Industria farmacéutica: un mercado que no conoce la recesión

Carol Proner (der.), Ronald Santos (con microfono), presidente de Fenafar y Jorge Bermúdez (izq.)
Fenafar-vermelho.org.br.- El impacto de la propiedad intelectual en el desarrollo nacional y en el trabajo del farmacéutico, realizado el viernes por la noche en la Facultad de Derecho de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ)con la presencia del investigador de Fiocruz y médico Jorge Bermúdez; y la profesora de Derecho Internacional de la UFRJ, Carol Proner.
A principios de la década de 1990, Fenafar se posicionó firmemente en la cuestión de las patentes de medicamentos, a partir del debate sobre quién debe atender el desarrollo científico y tecnológico. La información es del presidente de la entidad, Ronald dos Santos, que aún ha señalado como conquistas de la categoría el reconocimiento del farmacéutico como profesional de salud y la reciente consolidación de la farmacia como un establecimiento de salud.  
El presidente de la federación hizo hincapié en demarcar el simbolismo del lugar donde se realizó el debate, la Facultad Nacional de Derecho UFRJ. Ronald afirmó que Brasil pasó por algunos momentos que representaron saltos civilizadores, como la abolición de la esclavitud, la institución de la República y la revolución de 1930, y demarcó que el auditorio de la Facultad Nacional de Derecho fue escenario de esos procesos. Medicamentos en la agenda mundial de la salud El investigador Jorge Bermudez, que compuso el Panel de Alto Nivel de la Secretaría General de las Naciones Unidas en Acceso a los Medicamentos, presentó la forma en que la cuestión de los medicamentos entra en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas, Y planteó la pregunta: ¿por qué los medicamentos están en la agenda mundial de la salud? En respuesta a la pregunta, explicó que “vivimos una situación crítica en términos de acceso a medicamentos”, completando que por ser un problema de todos los países, la cuestión exige acción colectiva, involucrando a parlamentos, gobiernos y sociedad.
El investigador discurrió sobre las características mercadológicas de los medicamentos, que son diferentes de otros productos. En este sentido, destacó la asimetría de información entre el consumidor y el que prescribe los ingresos, el fabricante, etc., y afirmó que generalmente los médicos no conocen el precio de los medicamentos, además de ser objeto de pesados ​​lobbies. Sumado a esto, el hecho de ser una industria de competencia limitada, en función principalmente de las patentes, la consecuencia es que “los precios son impuestos por la industria farmacéutica”, afirma el investigador. 
Bermúdez destaca que la expectativa de patente en Brasil llega a 32 años, después de todo, son cerca de 12 años para conseguir la patente, y durante ese período el monopolio es mantenido por la corporación, que aún tendrá derecho a otros 20 años sobre ella. El orador denunció, además, la perpetuación de la propiedad intelectual, por medio de las patentes de segundo uso: “hay productos con 69 incrementos, con solicitud de patente en el INPI, eso extiende la patente de los productos, una tendencia que la industria practica, no sólo En Brasil (…) eso se perpetúa, manteniendo el monopolio indefinidamente “. Ley de Propiedad Intelectual 

Jorge Bermúdez, defiende, además, que la crisis en relación a los precios de medicamentos debería representar una oportunidad para que se revise la Ley de Propiedad Intelectual en Brasil, destacando el PL 139/99, de los ex diputados federales Newton Lima y el Dr. Rosinha.
 El objetivo de la reforma de la legislación sería establecer algunas salvaguardas de protección a la salud pública ante el Acuerdo sobre los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio, tratado internacional integrante del conjunto de acuerdos firmados en 1994 que creó la Organización Mundial del Comercio (OMC).  
Tales salvaguardas, defiende Bermúdez, tendrían como objetivo de corto plazo asegurar competencia durante la vigencia de la patente; Ya medio plazo se pretende evitar la concesión de patentes indebidas, combatiendo estrategias de evergrenning. 
Bermúdez finalizó su presentación convocando a los trabajadores del área a resistir: “tenemos que estar siempre denunciando, siempre corriendo al frente y siempre luchando”. Antes de pasar la palabra a Carol Proner, Ronald Ferreira provocó: “¿Qué es lo principal? ¿El derecho a la vida o el derecho a la propiedad?En el marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho de la Unión Europea, la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, es pensado como un conjunto de reglas abstractas, y convocando a los estudiantes presentes a reflejar las normas pensando en el impacto en la vida de las personas. Para la expositora, cuando no hay otro camino, la judicialización del derecho a la salud es importante, “pero entre judicialización y políticas públicas no hay ni duda”, afirmó, justificando que la judicialización atiende sólo a casos aislados, mientras que las políticas públicas poseen carácter Universal.

