Grama, qué es, propiedades y principios activos

Es muy probable que hayas visto grama, y que incluso la hayas pisado, pero tal vez no la hayas reconocido. La grama es una planta muy común, que aparece de manera espontánea en céspedes y en suelos humedecidos o bien regados, muy popular entre jardineros y aficionados a la jardinería por su utilidad para componer céspedes y parterres en parques y jardines. Pero, además, es una extraordinaria planta curativa, que destaca por sus propiedades diuréticas, antiinflamatorias, y remineralizantes.

La grama tiene una gran capacidad de rebrote, y se extiende de forma extraordinaria en todas direcciones, con ayuda de sus estolones, de manera que hay quien la considera una plaga, lo cual puede ser injusto. Aparece en campos abiertos, en pastos frecuentados por el ganado, o en cultivos y sus márgenes, siendo a veces la planta dominante. Muchos jardineros la eligen para recubrir céspedes, como una alternativa más económica, al tener un menor requerimiento hídrico y un fácil mantenimiento.

Cómo es la grama y dónde se encuentra

Grama (Cynodon dactylon)

La grama Cynodon dactylon pertenece a la gran familia de las gramíneas, como el trigo, la avena, o el maíz. Es, en efecto, una planta discreta pero elegante, de hasta 40 cm de alto, con tallos rizomatosos, que discurren bajo tierra. Las hojas son rígidas, planas y algo vellosas en sus extremos, envueltas en vainas, y las inflorescencias son espigas densas, que aparecen de 4 a 7 por planta, adoptando una característica forma digitada o en abanico, como dedos extendidos. Florece durante el verano y el otoño.

La grama se extiende por la mitad sur, aproximadamente, del continente europeo, por el norte de África y Oriente Medio. Rehúye los paisajes fríos del norte del continente y los grandes macizos montañosos. Se cultiva en otras regiones, como Sudamérica, en climas templados.

Principios activos de la grama

Los remedios con grama cuentan con una arraigada tradición herbaria; es de aquellas plantas imprescindibles en cualquier herbolario, y aunque no es ni mucho menos tan conocida como otras plantas medicinales, los herbolarios tienden a incluirla en muchas de sus formulaciones herbarias de mayor aceptación.

Con fines medicinales se cosechan sus rizomas reptantes, que son especialmente ricos en sales minerales (potasio). La cosecha suele hacerse entre marzo o abril, o entre septiembre y octubre. Se deja secar a la sombra, en un espacio aireado pero alejado de focos de humedad, y se conserva troceado o en polvos.

Los principios activos de la grama que le confieren su importancia medicinal son los siguientes:

  • – Sales potásicas, que le otorgan un alto valor diurético y depurativo.
  • – Azúcares, fructosanas (tricitina, inositol, manitol).
  • – Ácido málico.
  • – Glucósido (glucovainillina).
  • – Cianidina.
  • – Heterósidos cianogénicos (en las partes aéreas).

El rizoma de la grama tiene un sabor algo acre, que muchos pueden considerar desagradable; por ello, vale la pena asociarla a plantas de sabor más grato como el regaliz o el hinojo. Constituye un elemento insustituible en muchas formulaciones herbarias diuréticas y antiinflamatorias.

La grama se encuentra desecada y troceada, o incluso en polvos. Se presta a diferentes formas de presentación:

  • Se toma en decocción, usualmente asociado a otras plantas diuréticas y antiinflamatorias. Hasta tres tazas al día.
  • En tintura, disuelta en zumo de limón o en agua, hasta 30 gotas al día.
  • En preparados de extracto líquido, entre 30 a 50 gotas diarias, en el zumo, o con agua.
  • En polvos para infusión.

Los expertos aconsejan proceder a una doble cocción para eliminar su sabor acre, que muchos considerarán un obstáculo. La puedes hervir unos 20 minutos en 200 cc, desechar el agua, triturar el rizoma, y volver a someterlo a cocción durante cinco minutos más. Es una opción a evaluar.

Fórmulas herbarias con grama

Te proponemos, como ejemplo, algunas fórmulas herbarias que contienen grama y que te puedes preparar tú mismo, o encargar en tu herbolario de confianza para aliviar problemas de gota o riñones o controlar tus niveles de tensión arterial:

Fórmula con grama para la hipertensión

Ingredientes:

Ingredientes

Rizoma de grama, barbas de maíz, tilo, cola de caballo, hinojo.

Preparación:

Preparación

20 g de cada planta, las mezclas bien sobre una superficie plana. Separas una cucharada sopera de la mezcla por cada taza. Hierves diez minutos y lo dejas en infusión diez minutos más. Le puedes agregar estevia para mejorar el sabor.

Dosis:

Dosis

Una o dos tazas al día.

Fórmula con grama para el ácido úrico y la gota

Ingredientes:

Ingredientes

Grama, lespedeza, coronilla de fraile, harpagofito, anís estrellado.

Preparación:

Preparación

Una cucharada sopera de la mezcla a partes iguales por taza de agua. Hervimos ocho minutos. Lo dejamos en reposo diez minutos más, y colamos.

Dosis:

Dosis

Puedes tomarla a lo largo del día, en pequeñas dosis. Y guardarla en la nevera y tomarla fría.

Fórmula para las piedras en el riñón

Ingredientes:

Ingredientes

Rizoma de grama, arenaria, diente de león, ulmaria, avena, e hinojo.

Preparación:

Preparación

20 g por planta. Se aconseja hervir primero la grama y el diente de león, unos 10 minutos, y añadirle luego el resto de plantas, ya en el reposo, antes de colar.

Dosis:

Dosis

2-3 tazas al día, después de las comidas.

Otros usos de la grama

La grama es una planta muy apreciada en jardinería. Se utiliza para revestir céspedes y parterres. Se trata de diseños de céspedes con un bajo requerimiento de agua.

Origen: Grama, qué es, propiedades y principios activos – Plantas medicinales

http://www.webconsultas.com/belleza-y-bienestar/plantas-medicinales/como-se-toma-la-grama-presentaciones-y-remedios-naturales

Deja un comentario