Medicamentos contra Hepatitis C valen casi 200 veces más que su fabricación


De acuerdo con una reciente investigación una pastilla de Sofosbuvir, único medicamento que cura esta enfermedad, cuesta alrededor de mil dólares, aunque su producción solo le vale 60 dólares al laboratorio Gilead.

Esta situación reviste mayor gravedad cuando se sabe por cifras de la Organización Mundial de Salud que en el mundo entre 130 y 150 millones de personas padecen de hepatitis C, y que al año mueren 700.000 personas por esta causa.

Germán Velásquez, médico de la Universidad Nacional de Colombia y consejero especial para la salud y el desarrollo de la organización Centro del Sur, reveló los desfalcos millonarios del citado laboratorio con este medicamento. Según el investigador Velásquez, el tratamiento total para curar la hepatitis C tiene un costo de 84.000 dólares y una duración de 12 semanas.

En este sentido, adquirir la única medicina patentada contra este padecimiento es casi imposible, y aunque existen países que la compran, no alcanzan para suplir la demanda.

Lo mismo sucede con los 70 tratamientos que existen contra el cáncer, que cuestan más de 110.000 dólares al año y que en la mayoría de los casos no curan la enfermedad.

“La función social de la propiedad intelectual en cuanto a medicamentos es algo que definitivamente no se cumple, porque no se piensa en el paciente sino en las ganancias millonarias”, afirma el doctor Velásquez.

La hepatitis C, una enfermedad que afecta el hígado, se trataba antes con un medicamento llamado Interferon Pegliato, aunque sus efectos no eran estables y el paciente no lograba salvarse, “no se curaba ni el 50 % de los afectados”, asegura el médico Velásquez.

Por esta razón los tratamientos se usaban más para controlar los síntomas que para curar la enfermedad. “Esto es algo que las industrias farmacéuticas también aprovechan, porque venden el medicamento de por vida a un paciente”, añadió.

India también ganó la batalla

Igual a lo ocurrido en 2013 con el medicamento Imatinib de la industria Novartis, que sirve para curar ciertas manifestaciones del cáncer, la India ganó la batalla para producir el Sofosbuvir y distribuirlo a bajo costo.

Uno de los países que se beneficia de este logro es Egipto, ya que, según cifras de la OMS, el 50 % de las 300.000 personas tratadas contra la hepatitis C en el mundo se encuentran en ese país.

Sin embargo para el doctor Velásquez existe una fuerte normatividad que se conoce como antidesvío y es que las personas deben entregar un completo reporte de su situación de salud para evitar que el medicamento sea distribuido en todo el mundo. “Piden registros de nacionalidad, fotos, entrega del empaque vacío una vez termina el medicamento y hasta pruebas de sangre, con el objetivo de que no se comercialice en otros países”.

El investigador asegura que si bien las industrias farmacéuticas han adquirido mucho poder, todos los gobiernos deben trabajar en la posibilidad de que se disminuyan los precios para que sus habitantes tengan acceso a estos medicamentos.

Si las industrias farmacéuticas se niegan a bajar precios se debe llegar a medidas como las llamadas importaciones paralelas, las licencias obligatorias, la utilización de los recursos de evasión de impuestos para pagar los tratamientos, la promoción de la fabricación de genéricos y, en el último caso, atacar estas industrias ante la justicia como violación de los derechos humanos.

La información fue revelada por el investigador durante el foro “Función social de la propiedad intelectual”, organizado por la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales de la U.N.

El debate de las patentes por los medicamentos y las ganancias de las farmacéuticas es tan antiguo como complejo. Hace más de 50 años los productores de medicinas han convertido la salud en un negocio en el que reciben millones de dólares, según lo planteado en el evento.

Origen: Medicamentos para Hepatitis C

Deja un comentario