10 principios de la concentración de riqueza y poder

 La investigadora basó su presentación en el documental del intelectual estadounidense Noam Chomsky titulado “Requiem for the American Dream”, en el que el activista relata cómo la riqueza e influencia se concentró en las manos de pocos en Estados Unidos, y establece 10 principios De la concentración de riqueza y poder.  
Carol recuerda que actualmente una décima parte de la población concentra el 80% de la riqueza mundial y afirma que tal dato tiene relación con los formuladores del TRIPS, acuerdo que nació de la comisión trilateral, de aquellas empresas y ciudadanos más ricos del planeta, afirma, para luego disparar: “el capitalismo es tan totalizante que no hay área, ni los seres vivos, libre de la privatización”.  
Afirma que el grupo de empresarios que creó el TRIPS, elaboró ​​también la ley de patentes brasileña: “un sector privado de alto nivel creó nuestro sistema actual”. También subrayó la manera en que se constituyó la OMC, afirmando que los países, para formar parte, deberían aceptar todos los acuerdos firmados, so pena de quedar aislados del comercio global: “al principio de la igualdad entre naciones, yo llamo el principio De la desigualdad entre naciones “, resaltando que los acuerdos ignoran las abisales diferencias económicas y de desarrollo entre los países. 
Para ella, tales principios, como el del favorecimiento de las naciones (si una regla favorece a una nación, tiene que favorecer a todas), parta del supuesto de que el comercio es justo, lo que, según la investigadora, es una ficción., Que se estrenará en el mes de mayo. Moldear la ideología; Rediseñar la economía; Desplazando la carga de sostener a la sociedad para los pobres y la clase media; Atacar la solidaridad; Controlar los reguladores; Controlar las elecciones; Mantener la ralladura en la línea; Fabricar consensos y crear consumidores; Marginar a la población.  
La ponente describió el proceso de aparición de Estados, junto a los diversos poderes, incluso judiciales, denunció la cooptación de ONGs y la forma como los discursos son naturalizados para que se acepte la forma en que funciona la producción. Y que el sentido de rablo en la argumentación de Chomsky tiene más que ver con rabia, revuelta, es un término destinado a hablar de aquellos que se resisten, como los sindicatos Como la Fenafar “, dijo. 

Horror tecnológico 

A las tesis formuladas por autores franceses de que estaríamos viviendo un período histórico de horror económico (Viviane Forrester) y político (Jacques Généreux), Carol Proner añade el horror tecnológico, añadiendo que “Brasil aún no está en esa situación, tenemos laboratorios públicos, pero Cada vez con menos condiciones “. La oradora denunció un fuerte esquema de protección de los monopolios, de concentración corporativa de los farmacéuticos en el país, incluyendo lobbies junto a médicos (que en ese caso tienen metas de ingresos prescritos por medicamento) y políticos. Hablando sobre la industria farmacéutica, Carol afirma que “es un mercado que desconoce la recesión”.
Por último, Carol Proner criticó la medida reciente que permite a las industrias farmacéuticas remarcar los precios de los medicamentos en cualquier momento, así como el cambio del papel de ANVISA en relación con las patentes de medicamentos (a partir de ahora, la agencia proporcionará un dictamen, pero la decisión pasa a ser del INPI).

Traducción: Equipo Editorial Observatorio

Origen: Observatorio Sudamericano de Patentes : Industria farmacéutica: un mercado que no conoce la recesión

Deja un comentario