Estados Unidos busca potenciar la entrada de genéricos

Los genéricos parecen presentarse como una de las principales soluciones para lograr reducir los precios de los medicamentos en Estados Unidos. Por lo menos así se asegura desde la Cámara de Representantes, donde tanto demócratas como republicanos han introducido una legislación para aumentar la competencia con la entrada de genéricos en el mercado y así lograr reducir el coste de los tratamientos para los pacientes en el país. El proyecto de ley apunta al comportamiento anticompetitivo utilizado por ciertas compañías farmacéuticas de marca que busca frenar la entrada de medicamentos genéricos y biosimilares en el país. Una legislación como la solicitada, según ha estimado la Oficina de Presupuestos del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés), generaría un ahorro al Gobierno de más de 2.000 millones de dólares directos durante 10 años.

En este sentido, la Asociación para Medicamentos Accesibles (AAM) ha celebrado la presentación de esta legislación, asegurando que esta representa “un primer paso para derribar las paredes que bloquean los medicamentos genéricos y demuestra que se están tomando medidas reales para reducir el coste de los medicamentos”, según ha explicado en un comunicado Chip Davis, presidente y CEO de la patronal norteamericana. “Esta solución aumentará la competencia del mercado y reducirá

“Necesitamos políticas inteligentes, como la Ley de acceso justo y seguro para los medicamentos genéricos de 2017 (Ley FAST Generics), que se basen en el éxito logrado a través de la competencia genérica y que fomenten la liberación del potencial de mercado de los biosimilares”, explica la patronal.

Este proyecto de ley, señala la patronal norteamericana, “ofrecerá una solución clara a las prácticas comerciales abusivas y anticompetitivas que aumentan los costes para el sistema de salud estadounidense al impedir el acceso de los pacientes a medicamentos genéricos y biosimilares”.

Justo hace un año la patronal denunciaba estas “practicas comerciales anticompetitivas de la industria farmacéutica de marca para bloquear la entrada de genéricos en el mercado”.

Entonces, el presidente de la patronal aseguraba que “a medida que los costes asociados con el uso de medicamentos de especialidad de marca siguen aumentando, el análisis y la revisión pública de las prácticas comerciales diseñadas expresamente para restringir la competencia de los genéricos son más importantes que nunca”. De este modo, consideró esencial que se diferencie entre “los acuerdos de distribución restringidos autoimpuestos y utilizados por las compañías selectas para impedir la entrada de genéricos, y aquellos exigidos por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para proteger la salud pública y la seguridad”.

Entre las medidas concretas que propone la asociación para mejorar la competitividad del genérico en el país destaca la de acortar los plazos para la aprobación de genéricos por parte de la agencia norteamericana del medicamento (FDA), que actualmente se sitúa en 48 meses, aumentar la utilización de genéricos entre la población de bajos ingresos del Medicare, lo que podría ahorrar, dicen, hasta 17.700 millones de dólares en 10 años y frenar algunos abusos de las compañías farmacéuticas de marca sobre los programas de seguridad de la FDA, como es el caso de la Evaluación de Riesgos y Estrategias de Mitigación (REMS), que actualmente, dice la patronal, se utiliza para mantener a los genéricos fuera del mercado.

Pero lo cierto es que la entrada de medicamentos genéricos ha tenido una evolución muy positiva en los últimos años en Estados Unidos. El año pasado, la Oficina de Medicamentos Genéricos (OGD) de la FDA generó el mayor número de aprobaciones en la historia del programa de medicamentos genéricos, con más de 800 aprobaciones de este tipo de fármacos, incluyendo aprobaciones completas y aprobaciones provisionales.

Origen: Estados Unidos busca potenciar la entrada de genéricos

Deja un comentario