EEUU: Tiger Woods y el contundente resultado del examen toxicológico

Cuando lo arrestó la Policía, el exnúmero 1 del mundo de golf había consumido cinco medicamentos diferentes.

El exnúmero uno del mundo, el golfista estadounidense Tiger Woods, no estaba ni borracho ni había tomado ningún tipo de droga prohibida, pero si tenía en el organismo cinco medicamentos diferentes cuando el pasado mayo fue encontrado dormido por la Policía en una ruta de Florida.

De acuerdo a los resultados toxicológicos ofrecidos por la oficina del sheriff del Condado de Palm Beach (Florida), cuando fue arrestado por la Policía tenía en su organismo Vicodin, Dilaudid, Xanax, Ambien y THC (tetrahydrocannabinol).

En su momento, lo detuvieron al considerarlo sospechoso de conducir bajo los efectos de sustancias prohibidas.

El informe respalda la versión oficial que siempre dio Woods, quien el pasado miércoles se declaró culpable por conducir de manera irresponsable y aceptó ingresar a un programa que le permitirá limpiar su historial en caso de que lo complete.

Ahora que no existe más una investigación criminal activa, la oficina del sheriff del Condado de Palm Beach hizo públicos los resultados toxicológicos.

De acuerdo a estos informes, en el organismo de Woods no había drogas prohibidas sino cinco medicamentos, que aunque se necesitan consumir con receta médica están en cualquier farmacia del país.

El Vicodin, por ejemplo, es un genérico para aliviar el dolor. El Dilaudid es un fuerte analgésico. Otro medicamento encontrado en el organismo de Woods fue el Xanax, que se receta para ayudar a las personas con su estado de ánimo y el sueño. El Ambien también se trata de un medicamento para el sueño. Y el THC es un relajante muscular que también el cuerpo metaboliza después de que se consume marihuana.

Se desconoce si Woods tenía recetas para todos los medicamentos que han sido encontrados en su organismo y dado a conocer por el informe oficial. El uso médico de la marihuana es legal en el estado de Florida.

Woods, quien se quedó dormido mientras conducía y fue observado por la Policía con el auto estacionado en un camino cerca de su hogar, en Júpiter (Florida), falló múltiples pruebas de sobriedad, pero también registró un 0.00 en el dispositivo antes de ser arrestado.

El exnúmero uno del mundo no supo decir dónde estaba cuando fue interrogado los agentes de Policía, tropezó y se tambaleó en una prueba para verificar su sobriedad, de acuerdo con lo que mostró una cámara de video del patrullero donde viajaban los agentes que lo encontraron dormido.

Tiger Woods y el contundente resultado del examen toxicológico

Tiger Woods, durante una práctica para la Ryder Cup en 2016. (Foto: AFP)

Woods les dijo a los policías que estaba tomando Vicodin y Xanax por la cuarta cirugía de espalda a la que se sometió en abril y siempre defendió que tuvo una “reacción inesperada” a la prescripción médica en el momento en el que fue arrestado, en las primeras horas del 29 de mayo.

El exnúmero uno del mundo, de 41 años, ingresó a una clínica especializada el pasado junio para recibir ayuda que le permitiese dosificar de manera correcta el consumo de medicamentos controlados, y en julio anunció que había completado el tratamiento.

Mirá también

Tiger Woods y una caída sin fin: ya no está entre los mil mejores del ranking

“Recientemente completé un programa intensivo privado. Continuaré trabajando este asunto esto con mis doctores, familia y amigos”, declaró Woods el 4 de julio a través de su página oficial de internet.

Tras conocerse el informe toxicológico, Woods también emitió un comunicado lleno de optimismo y satisfacción por haber quedado claro que no había consumido ninguna sustancia prohibida.

“Como ya había dicho, he estado recibiendo asistencia profesional para manejar la administración de mis medicinas. Recientemente,intenté por mi cuenta tratarme del dolor de espalda y de problemas de sueño que estaba sufriendo, entre ellos, insomnio, pero me di cuenta que era un error hacerlo sin la adecuada asistencia profesional”, destacó Woods en su comunicado. “Estoy trabajando con mis doctores y ellos sienten que he progresado satisfactoriamente”.

Además volvió a dar las gracias por todo el apoyo y ayuda que ha recibido de la familia, amigos y el mundo del golf, al que tiene esperanza de volver a competir.

“Estoy muy agradecido por el constante apoyo que sigo recibiendo de parte de mi familia y amigos que me asisten”, subrayo Woods. “En cuanto a mi espalda, recientemente he hablado con mi cirujano y está muy satisfecho de la manera como cura la fusión, lo que significa que me encuentro dentro de los plazos estipulados para la recuperación y he comenzado ejercicios suaves con pesas y pedaleo en una bicicleta fija”.

Desde la primavera de 2014, el estadounidense se sometió a cuatro operaciones en la espalda, la más reciente de las cuales fue una cirugía de fusión. Woods no compite desde febrero y no regresará este año. Su última victoria fue en agosto de 2013.

(Fuente: EFE)

Origen: Tiger Woods y el contundente resultado del examen toxicológico

Deja un comentario