EEUU: Algunos tipos de implantes mamarios podrían estar vinculados a un nuevo raro tipo de linfoma

Las mujeres con implantes mamarios están en mayor riesgo de desarrollar un tipo raro de cáncer llamado linfoma anaplásico de células grandes. Hasta hace poco, muchos médicos nunca habían oído hablar de la enfermedad, y poco se sabía acerca de las personas que de repente recibieron el diagnóstico.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) informó por primera vez de una conexión entre los implantes y la enfermedad en el año 2011. Hace casi dos meses la entidad volvió a publicar un informe actualizado sobre la cuestión.

El número exacto de casos es difícil de determinar debido a las limitaciones significativas en la información mundial y la falta de datos globales sobre ventas de implantes. En este momento, la mayoría de los datos sugieren que este tipo de cáncer ocurre con más frecuencia tras recibir implantes mamarios con superficies texturadas en lugar de aquellos con superficies lisas. Si se detecta de forma precoz, las chances de curación son altas.

Según el informe de la FDA, hasta el 1º de febrero de 2017 se recibieron un total de 359 informes de linfoma asociado a implantes de todo el mundo, entre ellos nueve muertes. Hay 231 informes que incluyeron información sobre la superficie del implante. De estos, 203 fueron reportados como implantes texturados y 28 se informó que eran implantes lisos. El organismo precisó que con el tiempo se podrá reunir más información y, por lo tanto, los números mencionados anteriormente podrían variar.

La mayoría de los casos de esta enfermedad asociada a implantes mamarios se tratan mediante la extirpación del implante y la cápsula que lo rodea. En algunos se decidió sumar la quimioterapia y radiación si el cáncer se había expandido a otras zonas del cuerpo. “Es una condición muy rara. Cuando se produce, se ha identificado con mayor frecuencia en pacientes sometidas a operaciones de revisión de implantes para seroma persistente de inicio tardío. Debido a que generalmente sólo se ha identificado en pacientes con síntomas tardíos como dolor, bultos, hinchazón o asimetría, no se recomienda la extirpación profiláctica del implante mamario en pacientes sin síntomas u otra anormalidad”, advirtió la FDA.

Según publicó The New York Times, en la mayoría de los cánceres se desarrollaron de 2 a 28 años después de la cirugía de implante, con una mediana de ocho.

Por el momento, se desconoce qué es lo que causa la enfermedad. Una teoría es que las bacterias pueden aferrarse a los implantes texturados y formar un recubrimiento que agita el sistema inmunológico y provoca inflamación persistente, que puede conducir eventualmente al linfoma.

Parecería ser que el motivo para realizar la intervención (estético o reconstrucción mamaria) y la composición del implante (silicona o solución salina) no tienen influencia en el desarrollo de la patología, ya que el número de casos es similar.

Origen: Algunos tipos de implantes mamarios podrían estar vinculados a un nuevo raro tipo de linfoma – TN.com.ar

Deja un comentario