Crean un sujetador para detectar el cáncer de mama

El sujetador ‘EVA’ es una prenda inteligente que permite la autoexploración

El sujetador 'EVA' es una prenda inteligente que permite la autoexploración

Más de 800 mujeres son diagnosticadas de cáncer de mama cada año en Aragón; patología que, en el 50% de las ocasiones, puede tratarse sin quimioterapia. Esto es posible gracias a la detección temprana, un proceso que pasa por la autoexploración y por la revisión periódica que se realiza desde los centros de salud y hospitales.

Con el objetivo de contribuir a esa detección, un grupo de jóvenes mexicanos ha desarrollado ‘EVA’, un sujetador con biosensores de tacto que mapea la superficie del seno, además de medir otros factores como la densidad o el tamaño o la temperatura, determinantes también a la hora de detectar quistes o tumores.

El funcionamiento es muy sencillo: una vez colocado, el sujetador registra tres parámetros (textura, color y temperatura) en sesiones de entre 60 y 90 minutos. Una vez hecho el análisis, los datos llegan a una aplicación móvil vía Bluetooth, donde se registran y comparan con el historial de la mujer y con datos registrados anteriormente.

Los creadores de esta prenda afirman que el objetivo no es sustituir a las revisiones médicas, sino ayudar a la mujer a realizarse un autoexamen de manera más profesional.

Aunque son necesarios algunos estudios que avalen su eficacia al 100%, este sujetador ya ha obtenido numerosos reconocimientos y distinciones, y sus creadores ven posible que salga a la venta a finales del próximo año 2018, siempre y cuando obtenga la aprobación de los entidades reguladoras de medicamentos

Deja un comentario