Barcelona recibe apoyos para acoger a la Agencia Europea del Medicamentos (EMA)

El ministro de Salud de Chipre, George Pamborides, ha visitado este jueves la Torre Glòries, de Barcelona, el edificio que acogerá la sede de la Agencia Europea del Medicamento (AEM) si la capital catalana resulta escogida por los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, que tomarán esta decisión en una reunión prevista para el próximo 20 de noviembre. La AEM, situada en Londres desde su creación en 1995, debe abandonar dicha capital a consecuencia de la ejecución del Brexit.

La visita del ministro Pamborides, representante de uno de los escasos países europeos que no optan a acoger a la AEM pero sí participarán en su elección, forma parte de los encuentros que la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, mantiene con representantes de las 19 candidaturas que pretenden ubicar la estratégica agencia. Estas entrevistas ponen de relieve, indican fuentes de Sanidad, el interés internacional por conocer el Sistema Nacional de Salud que aplican las comunidades españolas.

Fuentes del Ministerio de Sanidad aseguran que la candidatura barcelonesa podría recibir en su momento el apoyo de varios países del área mediterránea, a medida que algunos de ellos desistan, por múltiples razones, de optar a ser el país de acogida de la AEM.

El próximo 30 de septiembre será otra de las fechas determinantes en esta carrera, ya que la UE emitirá el informe sobre la calidad técnica que reúnen las candidaturas recibidas.

A continuación, el 20 de octubre, el Consejo Europeo realizará el debate político tras el cual se conocerá qué países mantienen su intención de acoger a la AEM. Fuentes próximas a este proceso no descartan que la elección definitiva, una vez descartadas numerosas candidaturas, se dirima entre Barcelona y Milan.

Trascendencia indudable
La AEM, que ocupa a unos 900 empleados directos y cuenta con un presupuesto anual de 340 millones de euros, analiza las propuestas que le dirige la industria farmacéutica y los grupos de investigación sobre moléculas farmacológicas susceptibles de ser autorizadas para su comercialización en el ámbito de la UE. Genera más de 4.500 empleos indirectos y propicia la instalación de unas 1.500 empresas en sus inmediaciones. Unas 40.000 personas vinculadas al ámbito de los medicamentos visitan la sede de la AEM todos los años.

En la iniciativa por conseguir que la AEM se instale en Barcelona participan el ayuntamiento de la ciudad y la Generalitat, además el Gobierno central. Todas las entidades económicas y científicas catalanas y del resto de España han mostrado su apoyo a la candidatura. Entre ellas, Farmaindustria –patronal de la industria del medicamento en España–, el Cercle d’Economia, el Consorci de la Zona Franca, Fira de Barcelona y las principales universidades españolas.

Origen: Barcelona recibe apoyos para acoger a la Agencia Europea del Medicame

Deja un comentario