UU.), basándose en la observación de que los ratones, las ratas y los humanos obesos tienen elevadas concentraciones séricas de una proteína llamada «GDF15» en comparación con individuos delgados de control, es desarrollar tratamientos derivados de esta molécula.

El número de niños obesos ha aumentado en las últimas 4 décadas desde 5 millones de niñas y seis millones de niños obesos en 1975, a alrededor de 50 millones de niñas y 74 millones de niños en 2016

Utilizando múltiples modelos de ratón de obesidad tanto genética como inducida por la dieta, los investigadores observaron que la administración del gen de la GDF15 redujo el peso corporal, la ingesta de comida y los niveles de insulina sérica de los animales.

Debido que la GDF15 tiene una semivida corta en plasma y es difícil de producir en cantidades sustanciales, los científicos generaron dos proteínas de fusión diferentes, más estables en la circulación y que produjeron mejores resultados; ambas disminuyeron de forma eficaz el peso corporal de ratones y macacos cangrejeros obesos.

 

Los expertos también demostraron que el régimen de GDF15 alteraba las preferencias de alimentación en los ratones, de modo que optaban por comer alimentos menos calóricos cuando se les daba a elegir entre el alimento estándar y una dieta a base de leche condensada rica en calorías; por el contrario, los ratones sin tratar se atiborraban de alimentos altos en calorías.

Los autores determinaron que la GDF15 activó una población de neuronas llamadas «neuronas con potencial de acción» que forman parte de una porción del eje intestino-cerebro, pero señalan que es necesario realizar más estudios para identificar el receptor celular de la proteína antes de que los eventuales tratamientos lleguen a la consulta médica.

Esta proteína se une a otras ya identificadas, como la proteína MKK6, identificada recientemente por un equipo del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC), como posibles tratamientos futuros de este gigantesco problema epidémico.

 

 

Origen: Un nuevo tratamiento para la obesidad reduce el peso corporal en ratones, ratas y primates

Deja un comentario