Datos Sobre las Lágrimas y el Llanto: ¿Por Qué Lloramos?

Por el Dr. Mercola

Aunque muchos animales “lloran” haciendo vocalizaciones como manera de expresar sonidos de dolor, los humanos son los únicos animales que derraman lágrimas.

Las lágrimas pueden ser de felicidad o tristeza, o puede describirse clínicamente como lagrimeo, particularmente para describir cuando lloramos al cortar una cebolla o cuando se nos meten unos cuantos granos de arena en los ojos.

Sin importar la causa de las lágrimas, el proceso científico que ocasiona la “cascada” es el mismo. Contamos con una glándula lacrimal entre el ojo y el párpado, la cual produce lágrimas que relacionamos con factores emocionales.

Cuando parpadeamos, nuestros fluidos quedan dispersos en el ojo, luego son drenados por la punción lacrimal (y finalmente por la nariz, razón por la cual llorar ocasiona que se descongestione). Sin embargo, si las lágrimas son voluminosas, estas sobrepasarán el sistema de drenado y correrán sobre las mejillas.1

Los Tres Tipos de Lágrimas

El cuerpo produce tres tipos diferentes de lágrimas. Está la variedad basal, la cual se forma como manera de mantener al ojo lubricado y protegido. Constantemente son secretadas en cantidades minúsculas (alrededor de un gramo dentro de un periodo de 24 horas) y cubren al ojo cuando parpadeamos.2

También producimos lágrimas como reflejo. Esta es otra forma de proteger al ojo y son liberadas en respuesta a irritantes como el viento, polvo, humo o cuando cortamos cebollas. El tercer tipo de lágrimas –emocionales o “físicas” como a veces las conocen –son sin duda de las más misteriosas y de las que más hablamos.

Las lágrimas físicas se producen como respuesta a emociones fuertes –estrés, felicidad, tristeza, dolor físico entre otras emociones. Estas emociones desencadenan el llanto por medio de una conexión compleja con el sistema nervioso autónomo. Como se explicó en The Independent:3

“…Existe un área en el cerebro específicamente diseñada para lidiar con las emociones, llamada sistema límbico (especialmente la parte conocida como hipotálamo), el cual es un sistema conectado estrechamente con el sistema nervioso autónomo (esa es la parte que no controlamos).

Este sistema, por medio de un neurotransmisor conocido como acetilcolina, cuenta con cierto control sobre el sistema lacrimal; y es esta pequeña molécula la que estimula la producción de lágrimas.

En resumen, la reacción emocional…activa al sistema nervioso, el cual, a su vez, ordena al sistema que produce las lágrimas.”

Llorar Involucra Muchas Sensaciones Físicas

Cuando lloramos, no solo se trata de que las lágrimas corran por nuestro rostro. Generalmente también interviene un aumento en el ritmo cardiaco.

Podríamos empezar a sudar, es probable que un nudo se forme en nuestra garganta, lo que se conoce como la sensación globus. Este no es un nudo real, sino que se relaciona con la tensión de los músculos en la garganta.

Cuando lloramos, la abertura de la garganta que permite que el aire pase de la laringe a los pulmones (conocida como la glotis) aumenta de tamaño.

Cuando deglutimos, la glotis se cierra, pero cuando lloramos nuestro cuerpo hace que la glotis crezca para dejar pasar más oxígeno. Me refiero a esta pelea donde el cuerpo trata de abrir y cerrar la glotis que ocasiona que los músculos se tensen y se sienta un nudo en la garganta.4

Llorar como Forma Sumisión o Vulnerabilidad

Algunos han teorizado que derramar lágrimas es una manera de acentuar la expresión facial de tristeza, proporcionando así un tipo de ventaja para la supervivencia. Podría, por ejemplo, ayudar a pedir apoyo. Como lo reportó la asociación americana de psicología (American Psychological Association, APA por sus siglas en inglés):5

“Las lágrimas agregan equilibrio y matices a la percepción de los rostros, comenta Robert R. Provine, PhD, autor principal del estudio y profesor de psicología y neurociencia en la Universidad de Maryland en el Condado de Baltimore.

