Colombia: Nuevos medicamentos podrían colapsar sistema de salud

Nuevos medicamentos podrían colapsar sistema de salud
Foto: Agencia de Noticias UN.

Por: KienyKe

Algunos de los medicamentos disponibles en el mercado para tratar enfermedades asociadas con alteración de las grasas, hepatitis C y cáncer tienen precios tan exorbitantes que colapsarán el sistema de salud.

Ya que en Colombia el presupuesto para el sistema de salud es de 40 billones de pesos, el hecho de que solo 50 pacientes consuman 100 millones de pesos cada mes por concepto de medicamentos, provocará una desfinanciación a corto plazo.

A ello se debe sumar la determinación adoptada por el Estado en el sentido de que los médicos tienen absoluta libertad de prescribir el medicamento que quieran, la cual aplica a partir de la denominada reforma a la Ley Estatutaria en Salud de 2015.

Aunque según el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, se requerirían 2 billones de pesos adicionales para compensar el cambio, los precios de muchos de ellos indican que esos nuevos recursos no serán suficientes.

Al respecto, en palabras del profesor José Julián López, director del Centro de Información de Medicamentos de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), “la presión tecnológica hace que los médicos reemplacen la prescripción de algunos medicamentos por otros que consideran mucho mejores con el argumento de que lo nuevo resulta ser mejor que lo viejo”.

“Se trata de una falacia, porque en materia de medicamentos está comprobado que un medicamento nuevo no siempre se va a comportarde la manera que se espera”, asevera el académico.

En ese sentido, aunque la dislipidemia –o alteración del metabolismo de los lípidos por razones genéticas– es un factor que con el tiempo puede aumentar el riesgo de sufrir un infarto o padecer un accidente cerebrovascular, la disminución en los niveles de colesterol gracias al uso de ciertos medicamentos no necesariamente se verá reflejado en una disminución de la mortalidad.

“Para tratar esta alteración están las estatinas; incluso se podría llegar a ejercer un control sobre los niveles de colesterol a partir de una dieta”, precisa el docente, quien agrega que este tipo de desórdenes está asociado –entre otros seis factores– con el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular o un infarto.

Puesto que en Colombia hay muchos más pacientes con esta enfermedad, el valor de este medicamento –estimado en 110 millones de pesos la caja de 28 cápsulas– terminará afectando gravemente el presupuesto en salud, ya que se debe tomar por toda la vida y algunos pacientes requerirán más de una cápsula al día.

Aunque la hepatitis C es una infección viral que afecta el hígado y que eventualmente podría degenerar en cirrosis, insuficiencia hepática o cáncer de hígado que requeriría de un trasplante, el medicamento empleado para su tratamiento –Sofosbuvir, Darunavir y otros– resulta tan costoso que ni siquiera países como Suecia, Holanda o Dinamarca tienen la capacidad de pagarlo.

A juicio del docente López, Colombia tendrá que entrar a regular el precio de estos medicamentos, o de lo contrario la sostenibilidad del sistema de salud se verá seriamente afectada.

No obstante, el profesor reconoce que particularmente para el tratamiento de esta enfermedad estos medicamentos tienen altos niveles de eficacia que le evitarían al paciente la necesidad de efectuar un trasplante.

“Además de ser un procedimiento quirúrgico muy costoso, el trasplante afecta la calidad de vida del paciente en buena medida, porque se le debe dejar sin defensas para impedir que el organismo reaccione de forma negativa”, precisa el docente.

Sin embargo, el laboratorio que lo produce fijó el precio del Sofosbuvir con base en lo que costaría un trasplante y no en lo que había costado su desarrollo (que no fue hecho por ellos). De ahí la importancia de la regulación de precios de medicamentos.

Fármacos para el tratamiento de linfomas y leucemias completan la lista de los medicamentos más costosos, cuyo precio casi siempre resulta exagerado si se le compara con su valor terapéutico.

“Uno esperaría que un medicamento valga por lo que hace, de tal manera que si es capaz de salvar muchas vidas, es de esperarse que se trate de un producto costoso; pero no si se limita a hacer lo mismo que otros de características similares”, afirma el profesor López.

Con información de Agencia de Noticias Universidad Nacional

Origen: Nuevos medicamentos podrían colapsar sistema de salud

Deja un comentario