El envenenamiento de ancianos y niños con neurolépticos atípicos 

Por: Fundació Institut Català de Farmacologia. Hospital Universitari Vall d’Hebron, P

Los neurolépticos empeoran la salud y la función cognitiva e incrementan la mortalidad de las personas con demencia.

En el número anterior revisamos la eficacia y la inseguridad de los fármacos neurolépticos en el tratamiento de trastornos psicóticos. Estos fármacos tienen un margen terapéutico estrecho, una eficacia modesta, y efectos adversos numerosos y frecuentes. Son considerablemente más caros que los demás psicofármacos, un hecho que estimula a las compañías a hacer una promoción comercial indebida e ilegal. En los últimos años su consumo ha aumentado de manera desmesurada, en gran parte porque se ha promovido su uso en situaciones clínicas en las que no han mostrado eficacia o bien tienen una relación beneficio-riesgo desfavorable (indicaciones no autorizadas). En este número revisamos su uso en indicaciones no autorizadas por las agencias reguladoras, y comentamos los nuevos neurolépticos de acción prolongada.

Ineficaces y tóxicos en las personas de edad avanzada con demencia

Las fichas técnicas de los nuevos neurolépticos (comercializados desde finales de los años noventa) limitan sus indicaciones prácticamente a la esquizofrenia y los episodios maníacos del trastorno bipolar II. En pacientes con demencia el único autorizado es la risperidona, pero sólo para el tratamiento sintomático y puntual (hasta 6 semanas) de episodios graves de agresividad y de síntomas psicóticos graves que no responden a medidas no farmacológicas, tras haber descartado otras etiologías.1

En contraste con lo anterior, en Cataluña el consumo se concentra en las personas de edad avanzada: en el 2015 un 9,4% de los mayores de 70 años recibió algún neuroléptico; entre los ingresados en residencias, los recibieron un 33,5%, la gran mayoría de manera continuada.2

LEER ESTUDIO COMPLETO EN PDF

Origen: [El negocio de las farmacéuticas] El envenenamiento de ancianos y niños con neurolépticos atípicos | Kaos en la red

Deja un comentario