Las lágrimas se convierten en un tipo de lubricante social, comenta, ayudan a suavizar la forma en la que la comunidad funciona al ayudar a que las personas se comuniquen.”

Llorar ayuda a construir y fortalecer las relaciones personales ya que indica a otros que hemos bajado nuestras defensas, nos hace ver menos como una amenaza y podría provocar sentimientos de empatía en los demás. El investigador Oren Hasson, PhD, explicó:6

“Mi análisis sugiere que al ocasionar que la visión sea borrosa, las lágrimas bajan las defensas y funciones relacionadas como señal de sumisión, como un llanto para pedir ayuda, e incluso como muestra de apego mutuo y cohesión colectiva.”

¿Tienen las Lágrimas Propiedades Medicinales?

Las lágrimas derramadas debido a una respuesta emocional contienen una alta concentración de hormona adrenocorticotrópica (ACTH) —una sustancia química ligada al estrés.

Otra teoría por la cual lloramos cuando estamos tristes es que esto ayuda al cuerpo a liberar parte de estos químicos que provocan estrés, ayudando así a sentirnos más calmados y relajados.

Las lágrimas también contienen el factor de crecimiento nervioso (NGF por sus siglas en inglés), que es un neuropéptido que interviene en el desarrollo y la supervivencia de las neuronas, particularmente en las neuronas sensoriales implicadas en la transmisión del dolor, la temperatura y el tacto.7 Según Provine:8

“Muchas fuentes de evidencia indican que el NGF en las lágrimas tiene funciones medicinales. La concentración de NGF en las lágrimas, córnea y glándulas lacrimales aumenta después de recibir una herida en la córnea, lo que sugiere que el NGF interviene con el proceso de curación.

Por decirlo de manera más directa, la aplicación tópica del NGF propicia la curación de las úlceras corneales y podría aumentar la producción de lágrimas en los ojos secos… Aunque más que una deducción científica, creo que las lágrimas que contienen NGF tienen efectos antidepresivos que podrían fungir también como indicador del estado de ánimo.

Las lágrimas curativas que no son emocionales originalmente podrían indicar algún trauma en los ojos, propiciando que los miembros de la tribu ayuden en los cuidados o ayudando a inhibir la agresión física de los adversarios.

Esta señal primitiva pudo haber evolucionado a través de los rituales para finalmente convertirse en un signo de angustia emocional, así como física.

En este escenario evolutivo, las señales visuales y probablemente químicas de las lágrimas emocionales podrían ser consecuencias secundarias de las secreciones lacrimales que originalmente evolucionaron para mantener y curar nuestros ojos.”

Cuatro Datos Interesantes Sobre el Llanto

La razón por la cual los humanos derraman lágrimas aún está envuelta de misterios, pero existen algunos datos curiosos que vale la pena conocer. Mental Floss recientemente compartió varios de ellos:9

1.Llorar (eventualmente) Nos Hace Sentir Mejor

Una investigación publicada en Motivation and Emotion encontró que llorar podría ser un factor relevante que empeora o mejora el humor cuando este es medido.10

Esta investigación comprendió a 60 personas que vieron una película emotiva y se les analizó su humor inmediatamente después, así como pasados 20 y 90 minutos.

Aquellos que lloraron durante la película presentaron un aumento significativo en su humor negativo justo después de haberla visto, mientras que quienes no lloraron no presentaron cambio alguno en su humor.

Por medio de la siguiente medición, el humor de quienes lloraron había regresado a su normalidad, pero, curiosamente, en la última medición su humor no solamente se había recuperado, sino que había aumentado en comparación con la medición realizada antes de ver la película.

Por lo que, aunque al principio llorar nos hace sentir peor, al final mejora nuestro estado de ánimo. Los investigadores explicaron:11

“Después del deterioro del estado de ánimo posterior al llanto que se observó en los estudios de laboratorio, aparentemente le toma algo de tiempo al humor, no solamente regresar a la normalidad, sino volverse todavía menos negativo que antes del evento emotivo, lo cual corresponde con los resultados de los estudios retrospectivos.”

