El edulcorante aspartamo bloquea una enzima intestinal lo que podría provocar diversas enfermedades

Un estudio ha hallado que el edulcorante aspartamo podría ser el disparador de diversas enfermedades, la obesidad entre ellas, ya que bloquea la actividad de una enzima intestinal.

Un equipo de investigadores del Hospital de Massachusetts encontró un mecanismo que explica por qué el uso de aspartamo (sustituto del azúcar) podría no promover la pérdida de peso sino todo lo contrario, además de ser el disparador de diversas enfermedades.

Los autores del estudio observaron cómo un producto que surge de la descomposición del aspartamo, la fenilalanina, interfiere con la acción de una enzima llamada fosfatasa alcalina intestinal (FAI) que actúa como previsora del síndrome metabólico. El síndrome metabólico son un grupo de síntomas asociados con la diabetes tipo 2 y la enfermedad cardiovascular.

También mostraron que ratones que recibieron aspartamo en su agua ganaron más peso y desarrollaron diversos síntomas del síndrome metabólico, que ratones alimentados con dietas similares pero carentes de aspartamo.

Ya un estudio de 2013 se había advertido que los ratones que mantenían niveles normales de la enzima FAI podían prevenir el desarrollo del síndrome metabólico, aún con dietas ricas en grasas. Incluso en casos de ratones que ya sufrían de síndrome metabólico era posible reducir los síntomas aumentando los niveles de esta enzima.

Se sabe que la fenilalanina inhibe la acción de la enzima FAI, y el hecho de que la fenilalanina se genera cuando se digiere aspartamo, llevó a los investigadores a preguntarse si estas propiedades inhibidoras podrían explicar la falta de eficacia del aspartamo.

La investigación

En una serie de experimentos los autores observaron que la actividad de la FAI se redujo notablemente cuando dicha enzima fue agregada a una solución que contenía aspartamo, pero permaneció sin cambios cuando fue agregada a una solución que contenía azúcar.

La FAI se produce principalmente en el intestino delgado, en este sentido, los investigadores encontraron que una inyección de una solución de aspartamo en segmentos del intestino delgado de ratones redujo significativamente la actividad de la enzima. En contraste, la actividad de la FAI permaneció sin cambios en segmentos intestinales inyectados con una solución salina.

Para representar mejor los efectos del consumo de bebidas u otros productos que contienen aspartamo, los investigadores siguieron cuatro grupos de ratones durante 18 semanas.

Grupo 1: Dieta normal y agua con aspartamo

Grupo 2: Dieta normal y agua sola, sin aspartamo

Grupo 3: Dieta alta en grasas y agua con aspartamo

Grupo 4: Dieta alta en grasas y agua sin aspartamo

Los ratones del grupo 1 y 3 consumieron una cantidad de aspartamo equivalente a dos latas de refresco diario.

Al final del estudio, estos fueron los resultados más relevantes:

a.) Mientras que había poca diferencia entre los pesos de los dos grupos alimentados con una dieta normal, los ratones con una dieta alta en grasas que recibieron aspartamo ganaron más peso que aquellos que sólo tomaron agua pura.

b.) Los ratones de ambos grupos que recibieron aspartamo tuvieron mayores niveles de azúcar en sangre, lo que indica intolerancia a la glucosa.

c.) Ambos grupos que recibieron aspartamo tenían niveles más altos de la proteína inflamatoria TNF-alfa en su sangre. Dicha proteína está asociada con el síndrome metabólico.

d.) Los ratones que recibieron aspartamo se mostraban más ansiosos con la comida, con más avidez por comer, esto obviamente está asociado con un aumento en el consumo de calorías.

Dichos resultados pueden ayudar a explicar por que el uso de este tipo de edulcorante es contraproducente. Si bien no se pueden descartar otros mecanismos subyacentes, estas investigaciones muestran claramente que la fenilalanina, procedente del aspartamo, bloquea la actividad de la FAI, independientemente de otros factores.

Referencia:

https://www.sciencedaily.com/releases/2016/11/161122193100.htm
Origen: El edulcorante aspartamo bloquea una enzima intestinal lo que podría provocar diversas enfermedades | Web Salud

Deja un comentario