Tomar somníferos aumenta el riesgo de fracturas en los mayores

Una investigación demuestra que tomar cualquier tipo de somnífero, durante al menos dos semanas, aumenta en las personas de edad avanzada el riesgo de sufrir caídas y fracturas, siendo la de cadera la más habitual.

El insomnio y la osteoporosis son dos afecciones que suelen manifestarse en adultos mayores, y que están más relacionadas de lo que parece. Según una reciente investigación publicada en la revista Plos One, los somníferos, es decir, los fármacos para facilitar el sueño, aumentan el riesgo de sufrir una caída y, por consiguiente, una fractura (la de cadera la más común), en personas de edad avanzada. Un dato desalentador, sobre todo al saber que entre un 20% y un 50% de los afectados por este tipo de fractura que son de edad avanzada acaba falleciendo.

 

Al parecer, la relación entre somníferos y fracturas se debe a que estos medicamentos hacen que las mayores que los toman estén adormilados durante el día, lo que provoca que pierdan reflejos y capacidad de reacción, así como coordinación de movimientos y equilibrio.

Los medicamentos Z tampoco son más seguros
A pesar de que esta problemática era conocida desde hace años, lo que no se sabía hasta ahora era que los llamados medicamentos Z, que se utilizaban como alternativa a los clásicos somníferos benzodiacepínicos (Valium o Ativan), tampoco suponen una solución, pues el estudio ha concluido que también generan riesgo de sufrir caídas.

“Los medicamentos Z se desarrollaron con el propósito de dar a los pacientes una alternativa más segura, pero no existen evidencias que confirmen que estos sean más seguros que las benzodiacepinas en lo que a riesgo de fractura se refiere”, apunta Ben Carter, de la facultad de Medicina y el instituto de Psiquiatría de la Universidad de Cardiff (Reino Unido), y autor principal de dicho estudio.

Concretamente, en esta investigación, en la que se revisaron los datos de un total de 18 estudios que analizaban la relación entre somníferos y fracturas, y en los que participaron más de 900.000 personas de más de 65 años de edad, se comprobó que los nuevos fármacos para dormir (los medicamentos Z), provocaban una tasa de fracturas 2,5 veces mayor respecto a las que sufren las personas que no tomaban dicho fármaco; un riesgo que, además, empezaba transcurridas apenas dos semanas tras el inicio del tratamiento.

Sin embargo, también se observó que la probabilidad de sufrir una fractura descendía ligeramente cuando el paciente pasaba más de 30 días bajo esta terapia, aunque nunca desaparecía del todo. Según datos de este trabajo, las personas que usaron estos medicamentos durante 15-30 días presentaban un riesgo de fractura de cadera un 53% más alto en comparación con el resto de la población, mientras que aquellos que prolongaron el tratamiento durante más de un mes presentaron un riesgo menor, pero igualmente superior al de las personas que no tomaban somníferos (20%).

¿Se abusa de los somníferos? Alternativas para los mayores
Estos datos ponen sobre la mesa la duda que muchos especialistas se plantean: ¿se abusa de estos fármacos, incluso en situaciones donde podrían probarse otras alternativas no farmacológicas? Bajo esta reflexión, especialistas como Alan Mesch, del hospital de Syosset de Northwell Health (Nueva York), recuerdan que existen toda una serie de hábitos que pueden ayudar a favorecer el sueño de los mayores sin necesidad de medicarse.

“Realizar ejercicio varias horas antes de ir a dormir, no tomar cafeína más tarde de las 15,00 horas, evitar el consumo de alcohol, así como otras medidas de higiene del sueño son hábitos que pueden ayudar a paliar este problema sin necesidad de someterse a tratamiento farmacológico”, apunta, y concluye: “Muchos pacientes deberían probar estas medidas antes de tomar directamente somníferos”.

Origen: Tomar somníferos aumenta el riesgo de fracturas en los mayores

Deja un comentario