Honduras: Droga “Fentanilo” es 50 ó 100 veces más fuerte que la heroína

Droga “Fentanilo” es 50 ó 100 veces más fuerte que la heroína

¿Qué tienen en común las muertes de Michael Jackson, Prince, Marilyn Monroe, Anna Nicole Smith y otros personajes del mundo de la música, el cine y espectáculos, con la de algunos hondureños? La respuesta tiene que ver con fármacos o drogas de uso legal médico, anestésicos o analgésicos opiáceos como el Fentanilo, cuya adicción y peligrosidad es entre 50 y 100 veces más que la heroína y morfina.

En Honduras comienzan a registrarse los casos, pero desde hace muchos años el tema había quedado en sospecha sobre las causas de varios decesos ocasionados por el abuso o adicción de algunos medicamentos que habrían acabado con decenas de vidas, pero a falta de una exhaustiva investigación quedaron en el olvido o como muertes accidentales.

Las víctimas hasta el momento son profesionales de la medicina y enfermería, según información emanada de los hospitales en donde laboraban estos profesionales, que por razones obvias se omiten sus nombres, incluso el tema ha sido considerado entre este sector como “tabú”.

“Son muchos colegas que están pasando por este problema, pero nadie se atreve a decírselos, porque pareciera ser una situación personal y tanto el mismo afectado como sus propias familias tienden a llamarse al silencio o bien temen ser castigados y que sean despedido, sin embargo las consecuencias son fatales hasta encontrarse muertos sin explicación alguna en el uso de jeringas dentro de sus venas con algún tipo de medicamento”, respondió a LA TRIBUNA, un galeno del Hospital Escuela Universitario (HEU), consultado sobre el tema.

Los opiáceos que se utilizan en los hospitales hondureños además del Fentanilo, están también el Demerol, Morfina, Propofol y Codeina.

Las largas jornadas laborales, el estrés diario, la violencia generalizada, los problemas familiares o personales, la depresión ocasionada por pérdidas de seres queridos o por causas amorosas, pasionales y monetarias, son siempre la raíz de toda persona que inicia una adicción a las drogas legales o ilegales.

En este caso, llama la atención que lo que parece una situación controlable y de índole personal, cada año se vuelve más común y uno de los factores principales sobre el consumo de medicamentos especialmente anestésicos, es que los profesionales de la medicina y enfermería suelen tener acceso directo y no restringido de estas y otras sustancias conocidas como opiáceos de diferentes tipos o analgésicos que pueden estar presentes hasta en sus propias casas sin levantar una mínima sospecha de que algo podría andar mal o se avecina una sobredosis.

SOBREDOSIS DE FENTANILO

La diferencia entre los fallecimientos de reconocidos íconos de la música y farándula en comparación con algunos hondureños, radica únicamente en la “fama”.

¿Drogarse con anestesia? Es una de las preguntas que ya comienzan a hacerse algunos investigadores de al menos cuatro muertes accidentales ocurridas en Honduras, en donde se ha comprobado la presencia de Fentanilo, nombre comercial de un medicamento anestésico cuyas acciones principales son la analgesia o tratamiento del dolor y la sedación, según definición médica.

El Fentanilo se caracteriza por su rápido acción y efecto, es inyectable, aunque también se distribuye en pastillas y parches, en todas las presentaciones la finalidad es la misma: Anestesiar y tratar el dolor crónico.

Al ser entrevistados algunos médicos, que no quisieron revelar sus nombres por seguridad, dijeron que muchos de sus colegas han sido presas de la adicción a estas sustancias y que la enfermedad adictiva los ha llevado a la muerte tal como sucedió con los últimos tres médicos anestesiólogos y una enfermera en Tegucigalpa recientemente.

Es una dosis terapéutica en cantidades controladas, representa un excelente anestésico de corta duración, según profesionales médicos hondureños consultados, quienes suelen trabajar cotidianamente con el fármaco en momentos previos a realizar cirugías.

Explicaron que el uso del Fentanilo data desde que se comenzaron a notar en el mundo de la medicina los efectos en el cerebro de los sedantes antiguos, se oía decir de parte de colegas que los pacientes se quedaban “pegados” al salir de los quirófanos, es decir que no habían resistido los efectos de la anestesia, fue así como la medicina hizo la transición al Fentanilo que es uno de los opiáceos más conocidos y utilizados al igual que el Demerol, Morfina, Propofol y Codeina.

En Honduras hasta ahora comienzan a investigarse las muertes accidentales producidas por fármacos legales como el Fentanilo y otros opiáceos.

A la pregunta sobre las muertes asociadas al Fentanilo, la mayoría dice desconocer a ciencia cierta, pero no descartan casos en personas adultas y profesionales que tienen facilidad de acceso de este fármaco, aunque también posibles casos de jóvenes que hayan fallecido a consecuencia del uso de este tipo de drogas sintéticas. “El desenlace es fatal por fallo cardiorespiratorio, sin embargo hoy en día se considera que se debe investigar el uso del Fentanilo combinado con heroína”.

