México: Farmacias de barrio víctimas de grandes cadenas

Competencia. Las grandes cadenas farmacéuticas que se extienden por toda la ciudad han provocado que las farmacias de barrio poco a poco desaparezcan, comenta el empresario José Solorio.
Empresario farmacéutico asegura que la llegada de grandes compañías y la llegada en su momento de Farmacias de la Gente, mermaron a los independientes

Entre los giros de negocios locales que fueron víctimas de las grandes cadenas, están las farmacias de barrio, hoy a lo mucho existen 25, cuando en sus mejores años, llegaron a existir cerca de 100 en Saltillo.

Una de las farmacias independientes que actualmente sigue funcionado es Farmacias Solorio, fundada hace 35 años, la cual le apostó a la comercialización de medicamentos genéricos intercambiables para seguir subsistiendo en el mercado.

Su propietario, José Solorio Gutiérrez, empezó a trabajar en 1962 para Farmacias Benavides, luego dejó esa cadena y fundó en 1981 su propia farmacia, la cual sigue operando hasta el día de hoy.

Recuerda que en su tiempo, las farmacias independientes formaron la integradora Farmacias Unidas de Saltillo, mediante la cual compraban directamente a los laboratorios y con ello lograban también ofrecer descuentos importantes a los clientes.

Pero a partir de 1996, empezaron a llegar las farmacias de cadena y poco a poco la venta fue bajando y años después, las Farmacias de la Gente también los afectó, toda vez que se ubicaron cerca de estas últimas, a pesar de que ese programa de Gobierno solo tuvo una duración de 2.5 años.

La competencia más fuerte fue con las grandes cadenas de farmacias, al día de hoy, son 25 las farmacias independientes que aún existen (de casi 100 que llegaron a existir); asimismo de las 20 que participaron en la integradora de Farmacias Unidad de Saltillo, quedan solo Farmacias Solorio, Farmacias La Perla, Farmacia Puente y Farmacia María Auxiliadora.

Sin embargo, para seguir existiendo, tuvieron que dejar de vender mucho medicamento de marca, (hoy un 90% son genéricos intercambiables), lo que permite tener un margen de utilidad más alta y con ello, competir con las grandes cadenas porque en determinados medicamentos se puede ofrecer hasta un 50% de descuento.

Añadió que “la diferencia y lo que nos ha sostenido en el mercado, es la experiencia que tenemos en el giro, ya que somos farmacéuticos de más de 30 años, lo que no le pasa a las farmacias de cadena, tienen mucha rotación y sus empleados son prácticamente despachadores, a veces no le dan una orientación adecuada a sus clientes”.

De la campaña “Cómprale a Saltillo”, Solorio Gutiérrez comentó que es un buen proyecto siempre y cuando se tome en cuenta también a las farmacias independientes que también pueden ser proveedoras de medicamentos al Municipio.

En un dos por tres…José Solorio Gutiérrez, farmacéutico independiente, comenta su historia como empresario:
> 1962 empezó a trabajar para Farmacias Benavides
> 1981 inicia su propio negocio con Farmacia Solorio
> Dos sucursales llegó a tener a la fecha
> Participó en la integradora Farmacias Unidad de Saltillo
> Hoy, subsiste en el mercado gracias a la venta de medicamentos genéricos intercambiables.

Origen: Farmacias de barrio víctimas de grandes cadenas | Vanguardia

Deja un comentario