Consumo de esteroides para aumento de masa muscular es perjudicial para el corazón

El consumo por tiempo prolongado de esteroides anabólicos androgénicos para generar el aumento de la masa muscular, tiene como efecto secundario la reducción de la capacidad del corazón para bombear sangre al cuerpo, según una investigación publicada por la revista Circulation, de un estudio llevado a cabo por especialistas del Hospital General de Massachusetts en Boston de EE.UU.
El estudio reflejó que los esteroides anabólicos androgénicos ocasionan a largo plazo que el musculo cardiaco pierda la capacidad para relajarse, donde puede causar aterosclerosis en las arterias coronarias.
Los esteroides anabólicos androgénicos simulan la testosterona que produce naturalmente el cuerpo humano, una hormona que promueve las características sexuales masculinas. Donde en la época de 1980 se produjo su consumo ilícito en la población estadounidense, y ahora estos usuarios tienen la edad media en el cual sus efectos adversos se hacen evidentes.
Los investigadores realizaron el estudio con 140 participantes que se dedican al levamiento de pesas, de los cuales 86 habían consumido esteroides anabólicos androgénicos, de los cuales 28 usuarios en un periodo de 15 meses lo consumieron antes de las evaluaciones, por otra parte la población restante involucrada en el estudio seguía ingiriendo esta sustancia, en consecuente los resultados arrojaron que el índice de masa corporal sin grasa es mayor, que a lo que no recurrieron a estos productos.
En el estudio se observaron imágenes de ecografía bidimensional del corazón, donde los científicos detectaron que la principal cámara de bombeo del musculo cardiaco era significativamente más débil cuando realiza la función sistólica, este resultado fue arrojado con los participantes que consumían los esteroides anabólicos.
Sin embargo la función diastólica se vio afectada tanto en los participantes que consumen el medicamento y los que ya no lo hacían, donde los investigadores concluyeron que es una problemática más permanente.
Aaron Baggish director de la investigación señalo que “en comparación con los no usuarios, los que tomaban esteroides anabólicos mostraron tanto una mayor presión arterial sistólica y diastólica, así como una mayor prevalencia de los niveles de colesterol malo (LDL) en su sangre”
Los investigadores utilizaron tomografías computarizadas para realizar los exámenes coronarios, y observar la relación entre el consumo de esteroides anabólicos y las enfermedades cardiacas, donde se revelaron comparaciones entre el uso del este medicamente en el trascurso de la vida y la acumulación de grasa en las arterias.
El director de la investigación concluyó que “este hallazgo pone el uso ilícito de esteroides anabólicos en la lista de factores que los médicos deben considerar al cuidar a los hombres con enfermedad prematura de las arterias coronarias”, además se estima que entre 2,9 millones y 4 millones de estadounidenses han consumido esteroides anabólicos, en la cual la mayoría son hombres

 

Deja un comentario