Revelan evidencia frágil detrás de muchas aprobaciones de la FDA

Muchos fármacos aceptados para su aprobación acelerada por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) carecen de pruebas claras de seguridad y efectividad, y lo mismo ocurre con la mayoría de los dispositivos médicos de alto riesgo.

La vía de aprobación acelerada hace que los medicamentos de investigación potencialmente prometedores estén disponibles antes de que la cantidad habitual de datos haya sido recopilada para confirmar su eficacia y seguridad, dijo a Reuters Health la Dra. Huseyin Naci, de la London School of Economics and Political Science.

“Los fármacos que reciben la aprobación acelerada deben ser rigurosamente evaluados usando resultados clínicos convincentes centrados en el paciente en estudios rigurosos”, dijo Naci. Sin embargo, añadió, “hemos encontrado numerosas situaciones en las que los estudios confirmatorios requeridos con diseños y resultados rigurosos no se llevan a cabo o no se completan de manera oportuna, y en estos casos nos preocupa que los reguladores parecen aceptar datos que de lo contrario, no cumplen con los estándares de la FDA”.

El equipo de Naci analizó la aprobación acelerada de la FDA de 22 medicamentos para 24 condiciones médicas.

Para la aprobación estándar, la FDA generalmente requiere ensayos controlados aleatorios estándar de oro (ECA) que demuestren la seguridad y eficacia de un fármaco. Catorce de estas aprobaciones aceleradas, sin embargo, se basaron exclusivamente en ensayos menos rigurosos.

Dado el menor nivel de evidencia, la FDA requirió 38 ensayos más después de la aprobación para confirmar los beneficios de estos fármacos. Tres años después de la aprobación, sólo 19 se habían completado. Once más estaban en marcha y se decía que estaban en el calendario, otros seis se retrasaron en más de 12 meses, y dos habían sido descontinuados.

La mayoría de estos ensayos posteriores todavía usaban resultados que no serían aceptables para la aprobación estándar, y varios estudios no mostraron un beneficio o fueron terminados de manera temprana.

Para las 10 aprobaciones que finalmente cumplieron con los requisitos establecidos por la FDA, el tiempo para hacerlo osciló entre uno y cinco años después de la aprobación acelerada.

“Nuestros hallazgos sugieren que la conveniencia en el desarrollo y aprobación de fármacos puede tener éxito, pero que los fármacos aprobados a través de la ruta más corta al mercado rara vez son sometidos a pruebas, incluso en el período posterior a la aprobación que utiliza resultados establecidos y clínicamente significativos”, dijo Naci.

Cuando la FDA aprueba los medicamentos a través de su vía de aprobación acelerada, dijo, la agencia debe especificar claramente las limitaciones de los datos y la forma en que se espera que los estudios confirmatorios compensen estas limitaciones.

Un segundo informe de la Dra. Rita F. Redberg de la Universidad de California, en San Francisco, y sus colegas, muestra un cuadro similar cuando se necesita aprobación para modificaciones a dispositivos médicos de alto riesgo.

“Esperábamos encontrar evidencia generalmente de alta calidad para apoyar estos cambios, porque estos dispositivos son importantes para la salud, y muchos se implantan y son difíciles y/o peligrosos de eliminar”, dijo Redberg a Reuters Health por correo electrónico. “Nos sorprendió descubrir que relativamente pocos estudios fueron aleatorizados o cegados, lo que significa que no se sabe si el dispositivo era mejor que un tratamiento alternativo (o mejor que ningún tratamiento), y si cualquier supuesto efecto beneficioso era en realidad debido al bien documentado efecto placebo de los procedimientos y dispositivos”.

“Además, nos preocupó encontrar numerosas discrepancias entre el número de pacientes inscritos y el número de pacientes con los datos informados, lo que indica que hay pérdida (o material incompleto) de los datos evaluados por la FDA”, dijo. “Esto plantea preocupaciones sobre datos perdidos y sesgos de selección”.

De las 78 modificaciones de dispositivos que estudiaron, 71 fueron apoyadas por un único estudio clínico, y la mitad de estos 185 pacientes inscritos o menos. Uno de cada 12 estudios no especificó lo que los investigadores estaban buscando probar.

“Creo que el público asume que los dispositivos médicos actualmente en el mercado, particularmente los dispositivos de alto riesgo, han sido aprobados basados ​​en un alto estándar para mostrar seguridad y efectividad antes de que los médicos puedan recomendarlos e implantarlos”, dijo Redberg. “Nuestros resultados demuestran que esta suposición es a menudo incorrecta”.

El Dr. Robert M. Califf de la Facultad de Medicina de Duke University, en Durham, Carolina del Norte, quien escribió una editorial relacionada con estos informes, dijo a Reuters Health por correo electrónico: “La gente debe preguntar a sus médicos sobre la evidencia de los medicamentos y deben apoyar la investigación y participar. Además, deben alentar a sus médicos a participar; Demasiados médicos sólo “van con el flujo” en lugar de exigir pruebas de alta calidad sobre lo que están prescribiendo y la implantación, y participar activamente en los ensayos clínicos adecuados”.

Origen: Revelan evidencia frágil detrás de muchas aprobaciones de la FDA | Cluster Salud | AméricaEconomía

Deja un comentario