EEUU: En Miami empresarios venezolanos demandan por estafa a empresa argentina OCASA

Por: Maibort Petit /@maibortpetit

De acuerdo a una demanda interpuesta en la Corte del Circuito 11 del condado de Miami Dade, la empresa argentina OCASA habría cometido una estafa para apoderarse, de manera fraudulenta, de los contratos de la trasnacional francesa SANOFI.

Sede de Ocasa, la empresa demandada por estafa en Miami
Un documento de 77 páginas, sometido a consideración de la Corte del Circuito 11 del Condado de Miami Dade, en el estado de la Florida, pone al descubierto un supuesto esquema de estafas y fraudes cometidos por el conglomerado de servicios logísticos de origen argentino, Ocasa, cuyos resultados afectarían de manera directa una serie de proyectos que tiene previsto desarrollar la transnacional francesa de investigación y desarrollo farmacéutica SANOFI‎ en Latinoamérica.
Según el documento, la empresa americana WHS Group, constituida por los empresarios venezolano americanos William De León y Silverio González, procedió a demandar a Ocasa por la presunta comisión de varios delitos, entre los que destaca la estafa, a propósito del irrespeto a contratos que le aseguraban importante participación en la relación comercial con Sanofi‎.
La demanda señala que a partir del año 2013, los empresarios suscribieron con la operadora argentina una serie de contratos de servicios destinados a explorar y concretar contrataciones con firmas farmacéuticas en el ramo de distribución y almacenamiento, fletes de venta y ensayos clínicos, para fortalecer el desarrollo comercial de Ocasa.
En el documento se lee que la empresa WHS Group habría logrado la buena pro y la contratación de servicios de ensayos clínicos, en un proceso que inició en marzo de 2014 y que llevó a una exitosa licitación en agosto del mismo año.
Los documentos refieren que la empresa americana obtendría el 15 por ciento del total de las facturaciones de Ocasa con la firma francesa Sanofi.
Denuncian los demandantes que OCASA desconoció los derechos acordados en el contrato y, de manera paralela, cesó las comunicaciones  y  desalojó a WHS Group de la oficina que ocupaban dentro de las instalaciones de Ocasa-Miami.
Asimismo, la demanda señala que OCASA negó el acceso a las operaciones de la empresa WHS Group en Argentina a partir de febrero de 2015.
En el documento se acusa a la empresa argentina de violar las normas de Non Circumvention al enviar a los gerentes comerciales de Ocasa a procurar directamente contratos de ensayos clínicos en distintas partes del mundo. La suma de delitos generó la demanda que exige resarcir las pérdidas, que alcanzan varias decenas de millones de dólares, y el posible freno a los desarrollos de importantes planes de la farmacéutica francesa en beneficio de la salud pública en el cono sur.
En la querella judicial, los empresarios González y De León reportan que en diciembre de 2014, junto a representantes americanos y europeos de la operadora Ocasa, participaron en una reunión con la Directora Mundial de Ensayos Clínicos de Sanofi, Anne De’Jean. De esta reunión derivaron la revisión de los protocolos sobre la mudanza de la planta de ensayos clínicos de Sanofi hacia Ocasa en Argentina y los‎ planes para el desarrollo de un HUB de vacunas que en su primera etapa favorecen la salud pública de Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay.
La relación comercial entre Sanofi y Ocasa arrancó formalmente a principios de 2015, luego de la mudanza de la planta de ensayos clínicos y el trabajo en pro del centro de vacunas, en cuyos procesos intervinieron plenamente tanto el personal de Ocasa como los empresarios González y De León, explica el documento.
En su demanda contra Ocasa, los representantes de WHS alegan que la operadora logística desconoció desde el mismo inicio de operaciones con Sanofi los derechos que les otorgan los contratos de servicios, y procedió a lo que pudiera considerarse un costoso hurto, en el que también cuentan los años de trabajo y los costos implícitos en la tarea de promover a Ocasa y organizar todos los procesos de su relacionamiento con Sanofi.
En la demanda se identifica a Aldo Rodríguez como el gerente de mayor rango en Ocasa de Estados Unidos y a Federico Colella como el gerente corporativo de la transnacional, quienes‎ habrían decidido premeditadamente ‎el presunto fraude contra su aliada WHS Group, dice el documento.
Igualmente, la querella asegura que los citados ejecutivos de Ocasa evadieron por más de un año la entrega de todas las comunicaciones, facturas y otros elementos probatorios,  hasta que se tramitó  oficialmente la demanda en mayo de 2016.
En el pliego legal se señala que González y De León, que tienen en su poder documentos suscritos con Ocasa, en los que queda claro que su participación en los asuntos para los que la operadora sea contratada por Sanofi, abarcan cualquier territorio del mundo y que tal derecho será invocado con severidad en una eventual fase de juicio.
Dice el documento que las medidas que se desprendan de la acción judicial afectará la sensible operación de Sanofi desde Argentina para el cono sur y cualquier otra región del mundo.‎
La demanda dice que en la actualidad la farmacéutica Sanofi  está desarrollando proyectos de vacunas para enfermedades que han llegado a ser endémicas para todo el subcontinente, como el dengue y otras afecciones.

Los demandantes dice en la acción legal contra la operadora logística Ocasa que esa empresa debe respetar y cumplir sus‎ compromisos contractuales a fin de que también cumpla con la salud pública del cono sur y del mundo entero, para la que trabaja en investigación y desarrollo una de las más importantes corporaciones farmacéuticas, como es la francesa Sanofi.

La demanda será considerada en los primeros meses de 2017, aunque aún no se ha fijado la audiencia en el calendario de esa instancia judicial.

 

Origen: Venezuela Política : En Miami: Empresarios venezolanos demandan por estafa a empresa argentina OCASA

Deja un comentario