Uso de antibióticos durante el embarazo y riesgo de aborto espontáneo

Algunos medicamentos de venta con y sin receta pueden ser arriesgados para un bebé en desarrollo. Esto es lo que tiene que saber sobre el uso de antibióticos cuando está embarazada.

Embarazada con unas pastillas

Interesante estudio observacional de casos y controles anidado con más 95 000 embarazadas incluidas donde se evaluó el riesgo de aborto espontáneo en aquellas que consumieron antimicrobianos; el mismo tuvo una ventana de estudio de casi 10 años y fue realizado en Quebec, Canadá. Sus resultados muestran que las pacientes expuestas en el primer trimestre de embarazo a azitromicina u otros macrólidos, sulfonamidas, metronidazol, entre otros se asocia a un incremento del riesgo de aborto espontáneo.

Antecedentes: Aunque los antibióticos son ampliamente utilizados durante el embarazo, la evidencia en cuanto a su seguridad fetal sigue siendo limitada. Nuestro objetivo fue cuantificar la asociación entre la exposición a antibióticos durante el embarazo y el riesgo de aborto espontáneo.

Métodos: Se realizó un estudio de casos y controles anidados dentro de la Cohorte de Embarazos Quebec (1998-2009). Se excluyeron los abortos planificados y los embarazos expuestos a fármacos fetotóxicos. El aborto espontáneo se defincomo un diagnóstico o procedimiento relacionado con aborto espontáneo antes de la semana 20 del embarazo. La fecha índice fue la fecha calendario del aborto espontáneo. Fueron seleccionados al azar diez controles por caso, emparejados por edad gestacional y año de embarazo. El uso de antibióticos fue definido por la presencia de recetas entre el primer día de la gestación y la fecha índice y se fue comparado con (a) no exposición y (b) exposición a penicilinas o cefalosporinas. Estudiamos los grupos de antibióticos por separado, utilizando los mismos grupos de comparación.

Resultados:Después del ajuste para posibles factores de confusión, el uso de azitromicina (cociente de probabilidades ajustado [OR] 1,65, [IC]1,34-2,02; 110 casos expuestos), claritromicina ( OR0 ajustado 2,35 IC95% 1,90 a 2,91; 111 casos expuestos), metronidazol (OR ajustado 1,70, IC95% 1:27-2:26, 53 casos expuestos), sulfonamidas (OR ajustado 2,01, IC del 95% 1,36 a 2,97; 30 casos expuestos), tetraciclinas (OR ajustada 2:59, IC del 95% 1,97 -3.41; 67 casos expuestos) y quinolonas (OR ajustada 2,72, IC del 95% 02:27-03:27; 160 casos expuestos) se asoció con un mayor riesgo de aborto espontáneo. Se encontraron resultados similares cuando se utilizó penicilinas o cefalosporinas del grupo de comparación.

Interpretación: Después del ajuste para posibles factores de confusión, el uso de macrólidos (exceptuando la eritromicina), quinolonas, tetraciclinas, sulfonamidas y metronidazol, durante el embarazo temprano se asoció con un mayor riesgo de aborto espontáneo. Nuestros hallazgos pueden ser de utilidad para las autoridades de actualizar las directrices para el tratamiento de infecciones durante el embarazo.

El trabajo:

Muanda FT, Sheehy O, Bérard A. Use of antibiotics during pregnancy and risk of spontaneous abortion. CMAJ May 1, 2017 vol. 189 no. 17 E625-E633

disponible en http://bit.ly/2oUtK6J

Deja un comentario