2.Podría Evitar que las Cebollas lo hagan Llorar

Las cebollas liberan un gas conocido como factor lacrimógeno (OF), el cual causa el lagrimeo. Los investigadores japoneses desarrollaron una cebolla que carece de la enzima necesaria para producir OF, y por lo tanto no provoca lagrimeo, pero esto también modificó los compuestos benéficos del azufre que contiene la cebolla.

Así que, aunque el hecho de que las cebollas nos hagan llorar es un poco inconveniente, también sirve como recordatorio de los muchos compuestos que contienen, los cuales benefician a la salud. Dicho esto, la World’s Healthiest Foods compartió unos cuantos consejos sobre cómo cortar cebollas para evitar o disminuir en medida de lo posible la irritación y el lagrimeo. Si esto le representa un problema, no deje de consumir cebollas. Pruebe con estos consejos:12

“Utilice un cuchillo muy filoso y corte las cebollas mientras está de pie; de esta manera sus ojos estarán lo más alejados posible. Considere cortar cebollas cerca de una ventana abierta. Si cortar cebollas ocasiona que llore mucho, considere utilizar lentes o goggles.

Deje enfriar las cebollas durante una hora antes de empezar a cortar; ésta práctica puede reducir la rapidez del metabolismo de la cebolla y por ende reducir el ritmo de producción del gas OF.

Cortar cebollas bajo agua fría es otro método que frecuentemente se utiliza para evitar la irritación en los ojos, pero es un método que nosotros vemos como una segunda opción ya que los nutrientes que se encuentran en las cebollas podrían perderse por el flujo de agua.”

3.Llorar Podría Ayudar a que Gane una Negociación

Expresar tristeza, como llorar durante una negociación podría ayudarlo a obtener lo que desea. Sin embargo, esto es cierto solo si se cumplen ciertas condiciones, principalmente cuando los receptores:13

  • Perciben al que expresa con poco poder
  • Esperan tener una interacción en el futuro
  • Construyen la relación de manera colaborativa
  • Creen que no es adecuado echarles la culpa a otros

4.Llorar Después de Tener Sexo es Normal

Las investigaciones indican que casi la mitad (46 por ciento) de las mujeres han llorado después de tener sexo en algún punto de sus vidas14 (y otros estudios sugieren que muchos hombres también han llorado después de tener sexo).

Conocida como disforia poscoital, o PCD, esto puede deberse a fluctuaciones en las hormonas que ocurren durante y después del sexo. También puede deberse a la naturaleza íntima de tener sexo, la cual permite que las personas expresen sus emociones que tenían guardadas.

¿Cómo Se Ven las Lágrimas en un Microscopio?

En un proyecto llamado “Topografía de las Lágrimas”, la fotógrafa Rose-Lynn Fisher utilizó un microscopio para examinar cómo se ven las lágrimas de cerca. A lo largo de varios años, examinó bajo un microscopio más de 100 lágrimas de sí misma, de voluntarios, e incluso de un bebé recién nacido.

El resultado fue una colección de diferentes imágenes impactantes, muchas de las cuales se asemejan a paisajes de gran tamaño. Fisher las describió como “vistas aéreas de terreno emocional”.15 Comentó para la revista Smithsonian:16

” … Las lágrimas son el medio por el que expresamos nuestros momentos más primitivos como lo es la muerte, así como sentimientos básicos como el hambre y complejos como el pasar del tiempo… Es como si cada una de nuestras lágrimas contuviera un microcosmo colectivo de la experiencia humana, como una gota en el océano.”

Como dice el dicho, una imagen vale más que mil palabras, así que vea las fotos usted mismo, visite el sitio web de Rose-Lynn Fisher.17 Tal vez lo que resulta más curioso son las diferentes formas que las lágrimas toman dependiendo de las emociones que contengan.

Lágrimas que dicen “me río hasta que lloro”, lágrimas de dolor, de cambio, ocasionadas por cortar cebollas y muchas otras, todas son notoriamente diferentes.

Origen: Datos Sobre las Lágrimas y el Llanto: ¿Por Qué Lloramos?

Deja un comentario