EEUU: Los miedos sobre el Zika y la crisis de abuso de los opiáceos encabezan las noticias de salud de 2016

Por E.J. Mundell, Reportero de HealthDay
Los miedos sobre el Zika y la crisis de abuso de los opiáceos encabezan las noticias de salud de 2016

Los problemas de Obamacare y los exorbitantes precios de los medicamentos también acapararon titulares este año

JUEVES, 29 de diciembre de 2016 (HealthDay News) — Cuando comenzaron a surgir noticias de unos misteriosos y graves defectos congénitos en los recién nacidos en Brasil, pocos podrían haberse imaginado que esas tragedias aisladas explotarían hasta convertirse en la principal noticia de salud de 2016: el virus del Zika.

Pronto, esos pocos casos de microcefalia (bebés que nacen con cabezas anómalamente pequeñas y cerebros poco desarrollados) en Brasil aumentaron hasta llegar a contarse por los miles. Los médicos descubrieron rápidamente el vínculo entre la infección de la madre durante el embarazo con el Zika, un virus transmitido por los mosquitos, y la microcefalia y otros problemas neurológicos infantiles.

En Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), una agencia federal, entró en alerta alta a medida que la temporada veraniega de mosquitos avanzaba. Los casos de infección en el área de Miami y en la frontera entre Texas y México condujeron a alertas de viaje para las mujeres embarazadas, junto con consejos para evitar las picaduras de mosquito.

En otoño el pánico por el Zika había comenzado a calmarse: los CDC anularon el aviso sobre Miami, aunque otro sobre Brownsville, Texas, permanece activo. En noviembre, la Organización Mundial de la Salud declaró que el Zika era una amenaza crónica, como cualquier otra amenaza transmitida por los mosquitos, pero que ya no era una emergencia de salud global. El avance para alcanzar vacunas efectivas parece promisorio, reportaron los científicos.

Pero la amenaza sigue siendo real, y apenas el jueves pasado los CDC dijeron que habían destinado 184 millones de dólares adicionales para ayudar a prevenir y a combatir al Zika.

—–

Cuando el icono de la música Prince murió en junio de una sobredosis del potente analgésico opiáceo fentanilo, su fallecimiento representó otro punto bajo en la continua epidemia de abuso de opiáceos en EE. UU.

Según los CDC, más de dos millones de estadounidenses son ahora adictos a esos medicamentos y drogas, que incluyen a Oxycontin, Vicodin y la heroína. Cada año, más de 14,000 personas mueren en Estados Unidos de sobredosis de opiáceos recetados, según la agencia.

Ni siquiera los niños más pequeños están seguros: las estadísticas de los CDC muestran un aumento cuádruple entre 1999 y 2013 de bebés nacidos con síntomas de abstinencia de los opiáceos.

En un esfuerzo por controlar la epidemia, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. aprobó en mayo un implante que busca ayudar a los adictos a abandonar el hábito. Y en octubre, la Administración de Control de Drogas de EE. UU. ordenó reducciones significativas en la producción de analgésicos opiáceos.

—–

Fue un año difícil para la Obamacare, a pesar del hecho de que unos 19 millones de estadounidenses cuentan ahora con una cobertura muy necesaria de seguro de salud bajo el controversial programa. A finales de octubre, llegaron noticias de que las primas aumentarían en un promedio de un 25 por ciento, al mismo tiempo que las opciones de planes para los consumidores disminuían.

Con la victoria presidencial de Donald Trump en noviembre, el futuro de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act) parece incierto. Pero una encuesta de HealthDay/Harris Poll realizada justo después de las elecciones encontró que el respaldo para derogar la ley está disminuyendo: actualmente, un 43 por ciento de los encuestados quieren que el programa se modifique pero que no se revoque, un aumento frente a un 30 por ciento antes de las elecciones.

—–

El año pasado, la popularidad de los cigarrillos electrónicos siguió en aumento, sobre todo entre los jóvenes. Un informe de los CDC emitido en julio encontró que un 3 por ciento de los estadounidenses “vapean” ahora de forma regular, y el uso más alto es entre las personas de 18 a 24 años de edad.

Pero, lejos de ser una alternativa “más saludable” a los cigarrillos tradicionales, los adolescentes que vapean de forma regular son más propensos a pasar a fumar tabaco de forma frecuente o empedernida, según un estudio publicado en noviembre.

—–

El shock por los precios de los medicamentos recetados también hizo temblar al público estadounidense en 2016.

Algunos ejemplos: unos medicamentos recién aprobados para la hepatitis C con un precio de mil dólares por pastilla; los fabricantes del dispositivo antialérgico de rescate EpiPen multiplicaron su precio por seis; y Turin Pharmaceuticals provocó indignación cuando aumentó el precio de un medicamento genérico contra las infecciones, el Daraprim, de 13.50 a más de 750 dólares por pastilla.

Muchos estadounidenses consideraron esas acciones como poco más que especulación de precios. Una encuesta de HealthDay/Harris Poll realizada en octubre encontró que un 81 por ciento de los encuestados dijeron que ahora estaban a favor de los controles o límites para los medicamentos y dispositivos médicos.

—–

Un tradicional compañero de mesa, el salero, también ha tenido un año más bien conmocionado en 2016. Un estudio canadiense publicado en mayo contradijo la creencia tradicional al sugerir que una dieta baja en sal podría conllevar sus propios riesgos de salud.

Pero la FDA repitió rápidamente su advertencia de que la mayoría de estadounidenses consumen mucho más sodio de lo que es bueno para ellos. Y en octubre, un estudio de 25 años respaldó la idea, vinculando reducciones en la ingesta diaria de sal con una vida más larga.

Otras noticias de salud que llegaron a los titulares en 2016:

  • En mayo, la FDA publicó su largamente esperada revisión de la etiqueta de “Datos Nutricionales” en los paquetes de comida. El nuevo diseño cambió el enfoque a unos tamaños de porción más “realistas”, además de un énfasis en los azúcares añadidos.
  • La creciente popularidad (y los peligros) de los complementos de testosterona llegó de nuevo a primer plano. Un estudio publicado en febrero encontró que la hormona hace poco por la salud de los hombres, aparte de mejorar la libido decreciente de algunos hombres. Y en octubre, la FDA advirtió que el abuso de los complementos puede ayudar a provocar ataques cardiacos, cambios en la personalidad y esterilidad.
  • Los estadounidenses también aprendieron más en 2016 sobre el daño cerebral a largo plazo que suponen las conmociones, que con frecuencia se vincula con deportes de contacto, como el fútbol americano. Un informe de julio encontró que las conmociones reportadas entre los niños de EE. UU. se duplicaron, aunque un mejor diagnóstico podría ser responsable de esa tendencia. Y en diciembre, la Corte Suprema de EE. UU. ratificó un acuerdo de mil millones de dólares en una demanda relacionada con las conmociones que podría beneficiar a 20,000 jugadores jubilados de la Liga Nacional de Fútbol Americano (National Football League). El acuerdo es para la atención a largo plazo de los jugadores con demencias y otros problemas vinculados con las lesiones en la cabeza que sufrieron a lo largo de sus carreras.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

 

Origen: Los miedos sobre el Zika y la crisis de abuso de los opiáceos encabezan las noticias de salud de 2016

Deja un comentario