AstraZeneca vende medicamento para la migraña en US$ 302 millones a Grunenthal

AstraZeneca continuó su programa de deshacerse de medicamentos antiguos el miércoles con la venta de hasta US$ 302 millones del medicamento para la migraña Zomig al alemán Grunenthal.

La firma británica, que está apostando a nuevos medicamentos para el cáncer y otras enfermedades para revivir sus fortunas, ha vendido o licenciado recientemente una balsa de productos antiguos. Algunos analistas han criticado la tendencia de aumentar indebidamente sus ganancias.

Grunenthal adquirirá los derechos globales de Zomig en todos los mercados fuera de Japón, pagando a AstraZeneca US$ 200 millones al finalizar el acuerdo. AstraZeneca también recibirá hasta US$ 102 millones en pagos de hitos futuros.

En 2016, los ingresos de AstraZeneca de Zomig fuera de Japón fueron de US$ 96 millones.

Las dos compañías agregaron que Impax Pharmaceuticals, que previamente había autorizado derechos sobre la droga en los Estados Unidos, continuaría vendiendo Zomig en ese mercado.

Para Grunenthal -más conocida como la compañía que inicialmente desarrolló talidomida como una droga para las nauseas matutinas- la adquisición incrementa su negocio creciente en productos del dolor.

El presidente ejecutivo, Gabriel Baertschi, dijo que fue un paso importante para alcanzar la ambición del grupo de convertirse en una compañía con 2.000 millones de euros (US$ 2.245 millones) de ventas en 2022. Las ventas en 2016 totalizaron alrededor de 1.400 millones de euros (US$ 1.571 millones).

Al igual que otras desinversiones recientes de fármacos, el acuerdo Zomig no afecta la orientación financiera de AstraZeneca para 2017.

Deja un comentario