Portugal: Desarrollan un revolucionario colirio para tratar la ceguera en ancianos

Un equipo de científicos de la Universidad de Birmingham (Reino Unido) ha desarrollado un tipo de colirio con el potencial de revolucionar el tratamiento de una de las principales causas de ceguera entre los ancianos: la degeneración macular asociada a la edad. Una condición médica que podría multiplicarse en el futuro debido al envejecimiento paulatino de la población mundial.

La degeneración macular asociada a la edad provoca que el paciente pierda gradualmente su visión central, generalmente en ambos ojos. El tratamiento actual de la degeneración macular asociada a la edad se basa en repetidas inyecciones en los ojos, todos los meses durante al menos tres años. Lo que supone un problema, ya que, aparte de ser un procedimiento desagradable para los pacientes, las inyecciones pueden causar lagrimeo e infecciones dentro del ojo así como un mayor riesgo de ceguera.

Los resultados de esta investigación, por tanto, podrían significar el fin de las dolorosas inyecciones para tratar este trastorno ocular cada vez más común.

Así, los científicos dirigidos por la bioquímica Felicity de Cogan, del Instituto de Inflamación y Envejecimiento de la Universidad de Birmingham (Reino Unido) han inventado un método para administrar el medicamento inicialmente inyectado como un colirio. De hecho, sus experimentos en laboratorio han obtenido los mismos resultados que el fármaco inyectado directamente en el ojo.

La gota del revolucionario colirio utiliza un péptido penetrante de células (CPP) para administrar el fármaco a la parte relevante del ojo en cuestión de minutos. “El fármaco CPP tiene el potencial de tener un impacto significativo en el tratamiento de la degeneración macular asociada a la edad, revolucionando las opciones de suministro de fármacos”, explica de Cogan.

“La aplicación del fármaco auto-administrado por gotas en los ojos podría conducir a una reducción significativa de los resultados adversos y de los costes de atención de la salud en comparación con los tratamientos actuales”, continúa Cogan.

Según los expertos, el colirio creado con el péptido penetrante de células también podría aplicarse a otras enfermedades oculares crónicas que requieren del suministro de un fármaco en la cámara posterior del ojo.

El estudio ha sido publicado en la revista Investigative Opthamology and Visual Science.

Deja un comentario