Día Panamericano de la Farmacia, 1º de Diciembre

Cada 1ro. de diciembre se conmemora la realización del primer Congreso latinoamericano de la profesión, que tuvo lugar en Cuba en 1948, instituyéndose en esta fecha el “Día Panamericano de la Farmacia”.

farmacia cuba

Cuba fue la sede del Primer Congreso Panamericano de Farmacia, que desde 1948 marcó un avance en la realidad sanitaria del continente. La importancia de ese encuentro, que cimentó las bases de la farmacia como parte del sistema de salud de nuestros países, se recuerda cada 1° de diciembre, cuando se celebra el DÍA PANAMERICANO DE LA FARMACIA.

En ese año, en La Habana, profesionales de las tres Américas se reunieron para delinear los fundamentos de la profesión y del ejercicio práctico de la disciplina, con las particulares características y desafíos que presenta en nuestro continente. Desde ese encuentro, los farmacéuticos festejan su día panamericano, cada año con nuevos desafíos en el horizonte.

Orígenes y Federación

En sus orígenes, allá por los tiempos de la civilización egipcia, la actividad farmacéutica estaba ligada tan íntimamente al ejercicio de la medicina que la preparación de las drogas corría a cargo de la misma persona que diagnosticaba y suministraba los tratamientos. Con el correr de los siglos surgieron las boticas y los boticarios, con sus recetas magistrales y locales rebosantes de todo tipo de preparados, desde mandrágora a animales embalsamados, hierbas, azufre, pócimas, almizcle, morteros, balanzas y redomas.

A nivel continental, con el correr del tiempo se fueron fortaleciendo las instituciones para contener la profesión. La primera fue la Federación Panamericana de Farmacia y Bioquímica (FEPAFARBIO), creada para promover los postulados aprobados en la Carta de La Habana. Estos principios de ética fueron reformados en diciembre de 1951, en Lima, Perú, con la denominada declaración de la Farmacia de América y, en Caracas, Venezuela, en 1969, mediante la Carta Fundamental de la Farmacia en América.

El 16 de noviembre de 1994, durante la asamblea realizada en Buenos Aires, la FEPAFARBIO modificó su nombre, adoptando a partir de entonces el nombre de Federación Panamericana de Farmacia (FEPAFAR).

Recientemente, la Federación Farmacéutica Internacional (FIP), concretó la realización del Congreso Mundial de Farmacia, conjuntamente con la realización del XXI Congreso Farmacéutico Argentino, el Congreso de la Federación Panamericana de Farmacia y el Congreso de la Federación Sudamericana de Farmacia en la ciudad de Buenos Aires.

Se representa a Higía como una muchacha alimentando una serpiente.

LA DIOSA HIGÍA Y LA COPA DE HIGÍA

Higía (en griego antiguo “salud”) o Salus en la mitología romana era una de las hijas de Ascelpio, hermana de Yaso y Panacea; era la diosa de la curación, la limpieza y la sanidad, mientras que su padre estaba relacionado con la medicina. De su nombre deriva la palabra “higiene””. Adquirió significado propio alrededor del siglo V a.C., ya que hasta entonces era un epíteto más de la diosa Atenea.

Aunque Higía había sido objeto de un culto local desde al menos el siglo VII a.C., no empezó a ser conocida fuera de este espacio hasta que el famoso Oráculo de Delfos la reconoció tras las plagas que devastaron la ciudad de Atenas en los años 429 y 427 a.C. y Roma en el 293 a.C. Así entonces, sus principales templos se encontraban en Epidauro, Corinto, Cos y Pérgamo.

Pausanias señaló que en el ascelpión de Titane, en Sición (fundado por Alexanor, nieto de Ascelpio), las estatuas de Higía se cubrían con cabellos de mujeres y prendas babilónicas. Según algunas inscripciones, estas mismas ofrendas eran realizadas en Paros.

Arifrón de Sición, un artista sicionio del siglo IV a.C., escribió un célebre himno en honor a esta diosa. Artistas como Escopas, Briaxis o Timoteo, entre otros, esculpieron estatuas de Higía. Se la solía representar como una joven muchacha alimentando una gran serpiente enroscada en torno a su cuerpo. A veces, la serpiente bebía un recipiente que portaba la diosa. Estos atributos fueron adoptados después por la diosa de la curación galo-romana Sirona.

copa de higia 1

La copa de Higia es uno de los símbolos internacionales más conocidos de la profesión farmacéutica. Se la ha utilizado al menos desde 1796,  en una moneda acuñada por la sociedad parisina de Farmacia. Se trata, concretamente, de un símbolo que muestra una serpiente enroscada en una copa o cáliz. La serpiente representa el poder, mientras que el cáliz es el símbolo del remedio.

La serpiente sagrada es la que va a infundirle la dynamis, la virtus que transforma la posis (bebida) en pharmakon (el medicamento).

Origen: 1º de Diciembre. Día Panamericano de la Farmacia

 

Declaración Original

Boletín de la Oficina Sanitaria Panamericana (OSP) 27 (2), feb. 1948

Descargar (PDF, 216KB)

Deja un comentario