Otro profesional médico manifestó que actualmente ha sido de mucha consternación para el gremio, ver a colegas y enfermeras que han sido encontrados en el interior de sus habitaciones o en el ámbito de sus lugares de trabajo autoinyectándose fármacos opiodes con el fin de tranquilizarse o relajase después de sus largas jornadas de trabajo o simplemente porque cursan con cuadros depresivos o se han vuelto adictos.

Incluso, esa misma dependencia les ha hecho hasta sustraer ilegalmente estos fármacos de las farmacias de hospitales y les ha generado investigaciones y auditorías, en casos iniciados por pérdidas de esta clase de medicamentos, y un caso resiente aún está en etapa investigativa en un centro asistencial de occidente.

EN LA MIRA DE LA DEA

El fármaco sin alterar produce un estado de completa tranquilidad, como si se estuviera volando, al combinarse con heroína prolonga más el tiempo en el organismo.

En uso de esta clase de opiáceos como el Fentanilo, es considerado un enorme problema en los Estados Unidos, quienes han hecho frente a la amenaza con extensas investigaciones, controles y persecución del comercio ilegal y adulterado del mismo, según reportes internacionales difundidos masivamente.

Una de las principales causa de la adición a este fármaco deriva en que produce euforia, sedación y analgesia, disminución de la capacidad de concentración, relajación, incluso en el mundo del narcotráfico ya es tomado en cuenta con mayor atención, por ello en laboratorios clandestinos la sustancia llega a combinarse con heroína, es aquí cuando el fármaco legal se transforma en una droga sintética que pasa a distribuirse de manera ilegal.

Según informes de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) ha habido 700 muertes relacionadas con Fentanilo de 2013 a 2014, refieren los últimos datos disponibles y accesibles en internet y medios de prensa, la tendencia según expertos ha ido a la alza por lo que a la fecha la cifra habría sobrepasado los mil casos.

Los profesionales médicos y de enfermería hondureños, especialmente los anestesiólogos, representan las profesiones más estresantes debido a la responsabilidad que pesa sobre sus hombros en un país en donde la masa de pacientes inundan las salas de emergencias y los insumos médicos son precarios; además de las condiciones laborales en el sector salud, de todos los hondureños conocido.

TEMA SERÁ ABORDADO EN CMH

La presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH), Suyapa Figueroa, dijo a LA TRIBUNA que desconocen los casos de colegas muertos a causa de sobredosis del Fentanilo o fármacos similares, pero el tema merece ser abordado en la mesa de junta directiva y será puesto en discusión e investigación.

“Es una situación difícil de determinar, hasta cierto punto se supone que son fármacos que tienen un control bastante estricto, si hemos platicado con algún personal con respecto a algunas medidas de control que se deberían tener con este tipo de fármacos y si se van a hacer acciones (…) investigar y tomar medidas al respecto”, aseguró al tiempo de indicar que esta clase de fármacos son utilizados por personal muy específico y se da con recetas controladas por lo que no es fácil obtenerlo.

“Estamos conscientes que es una situación que debe llevarse a discusión, hemos comenzado algunas pláticas con algunas personas con respecto a esto (…) es un poco difícil, pero sí se harán algunas investigaciones y de control”, insistió.

Figueroa consideró que hay áreas de la medicina que conllevan a un riesgo mayor que otros y en los últimos años en vista de las carencias que existe de material y condiciones en las que los profesionales de la medicina y enfermería realizan su trabajo, lógicamente se evidencias casos de colegas con alguna depresión y ansiedad, como es común en los seres humanos.

“Hay muchos casos de depresión en el gremio médico, ansiedad por la forma en cómo se trabaja en los hospitales con una sobrecarga y la incertidumbre de que no se cuenta con el suficiente equipo, no se trabaja en condiciones óptimas y obviamente eso lleva al estrés, en algunos profesionales es más que otros, el personal de enfermería y el médico es un personal que dedican muchas horas de vida a sus pacientes y hasta les genera problemas de tipo familiar, incluso en muchos países este tema de depresión merece atención”, reclamó.

DATO

A pesar de que la droga de la que más se abusa entre el gremio médico es el alcohol, el abuso de los agentes anestésicos es lo más preocupante, especialmente en profesionales anestesiólogos. Los más usados son los opioides (Fentanil y Sulfentanil), el Propofol y los anestésicos inhalatorios. Programas de tratamiento especializado para la clase médica han sido propuestos en USA y en Europa, como también algunas medidas preventivas, como la rigidez en el control de los fármacos y la identificación de los profesionales que tienen un mayor riesgo de abusar de las sustancias, según datos extraídos de revistas médicas.

Origen: Droga “Fentanilo” es 50 ó 100 veces más fuerte que la heroína – Diario La Tribuna

Deja un comentario