España: Medicina para batir al virus del papiloma (VPH)

Procare Health se abre camino en el sector sanitario con un gel para tratar y prevenir un mal que afecta sobre todo a la mujer

PILAR BLÁZQUEZ / El País

Imagen del laboratorio de Procare Health.
Imagen del laboratorio de Procare Health.

Hasta 2009, el químico francés y experto en marketing Yann Gaslain era el máximo directivo de la división farmacéutica de Procter & Gamble en España. En plena crisis, la multinacional abandonó esa área de actividad en España y vendió el negocio (empleados incluidos) a la farmacéutica Warner Chilcott. “Las promesas de que todo seguiría igual no se cumplieron y en mayo de 2011 despidieron a todos los trabajadores en España”, recuerda Gaslain. El primer órdago se le planteó en el plano personal. ¿Regresar a su país de origen o volver a empezar en España? Apostó por España. En segundo plano quedó que en 2012 el país estuviera bajo los nubarrones de un rescate financiero. “Yo veía futuro: era difícil conseguir clientes; en cambio, muy buenos profesionales estaban disponibles”, asegura.

Bajo esta filosofía, invitó a sus antiguos colegas a unirse a su nuevo proyecto: un laboratorio de I+D especializado en patologías femeninas. Toda una osadía, teniendo en cuenta que la investigación puede ser un pozo sin fondo económico durante años. Por eso, sin apartar la vista del laboratorio, sus primeros pasos fueron muy prudentes. Procare Health, que así se llama su compañía, empezó a rodar prestando servicios de consultoría, estrategias de venta y delegados de visitas médicas a las multinacionales asentadas en España.

En paralelo, Gaslain recibió el soplo de su vida. “¿Quieres dedicarte a la investigación? Échale un ojo al tema del virus del papiloma humano (VPH)”, asegura que le dijeron un par de ginecólogos cuya identidad se niega a revelar. La industria farmacéutica se volcó durante años en la obtención de una vacuna que ya está en el mercado y es efectiva en el 70% de los casos. Aunque su implantación en España estuvo rodeada de polémica, con gran ruido mediático por parte de detractores que le atribuyen complicados efectos secundarios. En cualquier caso, esa es una solución que no sirve para pacientes ya infectadas por el VPH.

“Nadie había apostado por el tratamiento una vez que la paciente está infectada”, explica el doctor Javier Cortés, expresidente de la Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia y uno de los principales expertos en este tipo de cáncer en España que ahora lidera la investigación de Procare Health. La infección por el VPH es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes entre la población. De hecho, se calcula que un 80% de las personas la ha padecido alguna vez. En el caso de las mujeres su contagio es especialmente relevante, ya que es la causa más habitual de cáncer de cuello de útero. Solo en España, se diagnostican más de 2.500 cánceres de cuello de útero cada año por causa del VPH, lo que la convierte en la tercera causa de muerte por esta enfermedad en el pais en mujeres de entre 15 y 44 años.

Una vez identificado este vacío, Gaslain echó mano de su formación en investigación en productos naturales y escudriñó todo tipo de fuentes históricas especializadas, especialmente las de origen ayurvédico, intentando encontrar una solución natural para esta enfermedad. “Mi idea es desarrollar soluciones nuevas para la mujer. Dejar de lado los habituales tratamientos hormonales y apostar por soluciones más naturales”, explica. Esa es la filosofía con la que Procare Health ya ha conseguido poner en el mercado Papilocare, un gel vaginal derivado de siete plantas y especialmente indicado para la prevención de este tipo de lesiones. El fármaco debe formar una barrera defensiva en la zona de transformación del cérvix para prevenir el riesgo de integración del VPH.

Un hongo chino

El principal activo del gel es un hongo de origen chino que ayuda en la regresión de las lesiones intraepiteliales escamosas de bajo grado. Los resultados de un estudio de efectividad en pacientes fueron presentados el año pasado por el doctor Damian Dexeus (Women’s Health Institute Barcelona). El 95% de las mujeres de entre 18 y 45 años tratada mejoró el grado de epitelización del cuello uterino y el 55% alcanzó la normalidad. Observó también una tendencia a la normalización de la microbiota vaginal y un incremento significativo de la salud vaginal.

La doctora Ana Belén Rizo, que ya utiliza el Papilocare con sus pacientes de la malagueña Clínica Fertia, confirma su efectividad. “Es el único medicamento que existe para tratar el VPH y funciona muy bien. Aunque habrá que esperar un tiempo para confirmar si es el gran éxito que podría ser si se confirma su efectividad en mayor número de pacientes”, explica.

A partir de estos resultados, Gaslain reclutó como asesores de su proyecto a muchos de los más reputados expertos en el VPH. En la actual fase de estudios más exhaustivos en pacientes, colaboran algunos de los principales hospitales españoles públicos y privados, entre los que están el hospital San Carlos de Madrid o el Hospital General Universitario de Alicante, entre otros, aparte del mencionado Women’s Health Institute de Barcelona. Y es que a pesar de las pruebas y los resultados “esperanzadores”, en palabras de Cortés, todavía es necesaria una fase de pruebas con una muestra mucho más amplia de pacientes para que pueda ser aprobado por las autoridades sanitarias como un medicamento efectivo. El objetivo de la empresa es avanzar hasta “aportar una solución al VPH”, en palabras del fundador.

Por el lado financiero, la I+D estuvo en un principio financiada con los ahorros de Gaslain. “Mi equipo de P&G no solo se sumó como trabajadores al proyecto, también fueron los primeros accionistas, con la implicación que ello conlleva”, explica el fundador de Procare Health. Más tarde también contó con el apoyo de un nutrido grupo de antiguos directores de división de P&G que se han convertido en accionistas. Pero aún más. “Conseguí financiación del Banco Sabadell primero y del Santander después. Algo que parecía imposible en la España de 2014. Así que sí puedo decir que tuve suerte”, reconoce Gaslain.

A la espera de que se confirmen los pronósticos, Procare Health se está consolidando como uno de los escasos laboratorios enfocados exclusivamente en la salud femenina. En cinco años, los ex empleados de P&G han conseguido poner en marcha un negocio que ya factura dos millones de euros y genera 30 empleos directos.

Origen: Medicina para batir al virus del papiloma | Economía | EL PAÍS

Deja un comentario