El nuevo fármaco para prevenir el VIH, ¿objeto de polémica en la sanidad española?

Tras su recomendación en Europa, tanto profesionales como pacientes esperan el abordaje de su implantación en España. Hasta el momento se emplea en EE.UU., Canadá, Francia y Australia.

ANDRÉS LIJARCIO | Madrid

Hace aproximadamente dos semanas que la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés) recomendó la concesión de la autorización de comercialización en la Unión Europea para emtricitavina/tenofovir disoproxil, comercializado con el nombre de Truvada, como profilaxis pre-exposición (PrEP) para prevenir el VIH mediante una pastilla para adultos que lleven a cabo prácticas de riesgo.

Las autoridades sanitarias deben valorar en los próximos meses la inclusión del medicamento en España

El fármaco se trata del primer medicamento recomendado para reducir el riesgo de infección por el virus en personas que no tienen el VIH como parte de una estrategia global de prevención. Sin embargo, este fármaco no es nuevo, ya que fue autorizado por la Unión Europea en 2005 en combinación con otros medicamentos antivirales como tratamiento para adultos con VIH.

En España, recientemente el Grupo de Estudios del SIDA (GeSIDA), perteneciente a la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), ha elaborado las primeras recomendaciones sobre Profilaxis Pre-Exposición (PrEP) en adultos para la prevención de la infección por VIH en España. En este documento han participado más de una veintena de expertos. Sin embargo, las administraciones sanitarias aún no han tomado cartas en el asunto debido, entre otros motivos, a la falta de formación de un Gobierno estable.

En Reino Unido las autoridades sanitarias consideraron no sufragar el medicamento

En todo el mundo, la PrEP se emplea sólo en los países de Estados Unidos, Canadá, Australia y Francia. En el caso de Reino Unido, estos días ha sido objeto de polémica, ya que las autoridades sanitarias consideraron que sufragar el medicamento no era su responsabilidad. Ahora, sin embargo, la justicia ha determinado lo contrario. El Tribunal Superior de Londres sostiene que el fármaco de prevención del VIH debe ser financiado por el Servicio de Sanidad Pública de Inglaterra (NHS England).

El caso concreto fue llevado ante la justicia inglesa por una organización de lucha contra el sida, National Aids Trust, después de que el NHS manifestara que no podía asumir la financiación de la profilaxis pre-exposición (PrEP) contra el VIH. Ante este panorama, tanto profesionales sanitarios como pacientes permanecen expectantes sobre cómo se abordará la situación a partir de ahora en España.

Origen: ConSalud

Deja un comentario