LOCATEL: ¡su especulación farmacéutica agrava la crisis de salud venezolana!

Por: Edgar Perdomo Arzola.

La vida no podía ser esa cosa que se nos imponía y que uno asumía como un arriendo, sin protestar. Pero ¿qué podía ser?… Debía haber una contraseña, algo que permitiera quebrar la barrera de la rutina y la indolencia y acceder al fin al conocimiento, a la verdadera realidad.  Julio Ramón Ribeyro

Poco a poco han ido desapareciendo los medicamentos del mercado farmacéutico venezolano desde comienzos de enero de este año 2017. Muchos de ellos son únicos, y son irreemplazables, como los de la hipertensión, y protectores gástricos por citar solo dos. La falta de estos dos medicamentos solamente está causando graves problemas en el tratamiento de los pacientes. El Comentario sobre Locatel se debe a que el pasado sábado 21/01/2017, ante un fuerte dolor gástrico salí a comprar un medicamento llamado Esomeprazol de 20mg, en ninguna de las farmacias de El Tigre-Anzoátegui donde resido, no había, y cuyos empleados me decían, protectores gástricos no hay, finalmente me dirigí a Locatel el Tigre, donde si había dicho medicamento, pero a la especuladora suma de Bs 6249,99 las 7 pastillas genéricas del Laboratorio Calox, y cuya caja después de revisarla minuciosamente, no tenia el PMVP, pero si rezaba en dicha caja lo siguiente: Lote 66096, Fab 09-16, V 09-18. Y en el código de Barra de dicha caja se leen los siguientes números 7 591519 006124. Y el Locatel de El Tigre, la factura que dan no dice Locatel, sino esta a nombre de Farmacia 4B C.A. RIF N° J-29691375-7 situación irregular fiscal que debe investigar el Seniat.

A esta información puedo añadir algo más, las historias que escucho de pacientes y amigos. Puedo informar que este Ezomeprazol fabricado en septiembre del 2016 sea vendido en ese exorbitante precio, uno de los principales medicamentos para varias formas de protección gástrica, presuntamente Calox lo distribuye solamente a las farmacias de Locatel por presuntamente ser los mismos dueños.

La escasez de medicamentos en Venezuela ha pasado de ser un problema puntual, desde hace tres años, a ser de carácter crónico. Culpa de políticas impuestas por la fuerza, que impulsa a fuertes aumentos en los precios de los medicamentos. De esta situación se aprovechan los especuladores quienes ahora compran medicamentos baratos subsidiados, y los venden a precios especulativos. También es culpa del Ministerio de Salud por ser incapaz de controlar la real producción de los proveedores, y farmacias. El hecho es que millones de venezolanos se mantienen rehenes de los excesos especulativos de las compañías farmacéuticas, y el conflicto permanente entre el sector público, y privado por los índices de inflación. Las consecuencias son fatales para los pacientes venezolanos.

Donde están los miles de millones de dólares entregados por gobierno para la compra de medicamentos, la mayoría han ido a capitalizar cuentas en paraísos fiscales, donde seguramente está Calox, y Locatel. Por supuesto a nadie se le ocurre una investigación seria para aliviar los problemas de la salud en Venezuela.

Da dolor ver a los habitantes del otrora país más rico de la América Latina Venezuela, donde sus pacientes andan de farmacia en farmacia en busca de medicamentos.

Las prácticas de los especuladores farmacéuticos son de terror; ya que la escasez de medicamentos es mortal, por el problema de los precios, pero las farmacias, y los proveedores de medicamentos no pueden someter a la población a estas prácticas especulativas criminales.

La escasez de medicamentos en realidad no sabemos sin son causados ​​por las compañías farmacéuticas, para fomentar la especulación dadas las diferencias de precios en los medicamentos como el de arriba mencionado por parte de Locatel, o son de otra índole. Hay que reconocer que los tipos de cambio hacen que Venezuela sea uno de los países más caros del planeta Tierra.

Por lo tanto, debido al dólar paralelo, algunos medicamentos, y tratamientos están a precios impagables. Esto tiene que ser sancionado por el gobierno venezolano bajo un esquema de licencias de importación o de producción nacional de estos productos.

Acerca de la escasez del medicamento Esomeprazol, un fármaco para la protección gástrica, en Venezuela; la información del escándalo de su actual precio, aporta una visión de porque fue desaparecido del mercado venezolano. La Calox o Locatel aumentaron el precio casi 1000 veces. La escasez de este medicamento es grave puesto que no existe otro genérico en el mercado venezolano para sustituirlo, según la opinión de gastroenterólogos consultados, que no saben que hacer con sus pacientes. El caso de este medicamento no es único también faltan otros para la hipertensión, artritis, antidepresivos, antibióticos, anestesias etc. Mientras tanto las empresas farmacéuticas siguen retirando sus productos del mercado venezolano.

No puedo dejar de preguntarme si el gobierno bolivariano, y las compañías farmacéuticas van de la mano para deshacerse de enfermos, ancianos; o de todos los enfermos, con el fin de reducir el gasto en salud.

Todas estas prácticas, por supuesto son permitidas en Venezuela, mientras miles de venezolanos con enfermedades muy críticas recorren angustiados las farmacias esperando encontrar una medicina, en muchos casos, para ellos o sus familiares. Ante un vergonzoso silencio gubernamental.

Origen: LOCATEL: ¡su especulación farmacéutica agrava la crisis de salud venezolana! – Por: Edgar Perdomo Arzola @percasita

Deja un comentario