Contacto sexual con parejas nuevas y duchas vaginales provocan infecciones a la mujer

antonella-deponte
Dra. Antonella DePonte

Por: Dayana Chediak.

Antonella DePonte, médica con especialidad en obstetricia y ginecología, conversó sobre el origen, síntomas, tratamientos y medidas que deben tomar las mujeres para evitar las infecciones vaginales, en el programa Arsenal Terapéutico conducido por el profesor Eduardo Samán y transmitido por Play 95.5 FM, el pasado miércoles a las 9:30 am.

Las infecciones vaginales son la primera causa de consulta ginecológica por las mujeres y se debe al desequilibrio del pH de la vagina, en la cual existen diferentes tipos como la vaginosis bacteriana, tricomoniasis y la más común es la candidiasis vulvovaginal, caracterizada por presentar prurito, ardor y flujo blanco grumoso, para determinar el origen de estas infecciones se diagnostican por medio de un examen clínico, además cada que una tiene un síntoma particular, explicó la doctora Deponte.

La doctora mencionó que las mujeres tienen el concepto de que la vagina debe ser lavada por dentro, sobre todo después de las relaciones sexuales y la menstruación, también la de aplicar las duchas vaginales cuando se tiene una infección, este procedimiento sin duda es erróneo ya que puede provocar que la infección mute, además del barrido de la flora vaginal, dando paso a que agentes patógenos traspasen la cavidad del útero, lleguen a las trompas de falopio y provoquen enfermedades de inflamación pélvica.

La vagina tiene un pH ácido entre 3,8 y 4,5 la gran mayoría del tiempo, esto se debe a que hay una bacteria denominada lactobacilo, además que existen otras colonias de hongos, estos microorganismos tienen la función de proteger la vagina, en la cual se forma una barrera y evita que penetren agentes patógenos que provienen de otros orificios cercanos o agentes externos, expresa DePonte

La doctora recalca que el pH vaginal se puede alterar por muchas razones, no solo los lavados vaginales causan vulnerabilidad a infecciones, sino también el sexo con una nueva pareja debido a la exposición a una flora bacteriana no habitual, en este caso la vaginosis bacteriana no se considera una enfermedad de transmisión sexual (ETS) y el tratamiento lo recibe únicamente la mujer.

En las infecciones vaginales se aplican los tratamientos correspondientes debido a su origen, señala la doctora DePonte y explica que cuando es producida por hongos se recomienda el uso de antimicóticos vía oral y vaginal, esta medicación se prescribe de manera combinada o única cuando la infección es no complicada, la especialista resalta que el medicamento tópico debe decir vía vaginal y evitar las infusiones como manzanilla o vinagre ya que están contraindicados debido a que es similar a las duchas vaginales.

Entre otros tratamientos para las infecciones vaginales se encuentra los probióticos, estos son  microorganismos vivos conformados por lactobacilos, que se utilizan para recolonizar la flora bacteriana de la vagina cuándo está ha sido borrada a causa de una infección y sólo debe aplicarse bajo una indicación médica, señala DePonte.

Entre las recomendaciones de la doctora Deponte está en utilizar jabones ácidos para mantener el pH genital, ropa íntima de algodón blanca y no la de encaje, evitar el uso de toallas diarias sobre todo las que son perfumadas y lo más importante es mantener una higiene vaginal.

Para mayor información sobre infecciones vaginales pueden localizar a la doctora Antonella DePonte en el Centro Comercial Concresa, en la Unidad Clínica de la Mujer Integral Cala, para lo cual pueden llamar al 0212-9776666, o por medio del  Instagram @dra.antonelladeponte.

Deja un comentario