Brasil: ANVISA rechaza patente de droga que combate la hepatitis C (sofosbuvir)

Jeová Fragoso adquirió la hepatitis C en 1994 y solamente con el tratamiento a base de sofosbuvir, en 2015, consiguió negativizar el vírus.

INPI DE BRASIL tiene ahora la decisión final sobre la patente de sofosbuvir.
0globo.com.-

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) rechazó la solicitud de patente del principal y más eficaz medicamento para tratar la hepatitis C crónica, el sofosbuvir.
La decisión anticipada por la columna Ancelmo Gois el sábado, es un gran paso que pueda surgir de este medicamento genérico y que, debido a la competencia, los precios caen. Pero hay un paso más en este escenario: a raíz de la decisión de la Anvisa, la solicitud de patente será enviada al Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI), que revisará la documentación y tomará la decisión final. Aunque el Ministerio de Salud ha dado prioridad a este caso, no existe un plazo legal para que el INPI presente su resolución.

La farmacéutica que solicitó una patente, Gilead Sciences,  cobra actualmente en Brasil de EE.UU. $ 4197 – el equivalente a R $ 13.000 – por las 12 semanas de tratamiento, considerado ideal para un paciente tiene 95% de posibilidades de cura. El valor es alto, pero es el resultado de los descuentos que el Ministerio de Salud negociado con la compañía durante los últimos años. Cuando el fármaco se inició en 2013 en los Estados Unidos, el precio inicial era increíble EE.UU. $ 84.000 para el mismo tratamiento, lo que equivaldría en los valores de hoy en día a más de R $ 250 mil.

Fiocruz puede producir por hasta $ 3 mil

Debido al alto costo por paciente, el Sistema de Salud (SUS), realiza una terapia de racionamiento unificada: sólo las personas que se encuentran en los dos últimos niveles de cirrosis hepática de la enfermedad recibe el medicamento. Sin la patente, sofosbuvir debe tener su precio muy reducido. Fiocruz, por ejemplo, anunció que se puede producir y vender suficientes píldoras durante 12 semanas por un máximo de US $ 3.000. Versiones genéricas en países como India pueden costar menos de US $ 500. La expectativa que más pacientes puedan beneficiarse.

– De la forma en que estamos hoy, es preciso empeorar mucho para ser tratado de forma adecuada – se lamenta Jehová Fragoso, que adquirió la hepatitis C en 1994 y, con el tratamiento basado en sofosbuvir en 2015 pudo hacer el virus negativo. – Con este recurso, el tratamiento para la hepatitis C cambió el agua en vino. Las posibilidades de curación aumentaron de 20% con el fármaco disponible anteriormente para más de 90%. Y los efectos secundarios, que eran terribles, ahora son casi inexistentes.

Cuando comenzó el tratamiento Fragoso, había todavía meses para el sofosbuvir fueron incorporados en el SUS, pero como ya había tenido un trasplante de hígado y fue empeorando rápidamente, provocó el corte para obligar al plan de salud para cubrir todo el tratamiento.

– No podía esperar. Si esperaba, moría -, recuerda, el fundador de una ONG de defensa de los derechos de quienes tienen la enfermedad.

Hay 80 millones de personas que viven con la hepatitis C en el mundo, de los cuales sólo un millón de ellas adaptadas a las nuevas opciones de tratamiento, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). De acuerdo con un informe publicado el año pasado por la entidad, hay 700.000 muertes por infectada cada año, y los países que han logrado la mayor cobertura en el tratamiento son aquellos en los que los medicamentos genéricos están disponibles. En Brasil, se estima que hay 1,6 millones de personas infectadas con el virus, y sólo 30.000 reciben sofosbuvir.

El Gilead americana tiene el remedio de la patente en los Estados Unidos, y desde octubre de 2015, el cuidado droga Ministerio de Salud para distribuir el SUS. Mientras que la droga tiene su solicitud de patente en el Brasil analizadas, el país no puede comprar el producto de cualquier otra empresa. INPI informó que los documentos de la solicitud de patente todavía no ha llegado al instituto y no es posible en este momento para dar una fecha para cuando se conocerán los resultados de las pruebas.

– Esperamos que dejar la decisión a finales de este año – tiene como objetivo Felipe de Carvalho, coordinador de la campaña de Brasil para el Acceso a Medicamentos Esenciales de Médicos sin Fronteras. – ¿Qué puede interrumpir es una posible recursos de la empresa para tratar de revertir la decisión de la Anvisa. El monopolio de un recurso tan importante es perjudicial para la sociedad en su conjunto.

En un comunicado, la farmacéutica dijo que presentará un recurso, pero sólo confia en el INPI.

“Gilead Sciences cree en la experiencia del INPI para evaluar la cuestión de la patentabilidad de nuestros productos. Creemos que la protección de la propiedad intelectual es una de las formas más importantes de estímulo constante por la innovación y la búsqueda de nuevas opciones terapéuticas que se pueden tratar y curar a miles de pacientes “, dijo la compañía.

Arair Azambuja, presidente del Movimiento Brasileño de Lucha contra la Hepatitis Viral, sostiene que Gilead no es merecedor de la patente, ya que no innovaron, ya que otras empresas llegaron a la fórmula de sofosbuvir más o menos al mismo tiempo.

Los médicos de la asociación sin Fronteras también se movilizan para evitar que la patente se da en la Unión Europea, donde pasa por el mismo proceso del Brasil.

– Es muy importante lo que está sucediendo hoy en día en Brasil debido a una decisión que puede influir en los demás países. Así que esperamos que la posición de la Anvisa influir en el debate mundial – dice Carvalho.

Traducción: Obsupat
Origen: Observatorio Sudamericano de Patentes : Brasil: ANVISA rechaza patente de droga que combate la hepatitis C (sofosbuvir)

Deja un comentario