Barcelona cumple para acoger la EMA pero el reto secesionista hunde sus opciones

Vista panorámica de la ciudad de Barcelona con la Torre Agbar. EFE/Marta Pérez

Barcelona cumple de sobra los criterios definidos por Bruselas para albergar la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que tendrá que dejar su actual ubicación en Londres el 29 de marzo de 2019 debido al brexit. Este es al menos el veredicto de la evaluación que ha publicado este sábado la Comisión de las 19 ciudades candidatas. Un informe insulso que no incluye ningún ranking, ni lista corta, sino que se limita a poner en paralelo las ofertas presentadas por los diferentes países.

En Bruselas se considera que Barcelona es una de las candidatas “más solidas” para quedarse con la EMA. Cuenta a su favor el haber quedado en segunda posición cuando Londres fue elegida sede en 1992; el prestigio de la Agencia Española de Medicamentos; la presencia de una importante industria farmacéutica; la icónica torre Agbar que ofrece como emplazamiento; así como el buen tiempo y la calidad de vida.

De hecho, los propios funcionarios de la Agencia Europea del Medicamento sitúan a Barcelona en segunda posición de sus preferencias, sólo por detrás de Ámsterdam, según una encuesta interna del organismo la semana pasada. En cuarta y quinta posición están Milán y Copenhague. En cambio, avisan de que si la EMA se muda a destinos menos populares como Bulgaria, Croacia, Eslovaquia o Rumanía podría perder hasta el 70% de su personal, lo que impediría que siga funcionando con normalidad.

El único criterio en el que Barcelona no puntúa al máximo es en el de la dispersión geográfica. España ya alberga tres agencias europeas: la Oficina de Propiedad Intelectual en Alicante; la Agencia para la Seguridad y la Salud en el Trabajo en Bilbao; y la Agencia de Control de la Pesca en Vigo. El resto de requisitos sí se cumplen: instalaciones, accesibilidad, centros educativos para los hijos de los funcionarios, acceso al mercado laboral y sanidad para las familias y continuidad de la actividad.

El elefante en la habitación

¿Qué impacto tendrá el reto secesionista en las posibilidades de Barcelona para quedarse con la EMA? “Es el elefante en la habitación”, explicaba un alto funcionario europeo incluso antes del agravamiento de la crisis catalana. El informe de Bruselas se limita a evaluar los criterios técnicos y no hace ninguna alusión al referéndum de independencia que el Gobierno catalán ha convocado para este domingo. Pero está claro que si la EMA se marcha de Londres porque Reino Unido abandona la UE tampoco podría ir a Barcelona si Cataluña se independizara.

De momento, el aumento de la tensión ha hecho que el Gobierno español suspenda temporalmente la campaña para recabar apoyos para Barcelona en la UE. Para septiembre se había programado un acto de presentación de la candidatura de la ciudad ante los medios de comunicación conjunto entre las tres administraciones que la promueven: el Ayuntamiento, la Generalitat y el Gobierno central. La ceremonia se ha aplazado sine die. Y los periodistas de otros países de la UE ya preguntan a la Comisión por el impacto del independentismo en las aspiraciones de Barcelona.

“Éste no es el mejor momento para ir pidiendo votos por Barcelona, vamos a dejar que pase el 1 de octubre”, admiten fuentes gubernamentales. El Gobierno de Rajoy sigue sosteniendo que Barcelona “es con mucha diferencia la mejor candidata” y ya cuenta con “bastantes votos”. Y lo fía todo a que la crisis catalana se resuelva de aquí al 20 de noviembre, fecha en que se votará la sede de la EMA. “Para entonces la legalidad imperará en Cataluña y los ánimos se habrán calmado”, señalan las fuentes.

El traslado de las sedes (también se muda de Londres la Autoridad Bancaria Europea, aunque España no ha presentado candidatura) volverá a abordarse en la cumbre de líderes europeos del 19 y 20 de octubre. El voto final de noviembre tendrá lugar a nivel ministerial, con un complicado sistema que parece una copia enrevesada, según reconocen los propios diplomáticos, del que se utiliza en el Festival de Eurovisión.

Esta es la lista completa de ciudades candidatas a la Agencia Europea del Medicamento: Ámsterdam, Atenas, Barcelona, Bonn, Bratislava, Bruselas, Bucarest, Copenhague, Dublín, Helsinki, Lille, Malta, Milán, Oporto, Sofía, Estocolmo, Viena, Varsovia y Zagreb.

La ciudad que se quede con la EMA logrará importantes beneficios económicos, ademas de un fuerte impulso para su sector farmacéutico y científico. La agencia se encarga de evaluar y autorizar la comercialización de nuevos medicamentos. Cuenta con un personal de un millar de funcionarios pagados por la UE, y un presupuesto anual superior a los 300 millones de euros. Recibe alrededor de 36.000 visitas anuales, incluyendo científicos, pacientes, profesionales sanitarios o expertos nacionales. Eso implica una demanda de 30.000 noches de hotel, con picos diarios de hasta 350 habitaciones.

Origen: Barcelona cumple para acoger la EMA pero el reto secesionista hunde sus opciones

Deja un comentario