Los medicamentos ya no están en los anaqueles

img-20161202-wa0000Por Dayana Chediak

Karim Kababe farmacéutico y representante de este gremio en la ciudad de Acarigua, Estado Portuguesa, fue entrevistado por vía telefónica por el profesor Eduardo Samán, en el programa Arsenal Terapéutico por Play 95.5 FM, con motivo a que el primer día del mes de diciembre se celebra el día internacional del farmacéutico.

Kababe expresó que en el Estado portuguesa se planificó celebrar la semana del farmacéutico, en la cual lleva una amplia programación, así mismo  el día domingo se realizaron jornadas deportivas, los días martes y miércoles se efectuaron jornadas de actualización y crecimiento profesional con la participación de ponentes reconocidos a nivel nacional, y el día jueves se efectuó la misa y el almuerzo entre el gremio para la conmemoración.

En la programación de la semana del farmacéutico, el día miércoles se abordó el tema de que el profesional de la farmacia debe volver aplicar las receturas, debido a que los productos terminados ya no están en los anaqueles a razón de la problemática del país,  comento Kababe y a la vez enfatizó de la necesidad de volver a rescatar esta práctica, que se refiere en transformar la materia prima en medicamentos, para ofrécela a los pacientes.

Kababe comentó que en la transformación de materias primas para obtener medicamentos, también se realizan en fármacos de adultos para transformarlos en dosis para los niños, ya que el farmacéutico es el químico que tiene los conocimientos necesarios para realizar estas prácticas.

Para elaborar las receturas Kababe expuso que se necesitan divisas, debido a que la mayoría de las materias primas para elaborar las fórmulas son importadas, y las que provienen del país son pocas para poder cubrir la demanda de salud y atender las enfermedades patológicas, por esto hizo un llamado al gobierno a que se aboque en esta problemática y liberen las divisas para poder producir.

Por último hizo un llamado a los farmacéuticos, en la cual mencionó que tienen la bandera de la salud, de no descuidar a la comunidad, y sobre todo los conocimientos de cómo transformar la materia prima a medicamento.

Deja un comentario