Olimpiadas: Otro lío con el dopaje para empezar

Adel Mechaal, plata europea en 5.000, no viajó a Brasil por ausentarse en tres controles, como estaba previsto, y aguarda en España una decisión

ORFEO SUÁREZ Enviado especial Río de Janeiro
@OrfeoSuarez

Si en Pekín fue la ciclista Maribel Moreno y en Londres, Ángel Mullera, España vuelve a sufrir una nueva controversia con el dopaje nada más empezar en Río, a propósito de las ausencias en los controles en que debía presentarse el mediofondista Adel Mechaal, plata en 5.000 metros en el último Europeo. En concreto, tres, suficientes para ser suspendido. A la espera de sus justificaciones en dos de ellos, no viajó a Brasil el día cuatro, como estaba previsto, y aguarda en España una decisión de los organismos deportivos.

La Agencia Española Antidopaje y la IAAF fueron quienes requirieron al atleta, nacido en Marruecos pero nacionalizado español, su localización para realizar dos controles, en diciembre del pasado año y en enero. Mechaal comunicó que se encontraría en Calogne, donde reside, en diciembre, y en Elgoibar, el 24 de enero, para disputar el cross de la localidad. La misma solicitud le hizo la IAAF, para el 16 de julio, y el atleta comunicó que estaría en Font Romeu, concentrado.

En el primer caso se ausentó, según fuentes próximas a Mechaal, por olvido, pero en las dos siguientes afirma tener justificación. No acudió a correr a Elgoibar, siempre según el atleta, por una lesión. Recibió la llamada de quien debía realizarle el control en el AVE. El atleta le dijo que lo podrían hacer en otro lugar, pero fue inútil. Era su segundo ‘missed test’. Comunicó lo sucedido a la Federación.

Tampoco se encontraba Mechaal en Font Romeu cuando acudieron a realizarle el tercer control, porque había aparecido la oportunidad de acudir a una reunión atlética en Heusden-Zolder, en Bélgica. Entonces intentó notificar el cambio en el sistema informático Adams, pero asegura que no pudo por problemas técnicos. Dice que tiene como testigo al atleta David Bustos, con el que compartía habitación. Éstas son las justificaciones que el atleta ha trasladado al jefe de la delegación española de atletismo, José Luis De Carlos, que las trasladará a los organismos implicados para obtener la autorización para ser acreditado y participar en los Juegos. La exclusión se produce a partir de tres ‘missed tests’. El presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, por su parte, también busca una solución a esta controversia que vuelve a empañar al deporte español inoportunamente.

El polémico episodio es, no obstante, diferente al de Maribel Moreno, que dio positivo por EPO en un control realizado nada más llegar a Pekín. La ciclista, ruborizada, confesó: “Me han pillado”. En el caso de Ángel Mullera, en Londres, no se produjo un positivo, sino que el Consejo Español de Disciplina Deportiva, a instancias del Consejo Superior de Deportes, abrió un expediente al atleta por los correos que había intercambiado con un técnico, denunciados a la Federación de forma anónima, en los que le recomendaba productos prohibidos, entre ellos EPO. Mullera, finalmente, recurrió su exclusión al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que le autorizó a participar.

Origen: ELMUNDO

Deja un comentario