Chile: Gremios médico y farmacéutico acordaron marco contra conflictos de interés 

El Colegio Médico y la Cámara de la Innovación Farmacéutica suscribieron ayer un inédito código de autorregulación que prohíbe las transferencias de valor desde los laboratorios hacia los facultativos a nivel personal.

En un acuerdo inédito en la relación entre laboratorios y profesionales de la salud, el Colegio Médico y la Cámara de la Innovación Farmacéutica (CIF) acordaron ayer un marco regulatorio para eliminar potenciales conflictos de interés entre médicos e industria.

Incorporado en el Anexo Chile al Código de Buenas Prácticas de The International Federation of PharmaceuticalManufacturers&Associations (IFPMA), este nuevo trato fijaun conjunto de normas de conducta y autorregulación dirigidas a evitar transferencias de valor a nivel personal y privilegia las relaciones institucionales. Entre las acciones prohibidas para los laboratorios destacan la entrega de obsequios, sin importar su valor; las invitaciones, en forma individual o personal, a congresos y el pago de cualquier tipo de gasto, ya sea de traslado o de alojamiento; el pago de cenas, almuerzos, desayunos u otras atenciones, entre otros. Asimismo, se excluyelaentrega de muestras médicas a  estudiantes y profesionales de la salud no facultados para prescribir.

“La firma de este acuerdo permite establecer un marco regulatorio en la relación de los médicos con los laboratorios. Los facultativos tendrán que emitir recetas en base a la información científica y estudios que existan sobre la efectividad en el paciente y el beneficio que va a obtener éste al recibir ese medicamento, y no por otros motivos”, enfatizó el titular del Colegio Médico, Dr. Enrique Paris, quien firmó el convenio junto al presidente de la CIF, Carlos Murillo, quien instó a las restantes agrupaciones farmacéuticas del país a sumarse a la iniciativa.

“Reconocemos que la primera obligación de los profesionales es para con sus pacientes. Por consiguiente, las relaciones con los profesionales de la salud deben apoyar y ser consecuentes con las responsabilidades profesionales y de confianza, promoviendo la atención al paciente y apoyando el ejercicio de la medicina de una manera ética y compasiva”, sostuvo Murillo.

A su vez, las actividades que contarán con el apoyo de los laboratorios asociados a CIF son aquéllas cuyo objetivo principal sea la educación médica y/o divulgación científica, dirigidas a profesionales de la salud y organizadas por un laboratorio o un tercero.  Estas acciones se realizarán en modalidades institucionales y no involucrarán ningún pago, beneficio o contraprestación directa o indirecta a profesionales de la salud prescriptores de manera personal o individual. Todo apoyo o donación a actividades educativas, universidades e instituciones de salud deberán sujetarse a un estricto principio de transparencia.

El anexo dispone que toda infracción a estas disposiciones será conocidas por el Tribunal de Ética, que “podrá asesorarse por personas y/o profesionales técnicos externos que estime conveniente para establecer los procedimientos y sanciones pertinentes”.

Precedente para las restantes industrias

Con un cronograma de implementación que considera una transición hasta la plena del acuerdo en enero de 2018, las instituciones promotoras de éste manifestaron su interés de que pueda ser recogido por el resto del sectorfarmacéutico y, en general, por el conjunto deindustrias ligadas a la salud con el fin de conformar “una práctica universal que restituya las confianzas en las instituciones y organizaciones”.

“Este estándar ético mínimo nos permite exigir su replicación con las otras asociaciones de la industria farmacéutica, así como las empresas de dispositivos médicos y los productores de alimentos”, indicó la presidenta del Departamento de Ética delColegio Médico, Dra. Gladys Bórquez. Al respecto, indicó que entre los objetivos perseguidos“hay dos muy importantes: asegurar una prescripción correcta en beneficio del paciente, y contribuir a la recuperación de la confianza en nuestra profesión.

En nuestro trabajo como médicos en distintos roles, sea como clínicos, investigadores, docentes o gestores estamos enfrentando con frecuencia, intereses que, siendo legítimos, entran en conflicto con el primer interés que debe guiar siempre nuestro actuar médico, que es el bien del paciente por sobre el nuestro”.

También en relación a las implicancias de esta iniciativa, el segundo vicepresidente de CIF, Ítalo Zanca, señaló que muestra el compromiso de la industria de innovación con los pacientes y ajena a potenciales conflictos de interés.

Origen: Gremios médico y farmacéutico acordaron marco contra conflictos de interés – Diario Financiero

Deja un comentario