España: Cataluña reduce un 41 % los casos de pacientes que toman medicamentos de más

/imag/efe/2016/12/27/20161227-12452954w.jpg

Barcelona, 27 dic (EFE).- El Institut Català de la Salut (ICS) ha reducido en un 40,8 % las redundancias terapéuticas, es decir, los casos de pacientes que toman medicamentos que son equivalentes entre sí, gracias al estándar de calidad de prescripción farmacéutica (ECPF), una herramienta implantada hace 15 años.

El uso del ECPF entre los profesionales de la sanidad pública catalana ha pasado del 23,5 % en el 2000 al 86,7 % de 2015 y ha conseguido frenar unos 7.600 casos de polimedicación -pacientes que toman cuatro o más medicamentos- y unos 3.300 casos de contraindicación entre varios fármacos.

El 2013, el Departamento de Salud puso en marcha el Proyecto Esencial, que pretende acabar con algunas prácticas clínicas, como la prescripción de medicamentos que no aportan ningún beneficio o la sobremedicalización.

Un caso habitual de sobremedicalización se da con los inhibidores de la bomba de protones, como el omeprazol, que se recetan muy a menudo, hasta el punto de que el 11,6 % de los pacientes atendidos en las consultas de atención primaria del ICS los toma, un porcentaje que sube hasta el 49,2 % en el caso de los mayores de 75 años.

Varios estudios han alertado que hay un abuso de estos inhibidores, que reducen la producción de ácido en el estómago y previenen las úlceras gástricas, pero cuya administración en dosis elevadas o durante un período prolongado provoca un aumento del riesgo de sufrir fracturas óseas y reduce la absorción de la vitamina B12.

Según el ICS, del total de prescripciones de estos medicamentos realizadas en sus servicios de atención primaria a personas mayores de 75 años el 31 % son inadecuadas, un porcentaje que aumenta hasta el 51,8 % entre toda la población adulta y que, por suerte, se ha ido reduciendo con el tiempo, ya que hace un año era cercano al 55 % y a principios de 2014 superaba el 60 %.

El ICS también ha avisado de que al 13,3 % de los hombres mayores de 50 años sin patología prostática se les prescriben las pruebas del antígeno prostático específico (PSA), un marcador del riesgo de cáncer de próstata, que varios estudios han demostrado que aporta más efectos adversos que beneficios.

La cantidad de hombres a los que se ha solicitado un análisis del PSA sin indicación se ha reducido, ya que hace un año eran el 15,8 % y, a principios de 2015, representaban el 17,5 %.

 

Origen: España: Cataluña reduce un 41 % los casos de pacientes que toman medicamentos de más

Deja un comentario