La metadona puede reducir la necesidad de opiáceos para tratar el dolor tras una operación quirúrgica

POR EUROPA PRESS / LAINFORMACION.COM

La metadona puede reducir la necesidad de opiáceos para tratar el dolor tras una operación quirúrgica MADRID |EUROPA PRESS

Investigadores de la NorthShore University Health System en Evanston (Estados Unidos) aseguran que el tratamiento con metadona durante la cirugía puede reducir la necesidad de medicamentos opiáceos intravenosos para mitigar el dolor posquirúrgico, al menos tras una cirugía de columna, según los resultados de un estudio publicado en la revista ‘Anesthesiology’.

“Es una nueva alternativa que permitiría reducir el dolor agudo los primeros días después de la operación y el dolor crónico posterior, así como la necesidad de recurrir a los opiáceos tras recibir el alta hospitalaria”, según ha reconocido Glenn Murphy, principal autor del estudio.

Actualmente Estados Unidos está viviendo una crisis por el uso de analgésicos opiáceos, según este experto que por ello cree que la metadona intraoperatoria puede resultar prometedora a la hora de reducir el consumo de estos fármacos durante la recuperación.

La metadona es un opiáceo único de acción prolongada que suele utilizarse para aliviar el dolor intenso en personas que necesitan medicación durante todo el día durante períodos prolongados o en aquellos que no pueden ser tratados con otros medicamentos. Asimismo, también se utiliza para prevenir los síntomas de abstinencia en los pacientes adictos a algunos opiáceos, específicamente la heroína.

“El manejo adecuado del dolor es esencial para mejorar la recuperación”, ha reconocido Murphy, que alerta de que un alivio inadecuado del dolor que se produce tras una operación puede propiciar el desarrollo de diversos eventos adversos, tales como complicaciones cardiacas o pulmonares e incluso un mayor riesgo de morbilidad y mortalidad.

El problema, según este experto, es que en ocasiones este dolor postquirúrgico suele subestimarse y, pese a que se ha avanzado mucho en su manejo, los pacientes siguen sufriendo mucho durante los tres días posteriores a la salida del quirófano.

En el caso de las cirugías de columna, como las que conllevan la reparación de hernia de disco o el estrechamiento del canal espinal, pueden ser particularmente difíciles de manejar y los pacientes suelen quejarse a menudo de un dolor crónico que les hace dependientes de opiáceos orales, con el consiguiente riesgo de adicción.

UN CENTENAR DE PACIENTES ANALIZADOS

El estudio incluyó a 115 pacientes que fueron asignados aleatoriamente a recibir metadona o a formar parte de un grupo control que recibió hidromorfona, un opiáceo estándar administrado durante las operaciones, al inicio o justo antes de finalizar la cirugía.

La hidromorfona, que también se utiliza habitualmente como un medicamento para el dolor después de la cirugía, también se dio a todos los pacientes estudiados una vez operados y para evaluar su eficacia se midió el consumo que hacían durante los tres días siguientes a la operación. Asimismo, en este periodo también midieron el nivel de dolor de los pacientes y su satisfacción con el manejo del dolor en ese período.

En el grupo de metadona, los pacientes requerían una mediana de 5 miligramos de hidromorfona para tratar el dolor agudo el primer día después de la cirugía, en comparación con los 10 miligramos de media del grupo de control.

Al segundo día los pacientes del grupo de metadona requerían menos de 1 miligramo de hidromorfona, en comparación con los 3 miligramos del grupo de control; y al tercer día los pacientes que recibieron la metadona ya no necesitaron el opiáceo, mientras que en el grupo control recibieron menos de un miligramo de hidromorfona, de media.

En general, los pacientes que recibieron metadona necesitaron un número significativamente menor de fármacos opiáceos intravenosos y orales después de la cirugía, reportaron menores puntuaciones de dolor y mejoraron la satisfacción global con el manejo del mismo, en comparación con los pacientes a los que se les administró hidromorfona durante la cirugía. Y todo ello sin observar diferencias en el número de efectos adversos de ambos grupos.

Origen: La metadona puede reducir la necesidad de opiáceos para tratar el dolor tras una operación quirúrgica – lainformacion.com

Deja un comentario