España: La inmuno oncología se ha convertido en el santo y seña de Roche

Roche se define a sí misma como la compañía biotecnológica más importante del mundo y como otras grandes corporaciones biofarmacéuticas ha convertido la inmuno oncología en el santo y seña de su estrategia a futuro. Algunas de sus moléculas más prometedoras están a punto de arrojar avances significativos, otras ya han demostrado su potencial terapéutico en mercados foráneos y se encuentran a las puertas del nuestro.

Desde la compañía suiza se propusieron hace años abordar el ciclo inmunológico del cáncer y ofrecer soluciones a cada uno de los puntos clave de esta patología. Tras intensos años de investigación el pipeline de Roche se encuentran en un momento óptimo dentro de su programa de I+D en inmuno oncología. “Consta de 20 moléculas experimentales en varios tumores como el cáncer de mama triple negativo, cáncer de cérvix, colon, melanoma, entre otros. Diez de ellas están actualmente en ensayos clínicos”, asegura a EG Annarita Gabriele, directora médico de Roche Farma en España.

Un ejemplo concreto del aterrizaje de la inmuno oncología de Roche en el mercado español es la llegada de Tecentriq (atezolizumab ). Fármaco de reciente aprobación por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) como primera inmuno terapia con indicación en dos tumores de mal pronóstico, que llevan muchos años ávidos de nuevas opciones terapéuticas. La primera indicación es para cáncer de vejiga avanzado, que representa el 90 por ciento de todos los tumores de este órgano. La segunda es para el cáncer de pulmón no microcítico en fase avanzada. “En el caso del de vejiga, estamos ante el primer anti-PD-L1 autorizado por la Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA) y el primer tratamiento aprobado en más de 30 años para estos pacientes; se aprobó primero para aquellos que progresaban a la quimioterapia y en este momento se revisa de forma prioritaria para su uso en primera línea”, señala Gabriele.

Pero el pipeline y la estrategia corporativa de Roche también centra sus esfuerzos en el desarrollo de terapias dirigidas en oncología y buena prueba de ello es el arsenal terapéutico que está por llegar en este ámbito. Uno de esos ejemplos es Alecensa, para cáncer de pulmón, cuya expectativa en el abordaje está más que fundada. “En cáncer de pulmón los próximos meses serán fundamentales para avanzar en la disponibilidad de Alecensa (alectinib) en segunda línea. Un tratamiento ya aprobado de manera acelerada por la FDA para pacientes con enfermedad avanzada y ALK positivo que no pueden recibir o han progresado al estándar. En nuevas combinaciones se ha mostrado muy esperanzador”, señala la directora médico de Roche.

Perjeta en España

Uno de los blockbuster de la compañía llegará en España en 2017 y se espera que proporcione nuevos paradigmas en el abordaje de un tipo específico de cáncer de mama, que puede representar un paso más en la dirección correcta. “Arrancamos este año con la disponibilidad en nuestro país de Perjeta (pertuzumab) para su uso antes de cirugía, como tratamiento neoadyuvante, en mujeres con cáncer de mama HER2+ en fase inicial con objetivo curativo”, informa Gabriele.

Asimismo, en los últimos meses la compañía ha podido poner al alcance de los profesionales y pacientes españoles varios tratamientos que dan respuesta a importantes necesidades médicas no cubiertas. “Hemos recibido la aprobación del primer fármaco específico, Erivedge (vismodegib), para el cáncer de piel más común, el carcinoma basocelular (CBC). Se trata de un nuevo exponente de una generación de terapias dirigidas, de administración oral capaz de reducir el tamaño del tumor, mejorando así considerablemente la calidad de vida de estos pacientes”.

También en cáncer de piel, concretamente en melanoma, hace apenas unos meses el Ministerio de Sanidad dio luz verde a la combinación de Cotellic (cobimetinib) con Zelboraf (vemurafenib) para los pacientes con melanoma metastásico o que ya no son candidatos a cirugía, que presentan la mutación BRAF V600 (presente en aproximadamente la mitad de los casos). Una combinación que aporta más supervivencia y permite que los pacientes vivan más tiempo sin que su enfermedad progrese. Reciente ha sido también la aprobación en nuestro país de Avastin (bevacizumab) como primer biológico para el cáncer de cérvix avanzado.

En hematología Roche tiene puestas todas sus anhelos en anticuerpos monoclonales como Gazyvaro (obinutuzumab) y Emicizumab. “Vamos a conocer en breve el uso de Gazyvaro en el tratamiento del linfoma folicular refractario; y en 2018 haremos lo propio en el linfoma no Hodgkin indolente”. Sin salir de la hematología, Roche también considera 2017 como en año en el que se presentarán nuevos datos positivos para Emicizumab. “Tratamiento profiláctico para reducir el número de hemorragias en la hemofilia A”, asegura Annarita Gabriele.

Futuro inmediato de neurociencias

Pero la oncología no copa todo la investigación y estrategia de Roche. En neurociencias tiene actualmente un foco importante e inmediato en el área de Esclerosis Múltiple. En concreto, con la molécula experimental Ocrevus (ocrelizumab), primera en demostrar eficacia en dos tipos de esclerosis múltiple, la recurrente remitente y la primaria progresiva. En esta última, actualmente no existe ninguna terapia disponible. “Recientemente el New England Journal of Medicine ha publicado los estudios de referencia de esta molécula (Opera I – II y Oratorio). Está previsto recibir la aprobación de la EMA en el segundo semestre del 2017 y su disponibilidad en España en el 2018”.

Además de la esclerosis múltiple, la línea de desarrollo clínico de Roche abarca más de una docena de fármacos en investigación para enfermedades como neuromielitis óptica, alzheimer, atrofia muscular espinal, parkinson, síndrome de Down y autismo.

El buen funcionamiento de la investigación que demuestra Roche viene provocado por la decidida apuesta de la compañía suiza por reinvertir su facturación. De hecho, de los más de 43.000 millones de euros en ventas registrado en 2015 Roche reinvierte más de 8.400 millones de euros en I+D lo que alimenta un músculo en este campo que tiene pocos competidores en dimensión.

Además, el éxito continuado de la compañía se basa en los buenos resultados comerciales de productos como Rituxan que obtendrá en 2017 ventas por valor de 7.500 millones de dólares, Avastin, 7.200 millones de dólares y Herceptin, 6.900 millones de dólares, según recoge un estudio a futuro de la consultora internacional Evaluate Pharma. Estas previsiones se complementan ya con los resultados satisfactorios en facturación que experimentaron en 2015 productos considerados blockbuster como Herceptin, Avastin, Esbriet, Perjeta, Kadycla y Rituxan.

 

Origen: Roche se define a sí misma como la compañía biotecnológica más importante del mundo…

Deja un comentario